? Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas emiten «Declaración de Veracruz»

0
39

Los empresarios reunidos en la XXV Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas, llevada a cabo los pasados días 5 y 6 de diciembre en Veracruz, emitieron una serie de conclusiones, con el objetivo de realizar sus aportes e hicieron entrega de la misma al Embajador Francisco N. González Díaz, Director General de Proméxico, quien las recibió a nombres del Presidente de la República Mexicana, anfitrión de la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

 

Francisco J. Funtanet Mange, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, afirmó que «este tipo de encuentros son fundamentales para entender y atender los retos de la economía de la región. Yo saludo el trabajo en conjunto logrado durante estos dos días, que nos permiten generar estrategias para atender los retos y amenazas que nos son comunes a los países Iberoamericanos, en una agenda compartida».

 

En el evento organizado por la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos y la Confederación Patronal de la República Mexicana, en coordinación con la Organización Internacional de Empleadores y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, se discutieron los temas en torno a 4 objetivos principales: “Educación y Capital Humano”; “Emprendimiento y Crecimiento Económico”; “Apuesta por la Innovación Empresarial en la Región” y “Pleno Respeto a la Libre Iniciativa Empresarial, la Propiedad Privada y la Seguridad Jurídica”.

 

En “Educación y Capital Humano” se busca la creación de empleos con una colaboración estrecha entre las organizaciones empresariales, el sistema educativo y el Gobierno en el diseño de políticas educativas, las cuales han de responder a las expectativas de la persona y la sociedad, así como las necesidades de las empresas y del mercado de trabajo.

 

En ese sentido, la educación debe enfocarse desde dos líneas principales, la primera centrándose en mejorar la calidad de la educación para elevar el conocimiento de la población, y la segunda en la capacitación laboral pertinente del talento humano y su correlación con las necesidades de la persona y la empresa que las empleará.

 

Por parte del “Emprendimiento y Crecimiento Económico” los líderes de la región se pronuncian por impulsar el diseño de políticas económicas para favorecer el desarrollo económico y social como uno de los principales elementos para elevar el nivel de vida de las sociedades y propiciar el crecimiento a mediano y largo plazo.

 

En ese tenor, se abogó para que los Gobiernos adopten las medidas necesarias para fomentar el espíritu emprendedor a lo largo de la vida educativa, intensificar los esfuerzos para facilitar un entorno favorable al desarrollo empresarial, facilitar el acceso al financiamiento para emprendedores, establecer incentivos que promuevan el emprendimiento de la empresa privada, difundir casos de éxito de nuevos emprendimientos formales y canalizar los esfuerzos de los nuevos emprendedores hacia las cadenas de valor.

 

Como tercer punto, la “Apuesta por la Innovación Empresarial en la Región” busca que el apoyo a la investigación, al desarrollo y a la innovación sean los ejes de las políticas de los Gobiernos a través de dos vías en una estrategia conjunta: política de innovación de las empresas, y utilización de mecanismos públicos de apoyo a la investigación, desarrollo e innovación.

 

El último objetivo “Pleno Respeto a la Libre Iniciativa Empresarial, la Propiedad Privada y la Seguridad Jurídica”, se habló sobre el compromiso indispensable que deben de tener todos los Gobiernos de Iberoamérica para reconocer y asegurar el pleno respeto a la libre iniciativa empresarial y a la propiedad privada, como presupuestos de la existencia de empresas sostenibles.

 

Lo anterior, debido a que el buen funcionamiento del sector privado requiere de la existencia y la aplicación de normas jurídicas claras y estables que den seguridad al empleador y promuevan un buen clima de negocios.

 

En este tema, los Presidentes de las Organizaciones Empresariales de Iberoamérica expresan su preocupación por 6 puntos fundamentales: las medidas populistas que continúan atentando contra la promoción de las inversiones nacionales o extranjeras de la región; el deterioro institucional en la región que redunda en una mayor inseguridad jurídica; la corrupción en todas sus formas, la impunidad y la necesidad de mejorar la transparencia en la gestión pública y las capacidades de auditoría social a los presupuestos públicos; la falta de confianza empresarial, que redunda en una disminución de la actividad económica y en menos oportunidades para la sociedad; la importancia de que se fomente la libre iniciativa empresarial y la propiedad privada como principales motores del crecimiento económico; la necesidad de la creación de un compromiso con la democracia que pueda generar elecciones libres, informadas y competitivas; la vigencia plena del estado de derecho y el respeto a los derechos humanos.

 

Con la participación de líderes empresariales de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, España, Portugal y México, los Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas adquirieron entre otros los compromisos de preservar espacios de encuentro, realizar seguimiento a los compromisos adquiridos, así como establecer un sistema de solidaridad gremial en torno a los temas sensibles y comunes a las naciones de la región.

 

Se acordó realizar un seguimiento a los compromisos antes mencionados, así como los que se mencionan a continuación:

  1. Preservar estos espacios encuentro y especialmente el valor de entrega de contribuciones, a modo de conclusiones, a los jefes de Estado y de Gobierno.

 

  1. Intensificar el impacto mediático que supone reunir a los Presidentes de las Organizaciones Empresariales más representativas de Iberoamérica.

 

  1. Realizar un seguimiento anual de los compromisos adquiridos. Explorar la posibilidad de organizar un próximo evento en Madrid con ocasión de la Conferencia Anual de la OIT, en el mes de junio.

 

  1. Poner en marcha un paquete formativo en comunicación y liderazgo para dirigentes empresariales, con el apoyo del Instituto de Formación de CEOE, para aquellas organizaciones empresariales que estén interesadas en beneficiarse o poner en común su experiencia en este ámbito.

 

  1. Establecer un sistema de solidaridad gremial para aquellas organizaciones empresariales más afectadas por entornos institucionales y políticos hostiles al desarrollo empresarial. Utilizar a estos efectos las herramientas de comunicación, una web específica de organizaciones empresariales de la región y un sistema de newsletter, en colaboración con la CEOE y la OIE.

 

  1. Desarrollar, de acuerdo con la Declaración firmada, redes locales de aprendizaje en el marco de la iniciativa GAN emprendida por la OIE y la OIT.

 

  1. Explorar la posibilidad de organizar otro encuentro Iberoamericano en Madrid, con ocasión de la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT en junio del 2015, para continuar con un diálogo propositivo y constructivo entre los líderes empresariales de las naciones iberoamericanas.

Raúl Rodríguez Márquez, Vicepresidente de CONCAMIN, expresó el beneplácito de la industria confederada nacional, por haber sostenido una jornada intensa de trabajo en los diferentes paneles acerca de temas transversales que inciden en los países de Iberoamérica, y que se tradujeron en los documentos del acuerdo de Veracruz.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí