Anuncian Feria de Corpus en Izúcar de Matamoros

0
13

El Ayuntamiento de Izúcar anunció la Tradicional Feria de Corpus Christi, que se llevará a cabo en el Zócalo Matamorense, del 2 al 17 de junio del año en curso, y que contará con una diversidad de eventos artísticos, culturales, exposiciones artesanales y juegos mecánicos.

Durante la inauguración, que se realizará el 2 de junio, participará la Banda Santiaguito, además de la presencia de grupos musicales y juegos pirotécnicos. Al respecto, el Edil de Izúcar Carlos Gordillo, destacó el hecho de que se preserve la tradición de la Fiesta de Corpus; “Esta feria es una de las festividades que los totonacas realizan desde antes de la Conquista. Se trata de una fiesta de resonancia regional”.

Recordó que durante la noche del Jueves de Corpus (7 de junio), cientos de espectadores asisten al montaje, en la cual se muestra al mundo el arte, cultura, tradición y folclor del pueblo totonaca. En algunos lugares los danzantes aún se preparan con ayunos y abstinencias, denotando claramente las Raíces Místicas de la Danza. Durante el Corpus, aparte de asistir a la iglesia, la gente acude a disfrutar de todo lo que forma parte de la feria.

Izúcar de Matamoros es sin lugar a duda una región que siempre ha figurado por su riqueza cultural, por su gente, sus tradiciones y costumbres, y su incomparable Feria de Corpus Christi, la cual es de carácter religioso y envuelve a la ciudad de un misticismo, a donde el olor a incienso impregna el desfile multicolor de los grupos de danzantes que ataviados con sus coloridas vestimentas los cuales lleva a cuestas toda una cultura recorren las calles en procesión durante el día mayor de esta festividad.

La feria de Corpus Christi se pierde en los andares del tiempo; es muy impredecible saber con exactitud la fecha exacta en que inicia esta celebración, ya que no existen datos que indiquen su inicio.

La festividad se remonta antes de la llegada de los españoles, ya que tiene mucho que ver con el calendario solar y los cambios de estaciones es decir de acuerdo al calendario prehispánico que los regia cada 65 días se llevaba a cabo el cambio de estación y precisamente durante el cambio en la segunda estación los totonacas veneraban a sus dioses como la lluvia, el trueno, el sol ya que sabían de la cercanía de este cambio climático que les traería para si mismos la riqueza de la tierra la abundancia y la prosperidad, por ello era de suma importancia el realizar dichas reverencias y tener contentos a sus dioses.

La tradición de celebrar el jueves de Corpus o día de las mulas, como es conocida en algunas regiones del país, fue introducida en México por los evangelizadores europeos, algunas versiones aseguran que desde 1529 ya se efectuaba dicha solemnidad. Pasó el tiempo el tiempo y en 1560, la fiesta era conocida por la alegría de la gente y la fastuosidad con la que se hacía la procesión. Daba inicio desde la catedral y transitaban por todos los rumbos de la ciudad, en la celebración participaban cientos de habitantes de los barrios de la Nueva España.