Ayuda humanitaria y Objetivos de Desarrollo Sostenible no figuran en agenda mundial

• El 70% de los desastres están relacionados con el clima: López Acuña. • Al término del 2015 había 65 millones de personas desplazadas, hoy la cifra alcanza los 70 millones: Daniel López.

0

En el marco de los trabajos realizados en la Red Juntos 19s, la Universidad Iberoamericana Puebla, a través de la Coordinación de Desarrollo Comunitario, llevó a cabo el encuentro El paradigma de la ayuda humanitaria internacional y los ODS, el cual contó con la participación del Dr. Daniel López Acuña, ex director de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La presentación estuvo a cargo de la Mtra. Aurora Berlanga Álvarez, directora del Centro Intercultural de Reflexión y Acción Social (CIRAS) de la IBERO Puebla, quien agradeció a los presentes el poder coincidir en este tipo de espacios y reflexionar sobre cómo solucionar problemas que nos aquejan como sociedad.

“Sin duda, este encuentro nos ilumina el camino y nos da esperanza de que juntos podemos hacer mejor las cosas. Nada de lo que se construye se hace solo, va todo en equipo” destacó la Directora del CIRAS.

Acto seguido, el Dr. Daniel López Acuña comenzó su presentación, la cual giró en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y Acción Humanitaria. Sobre los ODS apuntó que estos se aprueban en todos los países –desde septiembre de 2015 en la Asamblea de Naciones Unidas-; “los 193 países establecieron 17 objetivos divididos en 169 metas y 304 indicadores”.

Lo anterior sirvió para definir los marcos de cooperación internacional, los cuales giran en torno a cinco ejes: humanidad, planeta, prosperidad, paz y desarrollo sostenible. Igualmente, señaló los 17 ODS: terminar con la pobreza en todas sus formas, así como con el hambre y alcanzar una seguridad alimentaria, asegurar vidas saludables y promover el bienestar en todas las edades, y preservar la educación incluyente, equitativa y de calidad.

Generar igualdad de género, agua limpia y saneamiento, energía accesible, trabajo decente, construcción de infraestructura resiliente, reducción de brechas de desigualdad, hacer ciudades y sitios seguros, asegurar patrones de producción, cambio climático, conservar mares, protección de ecosistemas, promoción de sociedades incluyentes, y fortalecer los medios de implementación y revitalizar la alianza mundial.

El ex Director de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la OMS, comentó que algunas debilidades que tiene esta Agenda se muestran en no contar con fechas límites claras para el cumplimiento de los objetivos y metas; “se estima que sólo 30 de las 169 metas son mesurables, por lo que hay que encontrar elementos de medición reales, y no tender a ideales y generalidades”.

En este sentido, el Dr. López Acuña señaló que la mayoría de las metas usan valores absolutos en lugar de brechas relativas, lo que nos sitúa ante una visión crítica que nos impulsa a definir mejor los quehaceres por hacer.

“De aquí que los retos por delante sea la necesidad de formular agendas mundiales regionales, nacionales y locales, de transformación profunda. Desgraciadamente los países más poderosos no están tomando muy en serio esta cooperación para el desarrollo” expresó el Dr. Daniel López.

Por ende, el experto en ayuda humanitaria destacó la urgencia de que cada objetivo pueda traducirse a las distintas situaciones sociales y políticas de cada región, pues esto no puede ser un molde que se aplique por igual. “Mientras no se defina cómo se llamará a cuentas a los países que no contribuyan a este trabajo, será imposible generar una transformación real al respecto”.

En un segundo momento, el especialista habló de la agenda humanitaria y los desafíos que enfrenta el mundo. Inició con los desastres naturales como efectos del cambio climático, siguió con los conflictos y las luchas civiles que están generando un sufrimiento sin precedentes, lo cual conlleva un alto número de graves violaciones a los derechos humanos.

Finalmente, destacó que la raíz del problema viene del alto número de desastres y, por ende, el número de víctimas y daños materiales. “Cada año, 221 millones de personas se ven afectadas anualmente por desastres naturales”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.