Con Sabina, un robot de servicio con capacidad de atender a pacientes en rehabilitación, INAOE participa en RoboCup 2012

0
23


Santa María Tonantzintla, Puebla.- Sabina es un robot de servicio basado en una plataforma PatrolBot que puede interactuar con humanos en ambientes como una oficina o una casa. Los científicos esperan que en un futuro cercano este tipo de robots de servicio sean una realidad y puedan apoyar a los seres humanos en distintas tareas tanto en el hogar como en el trabajo.
Sabina es el proyecto con el cual el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) participa en RoboCup 2012, la competencia de robótica más importante en el mundo, que se llevará a cabo en el World Trade Center de la Ciudad de México del 19 al 24 de junio.
Este proyecto de investigación es desarrollado en el Laboratorio de Robótica del INAOE. Sabina competirá específicamente en la categoría RoboCup@Home. A simple vista, consta de motores, llantas, un sensor láser, una videocámara, un micrófono, una laptop y un Kinect. Su diseño y construcción involucran algunas de las disciplinas más avanzadas de la robótica, la inteligencia artificial y la computación. Y Sabina no es sólo un robot de servicio, ya que el equipo del INAOE le ha integrado además capacidades para que apoye en la rehabilitación de pacientes que se recuperan de ataques cerebro-vasculares.
En breve entrevista, el Dr. Eduardo Morales Manzanares, coordinador de Ciencias Computacionales del INAOE y uno de los líderes del Laboratorio de Robótica, explicó que Sabina consta de varios módulos generales como construcción de mapas, localización y navegación, reconocimiento y seguimiento de objetos y de personas, e interacción humana con base en gestos, movimientos y palabras.
Los robots de servicio, añadió, tienen la finalidad de ayudar a personas en distintos ambientes, ya sea en una oficina, en un hogar o en un consultorio: «Los robots de servicio ya son una realidad, hay robots que aspiran casas, limpian albercas o cortan el pasto. Pero deseamos llegar al punto en que los robots ayuden en diferentes tareas, y que se adapten a distintos ambientes y a las necesidades de cada usuario, y eso aún está muy lejos.»
Sabina, apuntó el Dr. Morales, es un proyecto que comenzó hace cinco años aproximadamente. Su antecedente es el robot Markovito: «Estos proyectos son abiertos porque siempre hay nueva tecnología, nuevos algoritmos, nuevo equipo y nuevas ideas, y se pueden hacer mejoras a los robots constantemente». Con Markotivo el INAOE ya participó en competencias en México, Austria y Turquía.
En RoboCup@Home, Sabina tendrá que salir bien librada de distintas pruebas. El Dr. Morales explicó que las tareas de RoboCup@Home requieren que el robot sea capaz
de navegar de forma segura en su ambiente, reconocer personas, interactuar
con ellas y poder seguirlas, y reconocer y tomar objetos, entre otras: «Además, hay pruebas abiertas y nosotros demostraremos que Sabina puede apoyar a una persona en su rehabilitación. Nuestra finalidad es hacer un buen papel, ya que RoboCup es muy competitivo».
Además del Dr. Morales, participan en el proyecto el Dr. Enrique Sucar Succar, Director de Investigación del INAOE, y un equipo de jóvenes entusiastas capitaneados por Patrick Heyer, asistente de investigación del Laboratorio de Robótica del INAOE a cargo de integrar los elementos y módulos del robot.
Para Patrick Heyer el mayor reto de participar en RoboCup es mostrar a las personas lo que son los robots y lo que es la robótica en la actualidad: «La gente espera ver algo completamente distinto, y queremos cambiar la idea que la sociedad tiene acerca de los robots».
Los otros jóvenes del equipo de Sabina son: Miguel Palacios, quien participa en la construcción de mapas; Ángel Ocaña, quien colabora en el desarrollo de la arquitectura de software y en la navegación; Juan Antonio Herrera Mendoza, quien trabaja en la integración de distintos módulos, y Juan Manuel Oropeza, quien está cargo de comunicar el sistema de rehabilitación para pacientes con el robot.