lunes , noviembre 23 2020

Con triple disco celebran 150 años de Batalla de Puebla

Para conmemorar el 150° aniversario de la Batalla del 5 de mayo de 1862, en la que el Ejército Mexicano de Oriente derrotó en Puebla a las fuerzas francesas, la Fonoteca Nacional del INAH editó un disco triple: el número 53 de la Colección Testimonio Musical de México, el cual fue presentado en la última jornada de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Los cantos para conmemorar siglo y medio de la Batalla de Puebla (1862-2012), es un desfile de géneros e intérpretes que rinden tributo a México. La mayoría de estos cantos de época nos describen personajes, personalidades y actitudes, errores y acciones exitosas que decidieron el rumbo de nuestra historia, señaló Benjamín Muratalla, subdirector de la Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), durante la presentación de los tres discos compactos.

La selección de las 27 piezas musicales que integran dos de los tres discos, estuvo a cargo del historiador Antonio Avitia Hernández, autor de la serie de libros Corrido histórico mexicano, voy a cantarles la historia (1997).

Para la edición, explicó Avitia, “se remasterizaron discos de 33 revoluciones por minuto y además se hicieron tres ensayos de investigación histórica, que ubican tanto los acontecimientos históricos y su trascendencia, así como el origen de todas las composiciones. Como ya teníamos los materiales, no nos llevó más allá de cuatro meses la investigación, incluidos los arreglos, la remasterización y la grabación”.

El tercer disco compacto, incluye la reedición de una grabación publicada en 1962 por la RCA Victor, con motivo del centenario de la gesta histórica. Se incluyen 11 grabaciones de canciones tales como: Mañanitas poblanas, China poblana, Marcha Zaragoza y ¡Qué chula es Puebla!, así como el poema 5 de mayo de 1862, de Gregorio Torres Quintero.

Galería de personajes en manojo de canciones

Antonio Avitia dijo que para celebrar el 150 aniversario de la Batalla de Puebla “estamos en tiempo y forma” y agregó que, para la realización de la compilación musical de las 27 canciones, se tuvieron que grabar tres piezas que no se encontraban en archivos musicales. Se trata del Corrido de los Tulises, el Corrido de Manuel Lozada y Las mañanas de Juárez; en las tres piezas participó la cantante Liliana Buneder y el guitarrista Pablo Romero Gil.

El Corrido de los Tulises, explicó, narra las relaciones de complicidad de unos bandidos del orden común, que asolaron Zacatecas y Durango, con los conservadores y la Iglesia católica que luchaban contra la República juarista.

En el caso de la canción de Manuel Lozada, agregó el especialista, escapa a la “historia oficial”, pues este personaje fue agrarista e indigenista, pero no estuvo en el bando liberal encabezado por Juárez. Mejor conocido como “El tigre de Álica” (1828-1873), durante la Segunda Intervención Francesa (1862-1867) combatió del lado del gobierno imperial y tuvo el apoyo de Maximiliano de Habsburgo.

Algunas de las grabaciones remasterizadas para esta edición son: La guacamaya, canción que celebra el triunfo de los liberales en los inicios de la Guerra de Reforma (1857-1861), en contra de Antonio López de Santa Anna. En cambio, las Mañanas de Juárez fue compuesta para narrar los pormenores de la estadía de Juárez en la ciudad de Zacatecas, el 22 de enero de 1867.

Otras canciones son El canto de la chinaza, El guajito y El telele que acoplan las burlas de los liberales contra los invasores en términos coloquiales de la época. Además se agregó la versión de los marineros franceses de la Legión Extranjera: Eugénie (Eugenia), compuesta durante la Intervención en honor de la emperatriz francesa Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III.

A decir del historiador Avitia Hernández, una “rareza” que incluye este disco es La Batalla del 5 de Mayo, un cover a una canción estadounidense (The Battle of New Orleans), interpretado por el grupo La Tropa Loca en los años 70, que celebra el triunfo de los republicanos sobre los zuavos franceses.

Quizás el caso más paradigmático del número 53 de la Colección Testimonio Musical de México, sea la canción La Paloma. Avitia destacó que esta pieza, escrita por el vasco Sebastián Yradier, fue una de las favoritas de la emperatriz Carlota. Después de la Intervención, y de que la Legión Extranjera abandonó el país, la melodía viajó con los soldados y mercenarios, y fue adoptada por los marineros alemanes; también fue interpretada por los judíos en el campo de concentración de Auschwitz.

Añadió que La paloma ha sido interpretada en países como Chile, Zanzíbar, Hawai, Alemania, Polonia y España, y fue grabada por Elvis Presley, Louis Armstrong, María Callas, Connie Francis, Mireille Mathieu, Dean Martin y Charlie Parker, entre muchos otros. Se estima que ha sido grabada más de 5,000 ocasiones. En el disco se incluye la versión, actualizada, de Eugenia León.

Además, esta producción de tres discos recoge en un pequeño libro tres ensayos de investigación histórica, que dan cuenta no sólo de la importancia de la fiesta cívica del 5 de mayo sino de sus implicaciones políticas y sociales en la conformación de la identidad nacional.

En el texto, la investigadora del INAH, Celia Salazar Exaire, reflexiona sobre la importancia de los principios jurídicos de “no intervención” y “soberanía nacional”, tan relevantes en la defensa encabezada por el gobierno de Benito Juárez.  Además, junto con el investigador Edgar de Ita Martínez, hace una crónica puntual de los festejos por el centenario de la Batalla de Puebla, que encabezó el presidente Adolfo López Mateos.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.