CONCAMIN: El establecimiento de una Política Industrial sentará las bases para lograr niveles de crecimiento económico

0
102

Francisco J. Funtanet Mange, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, afirmó que México requiere una Política Industrial, flexible y dinámica, como pieza clave para el fortalecimiento de nuestro mercado interno y contribuir a la construcción de un proyecto de país con desarrollo económico sostenible y dinámico.

«Necesitamos una Política Industrial que defina objetivos y establezca acciones concretas entre todos los involucrados, para obtener resultados que sean medibles en el mediano y largo plazo», señaló el líder de los industriales en México, al participar en la XLV Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO).
El crecimiento económico mexicano de los últimos 25 años no ha tenido la estabilidad ni el vigor necesario para cubrir las demandas de la población. En la pasada década de los sesentas, el crecimiento promedio anual de nuestro país fue de alrededor de 6.5 puntos porcentuales; en los setentas, osciló en 5.5%, y a partir de la década de los ochentas, con el inicio de la apertura de nuestros mercados, los índices de crecimiento económico promedio no sobrepasan los dos puntos porcentuales por década.
Esto se ha traducido en un crecimiento generalizado de la economía informal, pérdida de atractivo de nuestro país para captar Inversión Extranjera Directa, debilitamiento de nuestras empresas ante una férrea competencia con sus pares internacionales, y menor competitividad nacional, apuntó Funtanet Mange.
«Mientras otros países y regiones como la Unión Europea, Alemania, China, Corea, y en nuestro continente Brasil y Argentina ya han avanzado para fortalecer la capacidad de sus empresas ante estos escenarios, CONCAMIN continúa trabajando para hacer realidad la Política Industrial en México».
Francisco J. Funtanet Mange afirmó que son nueve grandes temas alrededor de los cuales la industria mexicana ha detectado oportunidades para el desarrollo industrial y económico del país:
• Energía y cambio climático. México debe garantizar a sus empresas y población en general el acceso a energéticos con precios y calidad competitivos, diversificar las fuentes de generación de energía y dar pasos decisivos en la protección al medio ambiente.
• Transporte. Es imprescindible el desarrollo de infraestructura, así como propiciar el encadenamiento de los diversos medios de transporte de mercancías, para garantizar eficientes tiempos de entrega y menores costos, que nos permitan aprovechar al máximo las ventajas competitivas derivadas de nuestra ubicación geográfica y la vecindad con el mayor mercado de consumo en el mundo, Estados Unidos.
• Normalización. Las normas se convertirán en un futuro no muy lejano en las únicas reglas para el comercio internacional. Por ello, es imprescindible avanzar en el cumplimiento de las normas mexicanas, así como su homologación con lineamientos internacionales.
• Simplificación y Desregulación. La simplificación de trámites y Mejora Regulatoria debe erigirse como un esfuerzo permanente en todas las actividades públicas del país, para eficientar costos y agilizar la creación y desarrollo de las empresas.
• Innovación. Promover el espíritu creativo de los mexicanos, garantizar los derechos de propiedad industrial, incentivar el registro de patentes y alcanzar una eficaz vinculación Academia – Industria, será la plataforma del progreso mexicano.
• Política Tributaria e incentivos fiscales. México requiere una auténtica transformación en materia hacendaria, no sólo fiscal, que agilice los trámites ante el fisco y propicie una base de contribuyentes más amplia, donde cada mexicano pague lo que le corresponda, pero además se eficiente el gasto público.
• Justicia Laboral y Seguridad Social. Una de las condiciones imprescindibles para el desarrollo del país, será encontrar mecanismos ágiles para la solución de controversias del ámbito laboral, que proteja los derechos de los trabajadores y al mismo tiempo preserve la capacidad productiva de las empresas, así como cubrir al máximo la seguridad social para todos los mexicanos.
• Competencia y Comercio Exterior. México es una de las naciones con mayor apertura comercial en todo el mundo. Por ello, debemos garantizar que nuestras empresas tengan plena capacidad de competir en el ámbito comercial. Los industriales mexicanos no buscan privilegios ni proteccionismo, tan sólo contar con las mismas condiciones que nuestros socios y competidores internacionales.
• Apoyo a Pymes y Compras de Gobierno. Se calcula que las micro y pequeñas empresas del país generan más del 98 por ciento de los empleos en México, y representan, por mucho la mayoría de unidades económicas. Por ello, CONCAMIN promueve acciones para su fortalecimiento, una de las cuales será aprovechar la capacidad de compra del sector público, así como incrementar el contenido nacional.
«Nuestro país vive un momento único en su historia: la voluntad política de los diversos actores involucrados está logrando acuerdos que en otro momento eran impensables. Por ello, los industriales consideramos que ahora es el momento para concretar las grandes transformaciones estructurales que requiere México, y expresamos nuestro respaldo al Gobierno de la República, así como a las distintas fuerzas representadas en el Congreso de la Unión, para continuar sentando las bases del progreso dinámico y sostenido de la economía y sociedad mexicanas», apuntó el Presidente de CONCAMIN.
Durante la reunión, además de otros representantes de la iniciativa privada en México y gobernadores del país, estuvieron presentes Mario López Valdez, Presidente de CONAGO y Gobernador de Sinaloa, así como Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México y anfitrión del evento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí