Descontrol en venta de armas en EU impide poner freno a masacres

0
28
  • El Mtro. Érick Fernández, internacionalista de la IBERO, analiza el sangriento incidente en Uvalde, Texas

Luego de ocurrida la más reciente masacre en Estados Unidos, ahora en Uvalde, Texas, el Mtro. Érick Fernández Saldaña, internacionalista de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, dijo que lo que se está atestiguando en distintas regiones de la Unión Americana es una continua sensación de inseguridad debida, entre otros factores, “a la venta indiscriminada de armas, sin mayores restricciones ni estatales ni a nivel federal”.

Fernández resaltó que, como dijera ayer (martes 24 de mayo) el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, es muy difícil enfrentar el lobby (cabildeo) de las armas, por más que haya una administración demócrata o republicana que se lamente cada vez que sucede una masacre. De hecho, “la realidad es que hay muy poca legislación que limite y reduzca  la venta de armas a su mínima expresión y con todas las restricciones”, subrayó el maestro.

A sólo diez días de acontecida otra masacre, en un supermercado en Buffalo, Nueva York, lo sucedido en Uvalde deja ver un continuum de este tipo de tiroteos, que seguirán ocurriendo mientras no existan mecanismos que restrinjan la compra-venta de armas, “sin duda, uno de los negocios más lucrativos en los Estados Unidos”.

Ciertamente, ayer mismo la Vicepresidenta Kamala Harris declaró que se debe poner un alto a dicha venta de armas, “pero sólo es un discurso que sigue imperando semana tras semana, mes tras mes, año tras año”, señaló el docente del Departamento de Comunicación de la IBERO, quien agregó que, al no haber ningún contrapeso real contra la venta de armas, la gente continúa teniendo éstas a su alcance.

En el caso específico de Texas, existe una legislación muy laxa para la venta y compra de armas, algo que no ataca ni atiende de forma directa Greg Abbott, gobernador de este estado, por lo que uno de sus principales opositores del Partido Demócrata, Beto O´Rourke, ha dicho, ya era para que el gobernador hubiera entregado su renuncia la tarde de ayer, rememoró Fernández Saldaña.

Lamentablemente, tan sólo en la última década, desde la matanza en 2012 en Sandy Hook (una escuela primaria en Newtown, Connecticut), “poco o nada ha cambiado en un país donde las armas siguen siendo un centro de atención importante”, concluyó el docente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí