sábado , julio 4 2020

Después de tundidos, aporreados

*No pueden sobrevivir poblanos a la pandemia

 

Izúcar de Matamoros, Puebla. Los habitantes de las comunidades campesinas del municipio de Izúcar de Matamoros viven momentos de zozobra y agobio, pues al enclaustramiento en sus casas debido a la pandemia, a la falta de recursos para sobrevivir y a la falta de apoyos alimentarios y sanitarios por parte de los tres niveles de gobierno, se les agrega la sequía que empiezan a padecer, informó Adrián Carvajal, dirigente antorchista en esta zona.

Agregó que, generalmente en mayo, empieza la temporada de lluvias con el registro de 7 a 8 días de precipitaciones pluviales. Sin embargo, en este año sólo una lluvia ha caído y “puras ventoleras” en la zona donde empiezan las estribaciones de la Sierra Mixteca. La temperatura media de la zona sur del municipio es de 24 a 25 grados para el mes de mayo. Sin embargo, los pobladores mencionan que la temperatura ha llegado hasta los 32 grados.

Don Fructuoso García Rincón, Inspector de la localidad de Jaltianguis, mencionó que “la gente se anotó para las despensas, pero ni el municipio ni el gobierno del estado parecen acordarse de que existimos, nos ordenaron quedarnos en casa, pero no tenemos comida, los niños están bajando de peso y se están poniendo muy flaquitos, nosotros cumplimos, pero las autoridades no nos han traído ningún apoyo, ninguna ayuda y así no se vale”.

Amador Vivar García, habitante de la localidad e integrante del grupo de Antorcha en Jaltianguis, dijo que empiezan a padecer los estragos del clima “con los chivitos y los animalitos, todas las reses enseñan el costillar y no tarda que se empiecen a morir de hambre, cada vez hay que caminar más lejos para conseguir comida y los animales ya no aguantan tanto, para darles alimento a las vacas ocupamos pacas de rastrojo, pero es muy caro adquirirlas, muchas veces el centro de la paca queda todo apoxcahuado (podrido), porque hacen la paca cuando todavía está verde, el tiempo de la siembra se acerca y si se siembra en seco, puede pasar que la semilla no aguante y no germine por la falta de humedad.

Adrián Carvajal señaló que la participación de la comunidad en la campaña de los trapos blancos que exigen un plan alimentario nacional para los más desprotegidos, se ha estrellado contra la indiferencia del gobierno de la cuarta transformación. No les han traído ninguna despensa y ahora tienen que soportar que sus pocos ahorros les rinden menos y ya se están acabando.

Los campesinos pobres han quedado olvidados del partido que los tomó como su bandera. El gobierno de AMLO los ha tundido y los ha aporreado. Esta realidad, que se le presenta cruda y descarnada al pobre, lo lleva a concluir que algo se debe hacer. El Movimiento Antorchista los llama a organizarse y luchar, si no quiere seguir siendo víctima de los políticos mentirosos.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.