miércoles , septiembre 30 2020

Destacan avances de niñas, niños y adolescentes que asisten al Centro de Rehabilitación Integral Infantil del SEDIF

Las clases de Lengua de Señas Mexicanas (LSM) que recibe en el  Centro de Rehabilitación Integral Infantil (CRII), perteneciente al  Sistema Estatal DIF, le están cambiando la vida a Francisco, un pequeño que padece de una discapacidad auditiva profunda, pero que ahora ya puede comunicarse con sus compañeros y profesores del segundo grado de primaria, destacó su madre Matilde Villanueva López.

La señora contó que cada miércoles su hijo recibe terapia de lenguaje, vocalización y reconocimiento de números.

“A mi hijo le gusta venir al CRII a sus clases de señas porque ha avanzado mucho. Por ello, invito a más padres de familia que estén en una situación similar a que se acerquen al DIF”, recomendó Matilde.

En la actualidad, en el CRII se atiende a dos grupos de niñas, niños y adolescentes que están aprendiendo LSM. Sus clases las reciben los miércoles de 12 a 14 horas y viernes de 9 a 10 horas, según informó la terapeuta Guadalupe Mora García.

Explicó que el principal problema que enfrentan los pacientes es la dislalia, padecimiento que consiste en un retraso en cuanto a la adquisición del lenguaje.

 “Si notan que su hijo no habla después de los dos años es necesario que busquen ayuda de un profesional porque ahí hay un problema que se tiene que atender”, detalló.

Citó casos de éxito como el de David, quien ha registrado un avance notable gracias al compromiso de sus padres.

Finalmente, Mora García dijo que en el CRII hay cupo suficiente para recibir a menores de edad con problemas de lenguaje, y los requisitos para darse de alta son: acta nacimiento del paciente, comprobante de domicilio y credencial de INE por parte de los padres y madres, y/o tutores.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.