Director de OMC advierte en México de tiempos duros para el comercio

0

El director de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, advirtió de tiempos duros para el comercio y el sistema en que se basa, en una exposición en el Senado divulgada.

El ejecutivo de la OMC se encuentra aquí en una visita oficial y se entrevistó con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Invitado a hablar en el Senado alertó que las tensiones actuales entre importantes actores comerciales están poniendo seriamente a prueba a toda la comunidad internacional y que estos tiempos están demostrando ser difíciles para el comercio y para el sistema de comercio.

Azevêdo aseguró que ‘los riesgos son reales y sus repercusiones económicas también lo son. Estamos siendo testigos de una desaceleración del crecimiento del comercio’.

Esta semana, dijo, ‘hemos publicado nuevas cifras sobre el comercio y nuestros economistas prevén que la tasa de crecimiento de volumen del comercio de mercancías caerá en 2019 hasta en 2,6 por ciento’.

Explicó que en 2018 el alza fue de tres por ciento, y en 2017 alcanzó el 4,6 por ciento, o sea, en dos años nada más salimos de un crecimiento de 4,6 por ciento para una perspectiva de crecimiento 2,6 por ciento, y esta es una mala noticia para todo el mundo, debemos responder a esta situación.

Azevêdo, hizo notar que entre los últimos acontecimientos positivos del panorama internacional, figura una firma del nuevo acuerdo comercial T-MEC, entre México, Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, apuntó el director general de la OMC, en otras esferas sigue habiendo retos importantes que también afectan a México. En interés de todas las partes, debemos trabajar para mejorar las perspectivas del comercio mundial y para revitalizar el crecimiento del comercio, y para ello estamos adoptando medidas.

Trabajamos de manera urgente para rebajar las tensiones, facilitamos el diálogo entre los miembros acerca de las cuestiones fundamentales complementando, por supuesto, los esfuerzos bilaterales y ayudando a los miembros a solucionar sus diferencias, agregó.

También se trabaja, subrayó, para reformar la arquitectura del comercio y ‘asegurarnos de que pueda responder a una economía en proceso de cambio’, y advirtió que sin la OMC ‘el mundo sería la ley de la selva’.

Imaginen un escenario en el que el comportamiento no cooperativo sea la norma, en que fuera posible aumentar los aranceles sin restricciones y sin aviso previo, y en que no existieran disciplinas comunes sobre las subvenciones, sobre los servicios o sobre la propiedad intelectual, ni foro para solucionar las diferencias comerciales, expresó.

Al respecto agregó que las empresas no tendrían certeza, la inversión disminuiría, el comercio también, lo mismo que el crecimiento y se destruirían puestos de trabajo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.