EE.UU. incrementará las deportaciones aceleradas de indocumentados

0

Washington.-El Gobierno de Donald Trump anunció su intención de ampliar las deportaciones aceleradas de inmigrantes irregulares imposibilitados de probar que han permanecido en Estados Unidos durante dos años o más.

Los sitios digitales The Hill y Politico indicaron que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicará la medida mañana en el Registro Federal.

En la actualidad, funcionarios de inmigración pueden usar la política de remoción acelerada para sacar del país, sin realizar una audiencia ante un juez de inmigración, a indocumentados que tras ingresar por tierra se encuentran a menos de 100 millas (160 kilómetros) de la frontera o solo llevan en el país menos de dos semanas.

Para quienes llegaron por mar, esa remoción rápida puede ocurrir en cualquier parte de la nación hasta dos años después del arribo a territorio norteamericano.

A partir de la expansión propuesta ahora, ese plazo de dos años también se aplicará a los inmigrantes que cruzaron la frontera de forma irregular y que se encuentran en cualquier lugar de Estados Unidos.

Según el documento que será publicado oficialmente este martes, la nueva designación permitirá al DHS ‘abordar de manera más efectiva y eficiente el gran volumen de extranjeros que están presentes en Estados Unidos de forma ilegal, sin haber sido admitidos o recibido libertad condicional’.

Además, busca garantizar la retirada inmediata de ‘aquellos que no tienen derecho a ingresar, permanecer, o recibir alivio o protección contra la deportación’.

De acuerdo con The Hill, esta medida, que seguramente enfrentará desafíos legales, autorizará a los oficiales de Inmigración y Control de Aduanas a determinar quiénes podrían ser deportados rápidamente sin tener que esas personas pasen por un proceso de remoción con grandes atrasos judiciales.

La ampliación de esta política es el más reciente paso dentro de los esfuerzos de Trump por reducir la inmigración a Estados Unidos, tanto la irregular como la legal, y sigue al anuncio realizado la semana pasada sobre severas restricciones para los solicitantes de asilo.

Con la medida dada a conocer el lunes anterior, quienes hayan residido o transitado por un tercer país en su camino hacia Estados Unidos no podrán pedir asilo en territorio norteamericano, lo cual golpea a todas las personas que atraviesan México para llegar a la frontera sur.

Además, Politico reportó el viernes que la administración Trump planteó la posibilidad de reducir casi a cero la admisión de refugiados en el año fiscal 2020, una propuesta que, de concretarse, significaría prácticamente un cierre de ese programa.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.