El embarazo en la adolescencia afecta la salud emocional: IMSS Puebla

0
17


La adolescencia es una etapa importante para el ser humano, ya que experimenta cambios psicológicos, biológicos y sociales; es en esta edad cuando el adolescente trata de encontrarse a sí mismo para alcanzar su madurez. Un embarazo en esa etapa puede afectar la salud emocional y psicológica de la persona.
La doctora María Eugenia Torres Castillo, psiquiatra del Hospital General Regional No. 36 «San Alejandro» del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Puebla, explicó que la vida de la madre adolescente (entre 12 y 18 años) cambia por completo ya que desde esa edad adquiere un rol de adulto que termina por desencadenarle problemas de tipo emocional como frustración, depresión, ira, ansiedad y estrés.
La especialista mencionó que la gran mayoría de las madres adolescentes son solteras. Esta situación repercute de manera negativa en su hijo a través de maltratos y abandono por ser un hijo no deseado.
Las causas que frecuentemente influyen para que una adolescente inicie su vida sexual a temprana edad, son: falta de información, el no tener una imagen paterna, presión de los amigos o de la pareja, disfunción familiar, ser hijos de madres solteras, con mal manejo de límites o víctimas de violencia familiar.
Aunque es muy difícil para los padres de la adolescente aceptar la situación, es importante su apoyo para que pueda continuar estudiando y terminar su etapa lo más normal posible; así una vez que alcance la madurez, eduque de manera adecuada a su hijo.
La psiquiatra Torres Castillo mencionó que no es recomendable que los abuelos se responsabilicen complemente de los nietos, ya que la adolescente corre el riesgo de volverse a embarazar.
Es importante mencionar que si esta situación no es manejada adecuadamente, los hijos tienen probabilidad de repetir el patrón, es decir, si la madre es soltera los hijos podrían llegar a optar en el futuro por ser padres solteros.
La doctora explicó que uno de los objetivos del Programa PREVENIMSS es evitar los embarazos de alto riesgo, y entre ellos el embarazo del adolescente, por lo que a través de pláticas y asesorías se hace énfasis en la integración familiar y la comunicación con los hijos.
Del mismo modo se les enseña a los médicos en formación acerca del manejo, la sexualidad, el embarazo del adolescente y cómo deben abordarlo, con el fin de que se analice no sólo el aspecto físico sino también el aspecto psicológico y emocional.
Por último, la psiquiatra exhortó a los adolescentes a informarse para evitar embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual, tener una buena comunicación con los padres y que los padres se acerquen más a los hijos.