EL PAPA DE LOS POBRES

0
135

MARCELA JIMENEZ AVENDAÑO

Creo que ya nadie duda de la urgente necesidad que tiene la Iglesia Católica de una profunda reforma que la haga mucho más transparente, colegiada y castigue de forma más que severa a quienes de sus miembros encubran delitos y, por supuesto, ponga a disposición de las autoridades civiles a aquellos que violen la ley. El desprestigio y rechazo de que ha sido objeto se lo exigen.

Los escándalos de corrupción, pederastia, tráfico de influencias, malos manejos financieros, entre otros, que llevaron a Benedicto XVI a renunciar a su papado, obligan al nuevo Papa Francisco, antes Arzobispo Jorge Mario Bergoglio, a atender estos asuntos de manera prioritaria.  Pero no solo eso, habrá, a la par, de mostrarse especialmente sensible hacia las necesidades materiales de la mayoría de los seres humanos y contribuir hacia la unificación, la no discriminación y la inclusión de todos, considerando lo increíblemente desigual y enfrentado de este mundo.

Y todo esto no lo digo desde una perspectiva meramente religiosa, sino bajo el argumento de que todos los líderes de opinión debieran trabajar en ese sentido estratégico.  Y qué mejor que desde la Iglesia Católica que influye en alrededor del 18% de la población mundial– cuenta con cerca de 1200 millones de bautizados-.

Pero ¿qué le parece si hacemos una especie de ejercicio FODA para saber si este nuevo Pontífice está a la altura de los retos de la Institución que representa?:

FORTALEZAS

  • Es el primer Papa americano, aunque de padres italianos. De nacionalidad argentina, podríamos pensar que tendrá una mayor aceptación en América Latina, región con el mayor número de católicos en el mundo.
  • Su historial intachable y su ejemplaridad pública le ha llevado al reconocimiento de ser un hombre humilde, austero y sencillo -nunca ha vivido en la mansión eclesiástica de Buenos Aires sino que habita un cuarto céntrico sin grandes comodidades; se moviliza en transporte público y se prepara sus propias comidas-Hemos de aceptar que su forma de vida contrasta brutalmente con la riqueza y corrupción que ostentan muchos de sus colegas y que les ha traído el rechazo de sus propios fieles. México es un gran ejemplo de ello. De hecho, ¿no le pasó, querido lector, que en las charlas de café en nuestro país previo al Cónclave, NADIE se pronunciaba a favor de que uno de los nuestros fuese electo Papa?

OPORTUNIDADES

  • Pese a sus posturas conservadoras se le incluye dentro de los moderados, es decir, podría tender puentes entre una y otra corriente. Esto le permitiría, de querer, continuar con la limpia iniciada por Ratzinger pero de forma menos espectacular.
  • Mucho de su trabajo se ha concentrado en la labor social, de hecho es de destacarse la acusación de hipocresía que lanzó contra otros sacerdotes por “olvidar que Jesucristo bañó a leprosos y comió en compañía de prostitutas….En nuestra región eclesiástica hay presbíteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio”…..estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación. Y esa pobre chica que, pudiendo haber mandado a su hijo al remitente, tuvo la valentía de traerlo al mundo, va peregrinando de parroquia en parroquia para que se lo bauticen”…..“Jesús nos enseña el otro camino: salir a dar testimonio, salir a interesarse por el hermano, salir a compartir, salir a preguntar, encarnarse”…..clericalizar la Iglesia es hipocresía farisaica. La Iglesia del “vengan adentro que les vamos a dar las pautas acá adentro y lo que no entra no está”, es fariseísmo”.
  • Su flexibilidad en asuntos no dogmáticos le ayudarán a promover un sano y necesario diálogo interreligioso con líderes de otras creencias

DEBILIDADES

  • Tiene 76 años, lo cual nos dice ya no es un chaval, aunque recién alguien me dijo que al cumplir 60 se inicia la juventud de la adultez, de manera que bajo esta tesis, Bergoglio se encuentra en la medianía de la vejez.
  • Su salud se ha vuelto particularmente disminuida debido a su edad y a la extirpación de un pulmón que le hicieran en su juventud por problemas respiratorios.
  • Su tendencia es en algunos casos más bien conservadora, particularmente en cuestiones dogmáticas, lo cual se comprueba con sus posturas de rechazo absoluto al aborto aún en caso de violación, la muerte asistida, las adopciones por parte de homosexuales e incluso el uso de medidas anticonceptivas.
  • Se dice que es bastante tímido y de no muchas palabras, aunque es bastante adepto al uso de redes sociales.

AMENAZAS

  • Los críticos lo acusan de no haber enfrentado públicamente a la dictadura militar argentina cuando algunos sacerdotes fueron perseguidos y asesinados.
  • La deserción de miles de católicos por los escándalos en que se ha visto envuelta la grey católica.
  • La presión tanto de las corrientes conservadoras como liberales para hacerse de mayor presencia en la Curia romana.
  • Las traiciones y golpes bajos al interior de la Sede Apostólica que se hicieron más que evidentes en el corto Pontificado de Juan Pablo I y en la renuncia de Ratzinger.
  • El llamado “Vaticanleaks” del que aún no se conoce todo su contenido y que amenaza con la difusión de más documentos secretos que hablan de los graves “pecados” que se cometen tras sus puertas.

En conclusión podríamos decir que este nuevo Papa no tiene la increíble formación intelectual de su antecesor aunque no puede negarse que los jesuitas se cuentan de entre los más preparados; tampoco tiene el carisma y la juventud que tuvo Juan Pablo II para acercarse personalmente a los fieles de todo el mundo, pero su sencillez resulta sumamente atractiva.

Habría que preguntarnos ¿Será que mientras Benedicto destapó la cloaca de la podredumbre de esta Institución, el Papa Francisco viene a volver a darle sentido social a la labor pastoral de la Iglesia iniciando por su élite?. Calculo que el nombre que decidió como Pontífice va en ese sentido: servir a los más necesitados y alejar la imagen de opulencia del Vaticano tal como hiciera Francisco de Asis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí