domingo , marzo 7 2021

Elecciones 2021, ¿por quién votar?

David Santiago Bautista.-

Las elecciones de este año están cada vez cerca. Como siempre, por todos lados, abundan las publicaciones de artículos, fotos, videos y memes en las diversas redes sociales, en apoyo o perjudicando a algún partido. La campaña cada vez va en aumento. Los medios convencionales también están participando al informar sobre los movimientos visibles de los diversos partidos políticos. Quizás el más sonado sea la coalición “Va por México”, conformada por los partidos del PAN, PRI y PRD que, desde su formación, generó una ola de debates sobre lo correcto y viable de su unificación, puesto que históricamente han tenido y siguen teniendo diferencias en la ideología, y representan y luchan, cada quien por su lado, por diversos intereses económicos y sociales; es a raíz de la aparición de Morena y sus malos resultados, más el intento de concentrar todo el poder en una sola mano lo que obligó a estos partidos a luchar contra un enemigo en común, dejando a un lado, momentáneamente sus diferencias.

La coalición “Va por México” pretende ser ese frente común que acopie a toda la masa de inconformes con las políticas de la 4ªT, a todos los perjudicados por la 4T y, sobre todo, por la necesidad de ser el contrapeso político electoral que compita e impida así la mayoría a Morena en la Cámara de Diputados. Esta coalición pareciera ser hasta el momento la única opción para disminuir el poder que ostenta López Obrador, con la mayoría de Morena en Cámara de Diputados, en la que se aprueban las órdenes “del jefe” sin rechistar, aprobando las iniciativas del presidente. Estará en nuestras manos exigirle a la coalición un programa serio, con compromisos específicos, en el que se presenten alternativas de verdadera transformación para el desarrollo de nuestro país, pensando siempre y en primer término en los más pobres y vulnerables entre los mexicanos. Quedarnos con los brazos cruzados o volver a votar por Morena sería peor.

Y sobre la alianza, aun no formal y a nivel Nacional, de Morena, Partido Verde Ecologista, el Partido del Trabajo y Nueva Alianza, más los arrastrados que se sumen, representan al régimen actual. Sólo buscan, a cambio de prebendas, seguir en el poder a toda costa y de esta manera permitir que el presidente siga haciendo de las suyas, sin límites, y que todas sus ocurrencias se traduzcan en perjuicio del país, aunque sus seguidores no lo quieran ver así. En otras palabras, el estandarte será la ya muy desprestigiada Cuarta Transformación, que no ha transformado de manera positiva al país, y todos los malos resultados de sus miembros en algún cargo político lo demuestran ampliamente.

También resulta obvio, pero creo que merece la pena remarcarlo, el intento de comprar las conciencias de los miles de mexicanos en situación de pobreza, con el aumento del monto monetario en las becas de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, el aumento en las pensiones y el aumento en el salario mínimo. Todas estas “dádivas” no deben cambiar nuestra conciencia y nuestro objetivo primordial. Se quiere comprar nuestro voto con nuestro propio dinero.

También hay otro hecho que ha resaltado en los últimos días. El Consejo General del INE aprobó por la mayoría de sus integrantes, ordenar a López Obrador abstenerse de hablar sobre le proceso electoral actual en los actos públicos, esto también aplica para todos los servidores públicos. La medida es correcta, puesto que el presidente, al saber que su partido tiene probabilidades de perder la mayoría en la Cámara de Diputados (poder que le interesa mucho conservar) se dedicará, como ya lo ha venido haciendo en sus dos años de mandato, a perseguir, desprestigiar,  calumniar y denostar a todo aquél que piense diferente que él o, peor aún, a la oposición clara y definida; quiere influir, a toda costa, directamente en las elecciones despreciando todas las consecuencias legales que pudieran derivarse. Esperemos que el presidente dé alguna señal de espíritu democrático y acate la resolución del INE, pues de lo contario de resultar vencedora Morena, quedará en duda toda la elección que se avecina.

Por último, quiero decir que es hora de que el pueblo pobre comprenda que su esperanza se perdió con Morena, que apoyó a López Obrador por el supuesto cambio que prometió en el 2018, pero que ha resultado peor que los gobiernos anteriores, por el desabasto de medicamentos, los escándalos de corrupción de sus allegados, el aumento de la ola de violencia que golpea al país día con día, la perdida de miles de empleos, los recortes al PEF en obras públicas, el cierre de las guarderías, la desaparición del Fonden y el pésimo manejo de la actual pandemia, sólo por mencionar algunos ejemplos pues este espacio sería insuficiente. Es hora de cortarle al pulpo sus tentáculos más fuertes, no apoyando a ningún candidato morenista, pues de hacerlo seguiremos en las mismas o quizás en peores condiciones.

¿Entonces por quién votar? La respuesta es fácil, por el candidato que postule o apoye el Movimiento Antorchista. Los verdaderos luchadores sociales, que saben del problema del país, sin caer en la presunción, somos nosotros pues día con día salimos a visitar a las colonias y los pueblos más pobres, a organizar, a educar y a luchar hombro con hombro con el pueblo trabajador, para mejorar sus condiciones de vida. Además, en el terreno del análisis de la realidad nacional nuestros dirigentes, encabezados por el ing. Aquiles Córdova Morán, han demostrado en múltiples ocasiones tener la razón de cómo se debe de conducir al país. De escuchar los planteamientos de la organización y de obrar siguiendo sus planteamientos, evitaremos que se repita el error cometido en el 2018, es momento de empezar a quitarle a Morena las riendas del país, de no hacerlo seguiremos sin salir del hoyo en que nos encontramos.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.