Falta mes y medio para dar por terminadas las campañas a nivel local

0

Dentro de mes y medio, seis semanas, se darán por terminadas las campañas locales para elegir gobernador, diputados locales y 217 presidentes municipales con sus respectivos regidores y síndicos.

            Las campañas no han sido muy intensas que digamos, pues hay municipios donde ni siquiera han empezado o se han iniciados con diversos grados de dificultad.

            Ayer leímos en dos columnas políticas de la ciudad de México, que el PRI nacional, empezará a enviar los recursos necesarios a sus comités estatales para que los candidatos puedan implementar campañas exitosas.

            Cuando el partido retiene recursos destinados a las campañas políticas, entre los mismos priístas empiezan a correr rumores de que la cúpula partidista ya entregó la plaza de que se trate. En este caso de Puebla.

            Aquí informamos hace unos días, de lo dicho por el candidato al Senado por Morena, Alejandro Armenta, en el sentido de que la cúpula nacional priísta, había entregado ya la gubernatura de Puebla a la coalición PAN-PRD-MC, exactamente como se hizo con Blanca Alcalá, afirmó.

           Y Armenta Mier, fue dirigente estatal del PRI y sabe de lo que habla. Fue el coordinador de Blanca Alcalá en la campaña para la gubernatura del estado y al darse cuenta de las maniobras cupulares para entregar la plaza, renunció a dicha coordinación y si no hizo efectiva esa renuncia, fue a petición de la propia señora Alcalá, ahora embajadora de México en Colombia.

           El rumor que surge del mismo PRI, de que la plaza ya fue entregada, se da cuando el partido que fue el amo y señor del ruedo durante ocho décadas en el país, hace campañas flojas, mal coordinadas, que no demuestran la fuerza que ese partido siempre ha tenido. No fluyen los recursos y los priístas se desesperan.

           Según la información que empieza a fluir en medios nacionales, la situación que se vive en Puebla se vive en todo el país, pero eso ya va a terminar.

            Y es que si en los estados donde habrá elecciones federales y locales para cambiar los tres niveles de gobierno, como es el caso poblano, no se hace lo adecuado para ganar, tampoco podrá asegurarse el triunfo de las elecciones federales que comprenden Presidente de la República, senadores y diputados federales.

             Las campañas electorales como decía Napoleón respecto a las guerras, se ganan con tres cosas: dinero, dinero y más dinero.

             La democracia, decía Churchill, el primer ministro inglés de los años cuarenta (segunda guerra mundial) es un mal sistema de gobierno, y agregaba, pero no hay hasta ahora, uno mejor.

              Estamos viendo que la democracia tiene enormes defectos, entre ellos la necesidad de dinero y más dinero para ganar una elección, lo que provoca que la mayoría de los candidatos a puestos de gobierno nacional, estatal o municipal, deban tener recursos económicos en cantidad suficiente para sufragar muchos de sus gastos. Es decir, deben ser personas con cierto grado de enriquecimiento.

             Ahora que los aspirantes a un puesto de elección popular deben presentar su declaración de 3 de 3, resulta que todos tienen un patrimonio millonario y muchos son millonarios en serio, con residencias lujosas, incluso en el extranjero, lo que siempre resulta sospechoso, sobre todo si no hay explicación lógica para la integración de ese patrimonio.

              Bueno pues los priístas poblanos ya pueden estar tranquilos. Si la dirigencia de su partido ya va a empezar a bajar los recursos para las campañas, la sospecha de que la plaza ya fue entregada, empezará a perder credibilidad con el paso de las semanas que faltan para finalizar esta guerra cívica y el triunfo o la derrota dependerán de las buenas o malas campañas que se hagan, del trabajo que realicen los candidatos y sus equipos y de la confianza que logren despertar en los colaboradores.

             Haber juntado los procesos electorales en un solo día, para renovar los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) fue una idea que surgió de la derecha (PAN) en los tiempos de un gobierno derechista (Calderón) que en el pasado, durante las luchas entre liberales y conservadores, después de la Independencia, se libraron para determinar el rumbo que tendría el país: republicano o centralista.

              Ganó la corriente republicana liberal y por eso de conformaron los estados libres y soberanos, que determinaban cuando y cómo se realizarían las elecciones de sus autoridades en sus respectivos territorios.

              Con la propuesta del PAN, apoyada por la diputación priísta (el PRI-AN) prácticamente se termina con el régimen federal y se adopta, no totalmente, el régimen centralista. El pretexto fue el de ahorrar recursos, pero resulta que los procesos electorales, como el de ahora, resultan muchísimo más caros que antes y sobre todo, más problemáticos y riesgosos.

             Se han gastado miles de millones de pesos en la organización y realización de procesos electorales, en los que todavía el pueblo no confía y hay un enorme riesgo de que la etapa post-electoral, sea sumamente conflictiva.

            La elección de Presidente de la República o de gobernador estatal, tal vez no sea tan conflictiva, pues las cúpulas pueden llegar a acuerdos, pero la elección de más de 2 mil 500 ayuntamientos, puede provocar conflictos post-electorales difíciles de solucionar en el corto tiempo.

           El país vive momentos muy riesgosos por la inseguridad y la violencia que imperan en casi todo el territorio nacional; por la difícil etapa económica que estamos viviendo y por la confrontación electoral por la que estamos pasando. Si de los 2 mil 500 ayuntamientos que se elegirán, surge inconformidad en cien, doscientos o quinientos municipios, ¿se imagina lo que puede pasar? A los ciudadanos comunes y corrientes tal vez los tenga sin cuidado quien sea el presidente o el gobernador, pero sí tienen interés y mucho, quién será su presidente municipal. Ojalá y estemos equivocados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.