Fomenta SEDIF hábito de la lectura en Casa del Abue

- Más de 200 adultos mayores establecieron un récord en el Maratón de la Lectura

0

Como parte de su rehabilitación, luego de sufrir un infarto cerebral en 2005, el médico le recomendó a Alfredo Erasto, de 75 años, leer de manera constante para ejercitar su mente y recuperar el habla.

Por ello, desde hace 14 años, la lectura se convirtió en una forma de vida para el vecino de la Colonia 10 de Mayo de la capital poblana, cuyos textos predilectos son las novelas policíacas, biografías de personajes históricos y atractivos turísticos de diversas partes del mundo.

Alfredo fue uno de los 207 participantes del “Maratón Anual de Lectura” que hace unos días realizó la Casa del Abue, del Sistema Estatal DIF, con la única intención de que los adultos mayores tengan afición por las letras, adquieran más conocimientos y desarrollen su imaginación.

Acompañado por su esposa, de nombre Susana Santiago, Alfredo recomendó a los jóvenes fomentar su hábito por la lectura, pues así serán mejores personas.

“Ahora con los celulares la afición por la lectura se ha perdido entre los jóvenes; por ello necesitamos impulsarlos”, comentó al tiempo de mencionar que otras actividades que le gusta realizar en la Casa del Abue son el cachibol y la pelota tarasca.

A sus 70 años, Evelin Ibarra, también participó en el maratón, porque resaltó que a través de los libros siempre se aprenden “cosas interesantes”; además de que se convive con otras personas.

“Este evento me parece muy bien porque todos deberíamos de leer en algún momento. Hay demasiados temas y en lo particular a mí me gustan de cultura general, cocina y costura”, exclamó.

Evelin añadió que inculca tal actividad a su familia. Incluso, refirió que a su nieta de tres años -a pesar de que no sabe leer- le interesan los cuentos infantiles por las imágenes que tienen.

Al final del maratón que tuvo una duración de siete horas, el organizador José Morales, se sintió satisfecho por lograr un récord en el número de participantes.

“Al adulto mayor hay que darle la oportunidad para se desenvuelva, para que pueda actuar”, comentó al precisar que los participantes leyeron desde best seller, hasta publicaciones relacionadas con la prevención de adicciones, motivación personal y de valores.

Para mí, expresó don José, es una gran tristeza que México sea uno de los países que menos lee, cuando a través de la lectura podemos aprender y conocer las maravillas que hay en el mundo, podemos incrementar nuestro léxico y la posibilidad de dialogar con cualquier persona.

Finalmente, comentó que con frecuencia asiste a Casa del Abue junto con su esposa Yolanda Rangel. Ambos, coordinan diversas actividades en este inmueble ubicado en la 11 norte número 1818, en la ciudad de Puebla, el cual, está abierto de lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas y a diario recibe a cerca de 900 adultos en plenitud.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.