Gana Peña Nieto, pierde AMLO, Mota golpea, Quadri se divierte

0
15

El segundo debate presidencial resultó mucho mejor que el primero: menos acartonado, más flexible, menos lodo, más sustancia y lo principal, las definiciones. Enrique Peña Nieto se mostró más seguro, convincente, claro y contundente; aplomo, seguridad y dominio, son factores determinantes para darle el triunfo en este segundo ejercicio. Andrés Manuel López Obrador no pudo aprovechar la extraordinaria oportunidad, se ve cansado y en el arranque se notó aletargado; a todas luces le fallan los reflejos “Me aflojaron en terracería” dijo AMLO, quién expresó preocupación por convencer al público sobre algo que nadie le cree: no habrá escándalos, violencia y crispación después de las elecciones. Josefina Vázquez Mota infructuosamente trató de recuperar el segundo lugar, golpeando desde el inicio a sus tres adversarios con asuntos ya muy trillados; apareció más enojada y envilecida que de costumbre y no se deslindó de los gobiernos panistas. Gabriel Quadri de la Torre, sabiendo que nada tenía que perder, ni ganar, se la pasó divirtiéndose.
A pesar del impulso que el movimiento estudiantil le ha dado en las últimas cuatro semanas, Andrés Manuel López Obrador no ha logrado alcanzar al puntero Enrique Peña Nieto. La diferencia de las preferencias electorales entre ambos ronda arriba de quince puntos. La intolerancia de AMLO salta a la vista, denuncia, se victimiza y anticipa que le pretenden arrebatar el triunfo que le aseguran encuestas propias que nadie conoce. El conflicto poselectoral se vislumbra inevitable: un país rehén del rencor social de 2006 y de la desconfianza de AMLO a las instituciones.
La actitud rijosa de López Obrador quedó evidenciada al impulsar a los ultras y rompió la estrategia de atraer votantes moderados. Alejó a parte de los independientes y con ello dificulta revertir la diferencia que le lleva Peña Nieto. Fue un error estratégico importante, por la cercanía a la elección. Empero, en la recta final de las campañas, quedó al descubierto al auténtico AMLO:
? En Tercer Grado quedó manifiesta su soberbia, intolerancia e incapacidad de autocrítica.
? Revivió el espectro de 2006: no reconocerá resultado alguno si el pueblo no lo hace.
? Reitera que las instituciones no tienen valor alguno; todo está mal, hay que partir de cero.
? Los únicos periodistas honestos son los que le favorecen; los que no, son vendidos a EPN.
? Engañó a la gente cuando dijo por T.V. que estaba arriba de EPN con dos puntos.
? Mintió cuando dijo que tenía una encuesta que dice que va ganando por dos puntos.
? Manipula las encuestas de su diario Reforma para que inflen los resultados.
? Finge al mostrarse como víctima de una guerra sucia; cuando sucias tiene las manos.
? Falta a la verdad cuando asegura que no se va a reelegir, si gana la elección.
? Manipula los sentimientos de los pobres, cuando afirma que mucho le interesan.
? Miente al afirmar que no sabía nada de la cena en donde sus asesores pidieron $6MDD.
? Habla con mentiras cuando expresa que no perseguirá a Felipe Calderón; si lo haría.
? Falsea la verdad cundo dice que se prepara un fraude electoral.
? Miente cuando niega que hace años no ha visto a Bejarano y a su esposa Padierna.
? Es embustero al expresar que no busca la revancha y venganza con sus opositores.
? Engaña cuando no reconoce que sus operadores están detrás del movimiento anti Peña.
? Habla de diente para afuera, cuando promete que no habrá violencia si pierde.
? Eres ruin al enviar a los estudiantes por delante como carne de cañón, para que se peleen.
? Tampoco le importará que en los escándalos poselectorales se derrame sangre juvenil.
Esta noche el debate de candidatos presidenciales fue la última aduana oficial de la elección. Faltan tres semanas moviditas para que lleguemos al primero de julio, día de la votación. Mucho es lo que está de por medio.
Mónica Ruiz González
Analista
monicaruizgonzalez1@gmail.com