Gran Remate de Carnaval en Tlaxcala se llenó de orgullo, tradición y alegría

• Más de 300 bailarines animaron la jornada con la que cerró el ciclo de más de 40 días de carnavales organizados por el estado • En el marco de la conmemoración de los 500 años de la llegada de los españoles al centro del país

0

San Simón Tlatlahuquitepec, Tlaxcala. Motivos prehispánicos, religiosos, tradicionales y modernos se mezclan para hacer de los trajes de los danzantes del carnaval un arte: una virgen de Guadalupe, el logotipo de los Yankees de Nueva York; un lobo, una serpiente, una caricatura, flores y grecas de todos los colores; un calendario azteca y otros diseños bordados en lentejuela, chaquira y pedrería, adornan los trajes de terciopelo de los danzantes.

“Cada uno le da su personalidad, respetando las tradiciones”, dicen los miembros de la Camada Juvenil San Simón, que este domingo 21 de abril abrió el Gran Remate del Carnaval en su comunidad San Simón Tlatlahuquitepec, en el municipio de Xaltocan, en Tlaxcala.

Hombres y mujeres muy pequeños y también los de mayor edad danzaron como la tradición lo indica, sin que importara el sofocante sol que brilló toda la tarde. La vocación, inspiración y orgullo por su cultura fueron más poderosos que el calor, el cansancio y la sed.

La alegría y el honor por ser parte de la tradición se notaba en los rostros de quienes, desde hace más de 40 días, han bailado por una gran parte del estado como representantes de las costumbres de su pueblo.

“Participamos con gusto, con honor y compromiso”, afirmó Elizabeth Sosa, quien este año preside la Camada Juvenil por el lado femenino. Resaltó también que en esta comunidad los niños crecen con la ilusión de ser parte de las camadas, por lo que es difícil que una tradición así se pierda; Arturo Beristain, líder masculino, dijo a su vez que los danzantes están comprometidos en trabajar para que este tipo de manifestaciones culturales se den a conocer.

Seis camadas bailaron en total desde las 14:00 horas en esta gran fiesta. La pista la abrió la Camada Juvenil San Simón, seguida de la infantil. Participaron cuatro camadas más invitadas de otras comunidades cercanas para ser más de 300 bailarines durante la jornada que concluyó cerca de las 22:00 horas.

Con el Gran Remate se cierra el ciclo de más de 40 días de carnavales que se organizan en el estado de Tlaxcala y que este año, tuvieron como marco la conmemoración de los 500 años de la llegada de los españoles al centro del país.

Rocío Casariego, directora de Educación Intercultural y Bilingüe de la Dirección de Culturas Populares, quien acudió en representación de Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura, afirmó que “Tlaxcala es uno de los estados que tiene más viva la tradición no solo del carnaval, sino de la organización cultural de la comunidad, por lo que hacen un tejido social muy sólido y cohesionado. El significado del carnaval, además de ser una raíz histórica muy importante, le da sentido en lo más profundo a esta comunidad”.

Existen distintos tipos de camadas, divididas según la edad de los participantes. En todas las comunidades los de mayor edad instruyen a los jóvenes para que diseñen sus vestuarios y monten las danzas de acuerdo con las tradiciones de cada región.

En el caso de San Simón Tlatlahuquitepec, los trajes masculinos son una representación de los guerreros tlaxcaltecas y españoles, por lo que además del brillo de la pedrería, de cascabeles y lentejuela y la máscara con rasgos españoles, usan grandes penachos con plumas naturales; en conjunto la indumentaria suele pesar más de 12 kg y significa un desembolso de por lo menos 40 mil pesos.

En el vestido de las mujeres también hay bordado, las lentejuelas, chaquira y pedrería son parte tradicional; ellas participan en este festival desde 1968, aunque la tradición del carnaval surgió antes de 1760, según documentos históricos de la localidad.

“Es una de las demostraciones más entrañables de la cultura de nuestros pueblos de Tlaxcala. Son manifestaciones de la cultura, de la historia y de las ganas de los jóvenes por construir sus pueblos a partir de los recursos culturales más nobles y más grandes que tenemos, como son las artes: la música, la danza y la plástica que se ve en sus trajes”, afirmó Rocío Casariego.

En su oportunidad, Eugenio Sánchez Amador, presidente municipal, resaltó la importancia de estas manifestaciones culturales como parte de la conmemoración de los 500 años del encuentro de dos culturas, entre los españoles y los tlaxcaltecas.

Este año los carnavales del estado iniciaron el 28 de febrero. Camadas, comparsas y carros alegóricos de diversos municipios acudieron al centro de Tlaxcala para mostrar un poco de lo que se vería en cada comunidad; en fechas posteriores cada lugar realizó su desfile y baile, para terminar en estas fechas con el Gran Remate.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.