miércoles , enero 20 2021

IBEROFRENTEALCOVID crea equipo de monitoreo médico para maquiladoras

  • Se trata de un proyecto que permitirá monitorear la oxigenación y temperatura del personal de este sector industrial, en Tijuana
  • El objetivo es darle certeza a las personas más necesitadas con los aportes que da la tecnología
  • Es uno de los 35 proyectos que forman parte de la convocatoria ‘IBERO frente al COVID-19’, investigación colaborativa para la incidencia social



Con un avance del 80% en el desarrollo del prototipo, el software concluido y pruebas de comportamiento ya realizadas sobre el sistema, integrantes del proyecto de investigación Sistema modular de adquisición de temperatura corporal para control de ingreso del personal aplicado al sector maquiladora anunciaron que en los próximos días podrán llevarlo a las maquiladoras en Tijuana.

El propósito de este proyecto es contribuir con una solución tecnológica que permita alertar oportunamente a las personas sobre riesgos en su salud a partir del monitoreo de su capacidad de oxigenación y temperatura. Esto ayudará a evitar reacciones de alarma y, por tanto, de la asistencia selectiva de posibles pacientes de COVID-19 en los servicios de salud

El Dr. Luis Miguel Martínez, académico de tiempo completo en el Departamento de Estudios en Ingeniería para la Innovación (DEII) de la Universidad Iberoamericana, explicó que la industria en Tijuana representa alrededor del 2% del producto interno bruto del país; lo cual, tiene un efecto sensible en la economía, ya que hay muchas personas en situación de riesgo debido al cruce diario en la frontera, vinculado a los contagios en la zona.

“En el país, el número de personas contagiadas es mayor al que reportan las autoridades; en Tijuana sabemos que todavía es mayor por más que se esté evitando divulgar cuales son los niveles reales de contagio, precisamente por los efectos contrarios que ello pudiera traer a la economía”.

De la misma forma, la frontera permanece en un estado semipermeable, detalló el egresado en Ingeniería Electrónica y de Comunicaciones por la IBERO, de norte a sur existe todo el tráfico, de sur a norte, básicamente, sólo las personas que tienen nacionalidad americana o quienes trabajan en Estados Unidos pueden cruzar; esto aceleró la operación de las maquiladoras y uno de los problemas principales que tienen es el controlar que no haya una infección al interior.

Esto se logra mediante la aplicación de un procedimiento médico que se conoce como triaje y por recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se debe de medir la temperatura y hacer oximetría del pulso para detectar si alguna persona tiene alguno de los síntomas, así como la aplicación de un cuestionario.

“Con los principios y prácticas que tenemos en el DEII de la IBERO Ciudad de México y en la Dirección de Ciencia, Arte y Tecnología en la IBERO Tijuana, estamos desarrollando una pequeña estación de acceso a las maquiladoras, la cual registra la temperatura, permite llevar un registro que es muy útil para los médicos, levantar un cuestionario a los trabajadores y en caso de ser personas que puedan presentar un riesgo, son dirigidos a un área de inspección secundaria donde hay un médico que toma los signos vitales y hace un cuestionario a mayor profundidad, o sea, continúa con el triaje”.

Se trata de un sistema de telemedicina para el monitoreo de temperatura y oximetría para las empresas en Tijuana, sobre todo, las pequeñas, aquellas que no tienen una solución a la mano y mucho menos un departamento de investigación y desarrollo para poder enfrentar una necesidad tecnológica, abundó el maestro en Ciencias y doctor en Ingeniería por la Brunel University.

En el documento del proyecto se puede leer que existen en el mercado distintos sistemas de telemedicina dedicados al enlace de algunos de estos sensores con sistemas hospitalarios más complejos, los cuales son de costo elevado para la masificación requerida en una pandemia y de arquitectura cerrada.

También existen lecturas básicas de pulso, oximetría, entre otros con relojes y pulseras inteligentes, y otro tipo de gadgets que no cumplen con las certificaciones médicas requeridas.

Dado lo anterior, continúa el texto, la emergencia del COVID-19 requiere de un sistema con características que no existen en el mercado, y más aún disponibles en México y con el aval médico.

Por ello, el presente proyecto propone “construir un sistema modular basado en el paradigma de Internet de las cosas, que permita la lectura de oximetría y temperatura a distancia a un costo accesible. La idea principal es que el personal médico (usualmente del área de urgencias) entregue a una persona sospechosa de COVID-19 un kit de estos sensores cuando llegue al centro de salud y, con ello, comience un seguimiento a distancia de estos signos vitales.

Para Luis Miguel Martínez, el equipo de investigadores e investigadoras, entre ellas Anneliesse Margarita Crabtree Garcia y Karina Díaz Raya, más un grupo de alumnas y alumnos, ofrecerán con este proyecto a la industria maquiladora una ingeniería con sentido humano, una solución integral, una solución centrada en las personas que les permita tener una mejor calidad de vida y, eventualmente, transformar su realidad.

Concluyó que el objetivo es darle certeza a las personas más necesitadas con los aportes que da la tecnología.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.