miércoles , noviembre 25 2020

Imposible prescindir de la energía nuclear en el presente siglo

La energía nuclear es altamente cuestionada hoy en día por el lamentable incidente en Fukushima, pero a un año del terremoto de nueve grados y un tsunami con olas de 15 metros, “se puede afirmar que a pesar del trauma causado en Japón y su impacto en la opinión pública mundial resultará prácticamente imposible prescindir totalmente de ésta en el presente siglo”, aseveró el científico cubano Fidel Castro Díaz-Balart.
En la presentación de su libro “Energía nuclear. ¿Peligro ambiental o solución del siglo XXI?”, organizada por el Programa de Estudios Universitarios Comparados de la BUAP, el autor indicó que los argumentos que sustentan tal afirmación “se basan en el tiempo que lleva sustituir globalmente un sistema eléctrico basado en un tipo de combustible común, aproximadamente 75 años”.
La energía nucleoeléctrica, recordó, “creció a un ritmo del 15 por ciento entre 1979 y 1990. En 2010 los 427 reactores en operación distribuidos en 29 países, donde el 93 por ciento son de primer mundo, produjeron un total de 370 mil watts eléctricos que representó más del 14 por ciento de energía eléctrica a escala mundial. Siendo su contribución en algunas naciones de Europa cercana al 50 por ciento y mientras que en otros países fue en mayor medida”.
El profesor de la Academia de Ciencias de Cuba, explicó ante alumnos de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas que para sustituir la colosal cantidad de energía “se necesitaría la producción conjunta de los principales países”.
En este complejo escenario sobre las promesas y talentos de este tipo de energía, Castro Díaz-Balart expresó que la alternativa de usar la energía nuclear y su futuro como importante fuente de energía no convencional es un tema de gran relevancia y pertinencia.
“En efecto para abastecer a la humanidad del recurso más elemental para su subsistencia y garantizar la sostenibilidad del planeta, se tienen cifradas las expectativas en el desarrollo de fuentes de energía alterna, en particular la solar, pero para que ello ocurra transcurrirán decenios de años y se deberá de tomar en cuenta el desarrollo de la última perla de la corona de la energía nuclear: la fusión termonuclear controlada”, enfatizó.
El libro “Energía nuclear. ¿Peligro ambiental o solución del siglo XXI?”, da respuesta a las interrogantes sobre cuestiones de energía nuclear, al tiempo que aborda la discusión de la diversificación de ésta y la reducción de la dependencia del hombre al petróleo y la energía eléctrica. Analiza los aspectos fundamentales del uso de energía y la preservación del medio ambiente.
A través de siete capítulos, con más de 300 páginas, el autor describe el incremento del nivel de seguridad y la existencia de nuevos y los ya existentes reactores, así como los usos contemporáneos de la energía nuclear más allá de la producción de energía.

Acerca de Redacción