martes , mayo 18 2021

IMSS Puebla proporciona ayuda de atención tanatológica para recuperar calidad de vida

  • La tanatología en la actualidad ocupa un papel importante en la población en general, ya que en su día a día atraviesa por etapas de pérdidas humanas, económicas y sociales debido a la emergencia sanitaria.

Derivado de pérdidas significativas a raíz de la emergencia sanitaria por COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla proporciona ayuda profesional tanatológica a la derechohabiencia y personal de la dependencia que lo necesiten, a través de terapias que le permitan la aceptación de la realidad y recuperar su calidad de vida.

María del Rosario Martínez Sosa, psicóloga clínica de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Centro Médico Nacional Manuel Ávila Camacho, Hospital de Especialidades “San José”, expresó que la Tanatología ocupa un papel muy importante en la población en general, ya que atraviesan por etapas de pérdidas humanas, situación económica incierta y de cierto modo de su libertad.

Sin embargo, no sólo implica el fallecimiento de un familiar o persona cercana, también hay otro tipo de pérdidas tales como ese poder de decisión que ha marcado a la sociedad, el no salir de casa por protección y si lo hace es acompañado de un cubrebocas, careta, gel antibacterial y sanitizante, enfatizó Martínez Sosa.

Mencionó que los pacientes son canalizados a través de los médicos tratantes, como rehabilitación pulmonar, fisiatría, médicos familiares, entre otros, a través de una interconsulta para el servicio de psicología, es así como se les proporciona la consulta.

El Seguro Social atiende a pacientes que atravesaron por la enfermedad SARS-CoV-2, familiares que han perdido a un ser querido a causa de la emergencia sanitaria, así como a la población que presenta problemas de ansiedad, depresión, como principal causa, todo relacionado a la salud mental y emocional.

En el Hospital de Especialidades “San José” los pacientes que se encuentren en tratamiento post COVID pueden acudir directamente, solo es importante llevar su carnet de citas, vigencia impresa y documento que comprueba que fue paciente COVID.

Se ha encontrado en el caso de los pacientes postCOVID-19 o con familiares que tienen la enfermedad, predomina un duelo no procesado, por la impotencia de no poder ver a su familiar hospitalizado para despedirse, les quedan dudas si hubieran realizado otras acciones, y sobre todo el no realizar los procesos funerarios para despedir a un ser querido.

La especialista enfatizó algunos signos de alerta que requieren de ayuda profesional, por ejemplo, que el paciente esté direccionando su vida en función de su familiar fallecido, problemas con sus hábitos alimenticios, comer de más o de menos, no quiera pasar mucho tiempo “durmiendo” o que no pueda conciliar el sueño, crisis de ansiedad, desesperación, taquicardia, sudoración de manos excesiva, negativa de reconocer que su familiar ya no está o que ya no va a volver

Por otro lado la especialista detalló que las terapias que proporcionan son individuales o grupales, según ameriten los casos de cada paciente.

Este programa de igual forma está dirigido a los trabajadores del Instituto que se encuentran en la atención directa a los pacientes con COVID-19, como para aquellos que padecieron la enfermedad y atraviesan por alguna secuela.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.