viernes , diciembre 4 2020

La actriz Nuria Bages se reintegra al montaje La forma que se despliega¿Puede un actor representar el dolor más grande que experimenta el ser humano? Para la actriz Nuria Bages esta es la premisa de La forma que se despliega, montaje al que se reintegra para interpretar el papel de “la madre” a partir de este lunes 2 y hasta el 30 de abril en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico. “Es un texto fuerte porque aborda el sentimiento de la ausencia a partir de una pareja que pierde un hijo y queda claro que en esa pareja hay mucho dolor y lo que cuestiona la obra es qué tanto un actor puede representar lo que no ha vivido”, comentó Bages quien ya realizó una temporada de la obra en el teatro El Milagro. La forma que se despliega, versión libre sobre el texto original de Daniel Veronese a cargo del dramaturgo Noé Morales Muñoz, narra dos historias parelelas, por un lado un matrimonio consternado por la reciente muerte de su hijo y por otro, dos jóvenes que mediante sus acciones invitan al público a sensibilizarse ante el dolor ajeno. Son ellos los que cuestionarán a los actores al plantear que no saben lo que es perder a un hijo y nunca podrán experimentar el sufrimiento de aquellos que lo han padecido, lo que hace que la pieza teatral rebase la anécdota. Sobre el personaje que alterna con la actriz Rosa María Bianchi, Nuri Bages explicó que sale y entra de la ficción por lo que la línea es muy delgada, además de que no es un personaje estereotipado e incluso, no tiene nombre y aparece sólo como “la madre”. “Esta mujer trata de expresar lo que se siente cuando se pierde a un hijo, por eso cuestiona al público, es el dolor más grande que puede sentir un ser humano, incluso no tiene nombre porque el dolor es tan grande que no hay palabras para definir esa situación”. Consideró que si bien es un personaje que pasa por distintos matices al estar unida a su esposo a partir de una pérdida, el reto ha sido la cercanía con el público. “Hay un movimiento de entrar y salir del texto y esto sí es complejo. No hay cuarta pared es como si estuviéramos en una terapia de grupo en donde nos tocó hablar a nosotros”. La forma que se despliega se presentará hasta el 30 de abril con funciones los lunes a las 20:30 horas en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico ubicado en Av. Revolución 1500 Col. Guadalupe Inn. El costo de entrada es de $200.

¿Puede un actor representar el dolor más grande que experimenta el ser
humano? Para la actriz Nuria Bages esta es la premisa de La forma que
se despliega, montaje al que se reintegra para interpretar el papel de
“la madre” a partir de este lunes 2 y hasta el 30 de abril en el Foro
La Gruta del Centro Cultural Helénico.
“Es un texto fuerte porque aborda el sentimiento de la ausencia a
partir de una pareja que pierde un hijo y queda claro que en esa pareja
hay mucho dolor y lo que cuestiona la obra es qué tanto un actor puede
representar lo que no ha vivido”, comentó Bages quien ya realizó una
temporada de la obra en el teatro El Milagro.
La forma que se despliega, versión libre sobre el texto original de
Daniel Veronese a cargo del dramaturgo Noé Morales Muñoz, narra dos
historias parelelas, por un lado un matrimonio consternado por la
reciente muerte de su hijo y por otro, dos jóvenes que mediante sus
acciones invitan al público a sensibilizarse ante el dolor ajeno.
Son ellos los que cuestionarán a los actores al plantear que no saben
lo que es perder a un hijo y nunca podrán experimentar el sufrimiento
de aquellos que lo han padecido, lo que hace que la pieza teatral
rebase la anécdota.
Sobre el personaje que alterna con la actriz Rosa María Bianchi, Nuri
Bages explicó que sale y entra de la ficción por lo que la línea es muy
delgada, además de que no es un personaje estereotipado e incluso, no
tiene nombre y aparece sólo como “la madre”.
“Esta mujer trata de expresar lo que se siente cuando se pierde a un
hijo, por eso cuestiona al público, es el dolor más grande que puede
sentir un ser humano, incluso no tiene nombre porque el dolor es tan
grande que no hay palabras para definir esa situación”.
Consideró que si bien es un personaje que pasa por distintos matices al
estar unida a su esposo a partir de una pérdida, el reto ha sido la
cercanía con el público.
“Hay un movimiento de entrar y salir del texto y esto sí es complejo.
No hay cuarta pared es como si estuviéramos en una terapia de grupo en
donde nos tocó hablar a nosotros”.
La forma que se despliega se presentará hasta el 30 de abril con
funciones los lunes a las 20:30 horas en el Foro La Gruta del Centro
Cultural Helénico ubicado en Av. Revolución 1500 Col. Guadalupe Inn. El
costo de entrada es de $200.

Acerca de Redacción