viernes , diciembre 4 2020

La amplitud expresiva del retrato se deja ver en la muestra Johan Falkman. La alteridad en el espejo, en San Ildefonso

Retratos de alta calidad plástica en el manejo del óleo, con pinceladas que parecen empastes y un juego de colores primarios y secundarios armonizados o yuxtapuestos, que nos permiten asomarnos a Suecia para conocer a sus personajes más destacados como profesores, médicos, aristócratas, banqueros, profesores, artistas de teatro y músicos, es lo que el público podrá encontrar en la exposición Johan Falkman. La alteridad en el espejo.

Así lo dio a conocer en conferencia de prensa Leticia López Orozco, curadora de la exposición, quien acompañada del artista Johan Falkman y Paloma Porraz Fraser, coordinadora ejecutiva del Antiguo Colegio de San Ildefonso, ofreció los detalles de la exposición.

López especificó  que la muestra se inaugura este jueves 22 de marzo a las 20:00 horas y la conforman más de 90 piezas que muestran lo que para Johan Falkman son las honduras psicológicas y las penetraciones tanto físicas como intelectuales que puede tener una persona.

“Pero también un afán o deseo de trascendencia, inmortalidad o eternidad que poseen los mismos personajes que retrata, la percepción que una persona tiene de otra, en este caso el retratista y su modelo, además de lo que él está viendo en ese persona.

“También se podrán ver cuadros inspirados en muralistas mexicanos como David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera y José Clemente Orozco, como un cuadro en el que Falkman plasma la historia de su país, en el cual vemos personajes aglutinados y compuestos”.

En el marco de la exposición se realizará una charla entre el artista y el crítico de arte Robert C. Morgan para hablar acerca de su trayectoria y sus procesos de creación, el sábado 24 de marzo a las 13:00 horas y una demostración en donde se podrá observar como el artista pinta un cuadro con su particular estilo, la cual se realizará del 27 al 29 de marzo de 10:00 a 13:00 horas.

Leticia López Orozco comentó que la obra del artista recupera parte del estilo Neo expresionista alemán, sobre todo de la vanguardia de las primeras décadas del siglo XX y  de las confluencias de los neo vanguardistas alemanes en el expresionismo.

“Y a partir de estas tendencias hace obras que ofrecen una reinvención o reinterpretación de dichos estilos, las cuales están inspiradas en el glamur, la aristocracia y la nobleza de ciertos personajes que hay en su país y en fantasías que tuvo desde niño del médico alemán de su pueblo quien le producía un temor a lo desconocido, al no saber a qué se enfrentaba”.

La curadora también añadió que con esta exposición se tendrá la oportunidad de acercarse  a un artista que quizá sea el único de su país dedicado a explorar el retrato mexicano y que está haciendo un muy particular estilo de pintura; el retrato que exageran los rasgos del retratado, cuyo resultado final es un óleo que permite ver lo que el artista está viendo en ese personaje.

“La particularidad de su trabajo es que en sus murales podemos ver claramente una técnica muy particular; una luz fría que le llega a las figuras que representa y les da vivacidad, la cual se logra a veces quemándoles o bronceándoselos el rostro. También vemos cómo pone acentos de rojo, azul y amarillo para dar movimiento, armonizar y también contrastar la composición”.

Durante su participación Paloma Porraz Fraser destacó la importancia de la exposición y habló del entusiasmo que le provoca al artista venir, trabajar y exponer en México, “ya que  Falkman nos dijo que la pintura mexicana, en especial los murales, ha tenido mucha influencia en su obra.

“Por ese motivo esta exposición nos pareció interesante porque nuestra colección permanente son los murales y nos llamó mucho la atención que existiera un muralista en Suecia. En este sentido, verán en su trabajo murales que son distintos a los mexicanos ya que en ellos se observa gente muy aguda de la academia y al mismo tiempo gente con personalidad muy fuerte, algunas veces bastante malos”.

Finalmente, Johan Falkman reveló que lo que se podrá ver en esta exposición son retratos de diferentes tipos de personas a las cuales el artista trató de resaltar la personalidad;  médicos, mujeres de la aristocrática, escritores, actores, personalidades académicas, el músico dedicado o la diva, los cuales de alguna manera están exagerados en sus papeles o roles.

“Son cuadros en donde yo he mostrado la parte de ellos que no los hace sentir cómodos, pero esa era la parte que me importa, porque no estoy interesado en la belleza tradicional a menos que tenga algún tipo de atracción para mí.

“Si estoy haciendo un retrato no tiene que ver con mi atracción en términos de los aspectos físicos, más bien estoy atraído a la personalidad y siento que si la voy a capturar tengo que ir más allá de la corrección anatómica de la persona, tengo que ir adentro de la persona para que de ahí surja su personalidad”.

Y añadió que la selección de los personajes retratados se debe a factores como el que sea una persona de la que ha leído en los periódico, haya sido entrevistada en la televisión y que considera puede ser interesante por alguna razón, puede ser una persona a quien conoce o porque entra dentro de cierta categoría del trabajo que le interesa, como los médicos o profesores.

“Toda esta selección de personaje surge de una de mis  fantasías que me han seguido toda la vida sobre los hombres y las mujeres. Algunas las he tenido desde mi niñez por ejemplo sobre la fortaleza a partir de la imagen fría del médico para entender por qué actuaba así, qué auspicia un carácter académico, qué nos hace a nosotros convertirnos en cierto tipo de personas.

“A partir de ahí desarrollé una lista con personajes que me interesaba retratar, por ejemplo la mujer aristócrata que de ninguna forma podríamos decir que es tradicionalmente hermosa en el sentido de la concepción moderna de belleza americana, ya que son duras, a menudo de edad, con la venas visibles, que fuman cigarrillos,  con voces rudas o disonantes, un poco andróginas en su carácter, con enorme personalidad y muy parecidas a los médicos”.

Johan Falkman. La alteridad en el espejo podrá visitarse los martes de 10:00 a 19:30 horas y los miércoles a domingo de 10:00 a 17:30 horas, del 23 de marzo al 15 de julio, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso que se ubica en Justo Sierra 16, Centro Histórico. Las actividades paralelas a la exposición son de cupo limitado y gratuitas con boleto de acceso al museo que tiene un precio de 45 pesos y 22.50 para estudiantes y maestros con credencial vigente. Martes entrada libre.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.