viernes , diciembre 4 2020

La crisis va más allá del plano económico, es una crisis de civilización: González Casanova

El ex rector de la UNAM, participó en festejos del 75 aniversario de la Universidad de Puebla
El ex rector de la UNAM, participó en festejos del 75 aniversario de la Universidad de Puebla

Es fundamental ver la crisis de conocimiento en el mundo actual más allá del plano económico, planteó el doctor Pablo González Casanova, ex rector de la UNAM durante su participación en el marco de los festejos por el 75 aniversario de la transformación del Colegio del Estado en Universidad de Puebla.

Al dictar la conferencia magistral «Viejas y nuevas luchas de la universidad latinoamericana», el Doctor Honoris Causa por la BUAP abordó el problema de la privatización de la universidad pública con relación a la crisis y el conocimiento actual.
El investigador dividió su ponencia en tres partes: la crisis que se está viviendo, las políticas de privatización en el mundo y las resistencias, así las como nuevas posibilidades que se dan a las universidades.
Mediante el planteamiento de antecedentes históricos y legados culturales, argumentó que la crisis que se está viviendo en el mundo va más allá del aspecto inmobiliario o financiero, se trata de una problema de gran magnitud que escapa a cualquier categoría, denominada como una crisis de civilización.
«Esta crisis que estamos viviendo corresponde también a una crisis de las grandes ideologías humanistas; fracasó el socialismo parlamentario al grado que los debates en congresos se hacen no en torno a la ideología laboral, sino en torno a políticas de mayor impacto, del Fondo Monetario Internacional o de grandes potencias», señaló.
Resaltó el surgimiento desde la postguerra de investigaciones y planteamientos científicos de gran trascendencia que han derivado en una revolución de la información y en la sociedad del conocimiento.
Expuso los problemas surgen con la revolución científica, como el hecho de que la sociedad del conocimiento será la sociedad del desconocimiento resultado del crecimiento de empresas, corporaciones y organizaciones trasnacionales y de la privatización.
«Provoca un fenómeno peligroso para las propias corporaciones y es que cada vez hay menos gente que les compre, -si ustedes hacen la producción sin necesidad de pagar salarios, con robots, tienen un problema muy serio y es que los robots no tienen capacidad de compra- vienen cambios de gran fuerza y desequilibrios muy grandes que van a afectar a la educación».
González Casanova afirmó que la labor de los inquisidores del siglo XXI, que privatizan todo, es invitar a los jóvenes a que no hagan estudios de educación superior pues serán desempleados; mencionó el caso de empresas privadas que llegan a Medio Oriente, México y América del Sur.
«Ustedes ven todos los días la cantidad de desempleados que hay en España, Francia, Alemania, el problema se está volviendo sumamente serio, y no es producto de una política o de un político el crearlo o querer resolverlo».
En la tercera parte de su ponencia indicó que se pretende que las universidades no sean autónomas, sino que queden a cargo de las empresas que en muchos casos están creando sus propias áreas de enseñanza e investigación.
Al concluir su ponencia el ex Rector de la UNAM defendió la necesidad de seguir luchando, de oponerse a actitudes cínicas, conformistas o pesimistas: «yo creo que una de las misiones que tiene la universidad es continuar defendiendo el derecho a tener una cultura general y vincularla a la cultura especializada».
Abundó sobre la necesidad de replantear los vínculos del estudiante y el profesor universitario, con los pueblos en crisis, mediante la organización de programas para redacción de tesis, para la práctica docente, y la difusión de la cultura, a fin de afianzar el vínculo de las universidades con los pueblos.

 

Acerca de Redacción