La incursión en política de los jóvenes, al margen de los partidos. Manuel Vega Suck, todo un caso

0

Tiene 24 años de edad, estudia en la Ibero-Puebla una carrera moderna relacionada con el medio ambiente y su sustentabilidad, misma que ha suspendido para participar, como candidato independiente a la diputación por el XVII distrito electoral del Congreso local.

        Tiene entusiasmo, tiene carisma, pero además interés por servir. Se ha metido de lleno en esto y tiene al dedillo los datos más relevantes del distrito que aspira a representar, que es en el que nació y en el que ha vivido desde que concluyó la primaria.

         Lo interesante es que busca una posición política, al margen de los partidos que no lo convencen y es hijo de Juan Manuel Vega Rayet, que tiene una muy buena carrera política que ha hecho dentro del Partido Revolucionario Institucional por el que ha llegado a la presidencia municipal de Izúcar de Matamoros, a una diputación local y a una federal y además ha sido presidente estatal de su partido. Ha sido Secretario de Desarrollo Social del Estado y actualmente es delegado de la SEDESOL nacional.

         Su nombre ha sido mencionado como uno de los posibles para ser el abanderado del PRI a la gubernatura del Estado, a una senaduría o repetir en una diputación federal.

          Su mamá, Erika Suck Mendieta, ya fallecida, fue también diputada local y destacó por su labor social en Izúcar.

          El ejemplo de sus padres ha sido el motor que ha llevado a Manolo, a donde está, trabajando para ser candidato independiente para ser diputado local.

         La pregunta obligada es: ¿Y qué opina tu papá de esto?

  • Pues no le gusta, está molesto, pero yo aspiro a seguir su ejemplo y el de mi madre y hacer todo lo que ellos no pudieron hacer por los impedimentos que los partidos imponen a sus miembros. Mi ambición es seguir ayudando a la gente en lo que la gente quiere que se le ayude, para lo que tengo que tener contacto con personas de todos los sectores sociales, de todas las corrientes ideológicas sin distingos de ninguna especie.

        Nos informa que tiene que recabar más de seis mil firmas de apoyo a sus intenciones y que ya ha iniciado ese trabajo, auxiliado por amigos y simpatizantes. Tiene plena confianza en que logrará  reunir las firmas necesarias, antes de que venza el término para ello.

        Es un muchacho maduro, nada acelerado. Tiene el entusiasmo juvenil, pero razona con mucho sentido común. Su papá le da consejos, de los que él toma los que cree que le pueden servir y los que no, simplemente los desecha.

         -Mi padre ha sido ejemplo para mí y lo seguirá siendo, pero debo actuar con independencia, de acuerdo a mi propio criterio, dice.

         El distrito que aspira a representar, tiene 224 secciones electorales, 68 colonias, 168 localidades, 17 barrios y dos juntas auxiliares: San Baltasar Campeche y La Libertad.

         El número de electores registrados en ese distrito, es de 213 mil 179 y calcula un poco más de 300 mil habitantes.

         Hay mayor número de mujeres en el padrón electoral, que hombres. De ellas el 22. 34 por ciento son amas de casa.

          Auxiliado por uno de los que figuraron como los mejores operadores del PRI, ya está recorriendo el distrito con muy buena aceptación, que a veces lo rechaza porque cree que representa a algún partido político. Otras veces, cuando explica lo que él pretende hacer en la política actuando como independiente de cualquier partido, no solo es felicitado, sino que le ofrecen su apoyo total, que no se concreta a dar su firma, sino al compromiso de trabajar con él, como voluntarios, para que logre concretar lo que busca.

           El lema de su campaña es: “Nos toca decidir” que ha gustado mucho, sobre todo a los jóvenes.

           Nos dice que considera la necesidad de trabajar con las amas de casa, con los jóvenes, con los que trabajan por su cuenta y con los empleados que representan el 34 por ciento de la población total del XVII distrito electoral local.

          Manolo Vega, como es ya conocido, es un muchacho de elevada estatura, que cae bien desde la entrada: no es pretencioso, no es engreído, por el contrario es sencillo, amable, sabe escuchar y sabe responder adecuadamente a los cuestionamientos que se le hacen.

          Sabe las dificultades que tendrá en el desarrollo de su campaña, pero está plenamente consciente de que lo que él pretende vale la pena el esfuerzo, pues no será una perita en dulce.

          Ya debe usted estar enterado de que el flamante senador poblano, don Javier Lozano Alarcón, renunció al PAN, para adherirse a la campaña de su amigo, José Antonio Meade.

           Cuando renunció al PRI, lo hizo para servir en la campaña de su amigo el panista Felipe Calderón, que era el candidato del PAN a la presidencia de la república.

            En declaraciones a la prensa dijo que su renuncia después de 12 años de militancia panista, fue porque no quiere servir en un partido que ha perdido su esencia, porque ahora es dirigido por un corrupto, un joven dictador, como Ricardo Anaya.

         Dicen que esa renuncia fue recibido con gran algarabía en la sede panista, pues ya no sabían como deshacerse de él. Lo cierto es que el PAN en este proceso electoral, ha perdido a muchos de sus militantes y los seguirá perdiendo, pues varios de los senadores considerados como rebeldes, también tienen intención de dejar las filas blaquiazules.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.