La Presunta Izquierda

0
17

Después del debate todos vs AMLO.

Después del debate del pasado domingo por la noche, organizado por el IFE en Guadalajara, las expectativas de triunfo del candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, se incrementaron, aunque muchos buscaron ver “sangre” en dicho encuentro de los tres candidatos.
Los nuevos contextos nacionales e internacionales han vuelto más interesante la disputa electoral. Las confrontaciones políticas están a su máximo nivel y no bajaran hasta que finalicen legalmente las campañas.
Lo podemos observar o constatar en las calles y en cualquier lugar, el comentario común empieza a subir de tono sobre las posibilidades de López Obrador. La gente está decepcionada del PAN y no desea el regreso del PRI.
Cabe señalar que las cosas han dado un vuelco insospechado, antes las baterías de Josefina Vázquez Mota (PAN) apuntaban hacia Enrique Peña Nieto, el autoritarismo y el regreso del viejo PRI. Hoy ante su posible derrota, cambia de rostro y con saña y rencor se avienta en contra de Andrés Manuel. Con su vocecita anda soltando: ¡hay son dos rostros del PRI¡
Pobre mujer con el perdón del género, todo lo que debe de hacer para subirse de nueva cuenta a la campaña, sin saber que su partido y el propio Felipe Calderón Hinojosa la dejaron abandonada desde que perdió su delfín. La dejaron sin recursos económicos y el hermano de Margarita Zavala, el esposo y Gil Zuarth quien sabe que le dieron, porque anda prendida balbuceando tonterías en contra de López Obrador.
Cuando la mayoría de los mexicanos sabemos que los gobiernos panistas fueron torpes e incapaces para gobernar y sacar adelante al país. Si es tan congruente, que se deslinde públicamente del actual presidente de la República, por los más de 60 mil muertos en México de su fallida lucha en contra del narcotráfico.
Que diga públicamente lo que en corto dicen los panistas sobre Vicente Fox, que los panistas no sean hipócritas, ayer avalaron todo lo que hizo la esposa del Fox Quezada, tenían sus espacios negociados en el gobierno y la derecha se sentía feliz de ser gobierno. Vivieron en la opulencia, estaban en la burocracia dorada, se corrompieron y abusaron del poder, todos querían hueso y delegaciones.
Vázquez Mota no puede decir ahora que cuando trabajo bajo las ordenes de Fox y su mujer en Sedesol, la pobreza disminuyo, sí así fuere, no estaría rasgándose las vestiduras por el “dolor” que le causa la marginación social en México que llega a los 50 millones de mexicanos.

Que pida a la PGR nuevamente una investigación a fondo sobre los responsables materiales e intelectuales por la muerte de los niños inocentes en la guardería ABC y no solamente nos salga con: ¡ le pido a Molinar Horcasitas que se separe de mi campaña!, que no nos vea la cara de tontos.
Se sabe derrotada, pero su ambición desmedida por el poder la traiciona y busca seguir engañando a la militancia panista. La estamos viendo decir tantas locuras sobre Andrés Manuel, que solo falta que diga que los extraterrestres lo están financiando, como lo han salido a denunciar sus aliados del PRI.
Enrique Peña Nieto, que anduvo por I. de Matamoros y Tepeaca, muy asoleado y con el apoyo de los priistas, les sigue hablando con miedo a sus seguidores, no quiere desmoralizarlos de su debacle y para evitar la desbandada tricolor, les viene repitiendo que están a unos días del triunfo, sin darse cuenta que los ciudadanos no quieren el regreso del PRI.
Por eso sus asesores, cuadros y guías morales como la maestra Elba Esther Gordillo, Carlos Salinas de Gortari y sus grandes financieros de su campaña, le andan soplando al oído que negocie, acuerde y pacte con Calderón Hinojosa.
Los priistas no tienen partido, son electoreros, andan extraviados, perdieron su perfil, no saben que son, tienen un candidato hibrido, propuesto por la televisión y no por ellos. Solo sus elites de poder son las que se benefician en cada uno de los procesos electorales, sus bases siguen haciendo la “talacha” y de vez en cuando les dan un puestecito.
El periódico londinense The Guardian, publico documentos que muestran como la empresa Televisa lo impulso, apoyo y favoreció para que ante la opinión pública se mostrará como el nuevo rostro del PRI, además ha dicho que los documentos son reales y los indicios para golpear a Andrés Manuel tienen sustento.
¿Cómo Peña Nieto puede ser el priista moderno? cuando dos de sus ex gobernadores están acusados de tener relaciones con el narcotráfico. ¿Como decir que su partido nada tiene que ver con el pasado? cuando sus gobernadores están preparando el fraude en sus estados, regalando todo, operando con todo y contratado golpeadores para meterle miedo a los electores.
¿Puede ser realmente tolerante o respetuoso de las libertades públicas? cuando sus militantes en todo el país siguen golpeando jóvenes.
Nuevamente como en las elecciones de 1979, cuando le dieron el registro legal a la izquierda, el PRI se lanzo con todo, para compararnos con los guerrilleros de El Salvador. Así hace hoy junto con el PAN en su guerra sucia para meterle miedo a la gente.
Andrés Manuel López Obrador, gano el debate y ahora tiene frente así un bloque de panistas y priistas en contra suya. Dos posturas extremas se juntan y quieren parar a como dé lugar al candidato de la coalición del movimiento progresista.

El ex presidente Vicente Fox Quezada y Carlos Salinas de Gortari entre otros, son sus enemigos que públicamente lo han dicho y en los hechos lo practicado. Quisieron desaparecer a la izquierda.
Lo quieren acabar, lo quieren destruir, lo quiere aplastar y lo quieren linchar; en serio y no es “jalada”, hay demasiada maldad en los azules y rojos. Destilan veneno y maldicen de todo a Andrés Manuel.
López Obrador no es un militante como tal de los partidos de izquierda, es un hombre que renunció al PRI, es un liberal y un actor político de centro que simple y llanamente quiera a su país y busca cambiarlo de fondo. Las payasadas esas de que es “compadre” de Chávez o Evo Morales son meros chismes que repite la derecha panista.
Finalmente diré que tanto en la ciudad como en varias regiones del estado la operación azul y roja es de noche y día, a todo lo da. Hacen listas, secuestran credenciales, amenazan, coaccionan, inducen, obligan a llevar a diez votantes, secuestran apoyos de oportunidades y progresa, entregan láminas, tinacos, planchas, licuadoras.
Me pregunto ¿que hacen los consejeros electorales del Consejo Local del IFE para evitarlo y detener estas ilegalidades?: nada. Solo alcanzan a decir que los ciudadanos cuidaran las casillas y eso es todo.
Para derrotar a la alianza PRI- PAN, es necesario convencer y lograr que los ciudadanos libres salgan a votar temprano y abarroten las casillas, así evitaremos la operación electoral y golpista de ambos partidos.