sábado , noviembre 28 2020

La Procuraduría General de Justicia se aferra en mantener a un inocente en el Cereso, por el caso de la estudiante de la UPAEP

La Procuraduría General de Justicia del Estado a través del Ministerio
Público adscrito al juzgado 4 de lo penal, pretenden a toda costa que
no se sepa la verdad respecto a que Moisés Hernández López no fue la
persona que asalto y lesionó a la joven Elvira Jurado Martínez
estudiante de la UPAEP, por lo tanto promovieron un recurso de
revocación para evitar ser careada e interrogada con el detenido,
alegando que la víctima se encuentra afectada psicológicamente, no
obstante de haber transcurrido un año de ser agredida.
Sin embargo, familiares de Moisés Hernández López señalan que el fondo
de todo este asunto, es de que la Procuraduría General de Justicia
trata a toda costa evitar que se le caiga su” teatro” al encubrir su
fabrica de culpables, como lo hizo mediante la tortura con Moisés
Hernández López, quien fuera detenido el 20 de mayo del 2011, a quien
mediante golpes lo obligaron a declararse culpable del asalto a la
estudiante; en su momento se demostró mediante un dictamen médico de
las condiciones de salud y físicas del presunto inculpado.
Desde el momento que fuera detenido Moisés Hernández López quien se
dedicaba a la limpieza de parabrisas, familiares, amigos y vecinos que
lo conocen perfectamente hicieron una manifestación frente a la
Procuraduría General de Justicia del Estado, en donde abogaron por su
inocencia, y denunciaron que se trataba de un “chivo expiatorio”, con
lo que la dependencia mostraba su incapacidad de investigación, para
llegar a fondo del asunto y capturar al verdadero responsable.
Además, la victima jamás identificó ni señalo a Moisés Hernández López
como el sujeto que la asalto. Por lo tanto, desde un principio hubo
muchas irregularidades, que poco a poco han quedado al descubierto.
Todo procesado de acuerdo Al artículo 20 constitucional tiene derecho a
tener un juicio justo a ofrecer pruebas para demostrar su inocencia,
como lo ha hecho Moisés Hernández López, sin embargo, la defensa, se ha
encontrado con obstáculos por parte de la Procuraduría General de
Justicia para evitar que exista un careo o ser interrogada la victima
Elvira Jurado Martínez.
Ante esta situación, familiares, amigos, vecinos y conocidos del
limpiaparabrisas exigen su libertad, ya que no existen pruebas en su
contra por el delito que es procesado 125/2011 del juzgado noveno de
lo penal, se trata de un caso más de “un presunto culpable”, a la vez
piden al juez actuar con imparcialidad y apego a la ley.

Acerca de Redacción