miércoles , noviembre 25 2020

Lennox Gastaut, síndrome epiléptico de los más comunes durante la infancia

  • Se caracteriza por la presencia de anormalidades en electroencefalograma, crisis epilépticas variadas y deterioro cognitivo
  • Un tratamiento efectivo puede ser la dieta cetogénica

El síndrome de Lennox-Gastaut es una variedad de epilepsia de difícil control, de las más comunes durante la infancia. Aproximadamente un tres por ciento de niños con epilepsia refractaria, podrían corresponder a casos con esta variante.[1]

Aunque se presenta de forma distinta en cada persona, hay tres características que ayudan a identificarlo: presencia de anormalidades en el electroencefalograma, múltiples tipos de crisis epilépticas y deterioro cognitivo y del desarrollo además de alteraciones en el comportamiento.[2]

Dentro de los tipos de crisis epilépticas es común que aparezcan convulsiones tónicas, que se refiere a cuando los músculos se ponen rígidos de forma inmediata, suelen implicar ambos lados del cuerpo; convulsiones atónicas o ataque de caída, en las cuales los músculos se debilitan o se ponen flácidos brevemente y de forma inesperada, y convulsiones de ausencia atípicas, en donde  parece que la persona se pierde en un punto fijo durante unos segundos.

Al ser cada caso diferente, llega el primer reto, el diagnóstico, la rapidez con que se realice y lo oportuno de comenzar el tratamiento, impacta en la calidad de vida del paciente y de su familia.

Después este primer reto, los médicos se enfrentan a un problema aún más complejo, el tratamiento. Al ser una epilepsia con alto porcentaje de resistencia a medicamentos anticonvulsivos, es común que las crisis persistan, pese a utilizar dos o más fármacos.

Las alternativas médicas, pueden ir más allá, optando por tratamientos complementarios, como la dieta cetogénica, que ha arrojado resultados favorables en epilepsias de difícil  control[3].

La dieta cetogénica o “keto”, como se le nombra comúnmente, se trata de una alimentación muy alta en grasas, muy baja en carbohidratos y normal en proteínas, no obstante es forzoso que sea recetada y lleve un estricto control del neurólogo y nutriólogo, ya que cada caso es particular y las porciones cambian de paciente a paciente.

Una de las ventajas de este régimen alimenticio, es que puede iniciarse prácticamente desde los primeros seis meses de edad, incluso existe un producto que facilita el proceso de adaptación a este tipo de alimentación.

El síndrome de Lennox-Gastaut puede ser resultado de  una lesión cerebral precoz a causa de una infección o un golpe, incluso por causas genéticas o por una malformación cerebral, sin embargo también existen casos en los que no se puede determinar una causa clara.

[1] https://enfermedades-raras.org/index.php/component/content/article?id=1468#:~:text=El%20s%C3%ADndrome%20de%20Lennox%20Gastaut%20ocurre%20en%20aproximadamente%20el%203,el%202%20y%20el%2045%25.

[2] https://www.medigraphic.com/pdfs/residente/rr-2009/rr092e.pdf

[3] https://www.aesnet.org/meetings_events/annual_meeting_abstracts/view/348130

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.