miércoles , agosto 12 2020

Llega la exposición El armoncito, una vida sobre rieles a Contigo en la distancia

  • La muestra, que reconoce el valor de los trabajadores del riel, presenta imágenes de la colección del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos

 

La Secretaría de Cultura, a través del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero y el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, presenta, como parte de la campaña “Contigo en la distancia”, la exposición El armoncito, una vida sobre rieles, que a través de 34 imágenes da cuenta de las estaciones, paisajes e infraestructuras ferroviarias que recorrían los trabajadores del Departamento de Vías y Estructuras de la empresa Ferrocarriles Nacionales de México.

Para el Centro y el Museo es importante reconocer la labor de los trabajadores del riel, encargados de reparar y dar mantenimiento al sistema ferroviario del país. Los trabajadores de vía salían en los velocípedos, armones o autoarmones para realizar la inspección, vigilancia, conservación y protección de vías, puentes, edificios, derechos de vía, cercas, cruceros a nivel, así como atender contingencias en el servicio de agua, el sistema telegráfico y apoyar en el caso de accidentes.

El autoarmón es un vehículo ferroviario ligero, conducido e impulsado por los propios conductores utilizando sus manos y pies, tiene pedales, así como un brazo o balancín. Sus antecedentes se remontan a la invención de la bicicleta de vía férrea o velocípedo, conocida con diferentes nombres en todo el mundo: dresina, zorra de vía, bicicletas de raíles y handcar.

Los velocípedos, armones y autoarmones llegaron a México a finales del siglo XIX, y se convirtieron en vehículos emblemáticos de los trabajadores de vía en todo el sistema ferroviario. Mientras los maquinistas y su tripulación posaban en sus locomotoras o “negras consentidas”, las cuadrillas de reparadores de vía, inspectores, mayordomos e ingenieros lo hacían arriba o al lado del armón, el instrumento de trabajo que les daba sentido de pertenencia al gremio.

El armoncito, una vida sobre rieles invita a conocer a través de la plataforma Contigo en la distancia, imágenes de archivo, así como de la colección de equipo rodante y herramientas de trabajo que se resguardan en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, y que dan muestra del valioso Patrimonio ferroviario. Complementa la muestra un video con fragmentos del documental titulado Se trabaja, del Noticiario mexicano de 1952, mismo que pertenece a la Colección Miguel Alemán, de la Cineteca Nacional.

Visítala a partir del 8 de julio en Contigo en la distancia y en el sitio del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.