miércoles , noviembre 25 2020

Lo que necesitamos saber del PEF 2021

Rosa María Dávila Partida.-

Con la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, la 4T nos está mostrando de cuerpo entero sus verdaderos propósitos al frente del gobierno, por ello es importante que conozcamos a fondo lo esencial de este documento. Recordemos que en el Presupuesto de Egresos cada administración deja escrito su plan de cómo va a gastar todos los ingresos que espera recibir durante el año 2021, principalmente de los impuestos que todos los mexicanos pagamos, sea al consumir como el IVA, o al recibir un ingreso, como el ISR, de ahí que resulta una verdad completa que los diputados están discutiendo el destino de nuestro dinero. La ley dice que López Obrador hace una propuesta, y son los diputados los que tienen la última palabra, los que deciden a qué renglones asignan el dinero de todos los mexicanos.

 Como se ve, el asunto es de la mayor importancia, pues esos recursos pueden servir para atender los problemas que sufrimos la inmensa mayoría, como el azote del Covid que nos está matando, las deficiencias del sistema de salud, la tremenda inseguridad, la quiebra de pequeñas empresas que afecta tanto a los dueños como a los trabajadores. O pueden destinarse a otras “prioridades”. Para hacernos una idea más precisa de lo antes dicho, invito a mis escasos lectores a examinar lo siguiente.

En primer lugar. ¿Quién es el que parte y reparte los 6 billones (es decir, seis millones de millones) más 300 mil millones de pesos? La repartición de esas montañas de dinero la decide López Obrador. Sí, él solo. Porque a dos años de su gobierno es bien sabido que en su gabinete los secretarios de cada rama han aceptado ser parte de la decoración, están de adorno, jamás dicen esta boca es mía, y obedecen a ciegas los caprichos y ocurrencias del presidente. Y la Cámara de Diputados, integrada por representantes de los ciudadanos de cada distrito que, en teoría, deberían velar y defender los intereses de quienes los llevaron a ser parte del poder de la nación, dominada ampliamente por MORENA y sus satélites, por tercer año consecutivo han renunciado a representar a sus bases, y se limitan a dar trámite a lo ya decidido por el presidente. Por eso muchos hablamos de que estamos viviendo una dictadura.

Segundo, cómo se distribuye. ¿A dónde ha decidido López Obrador que se vaya la mayor parte del dinero que en 2021 entregaremos a su gobierno? A sus programas de entrega de dinero en efectivo: para las pensiones a los adultos mayores tendrán ahora 596 millones más, y mil 158 millones de incremento para personas discapacitadas. Además, a cuatro obras cuya viabilidad económica ponen en duda muchos especialistas en esos temas: al Tren Maya que recibe mil veces más dinero que el año pasado; el aeropuerto de Santa Lucía con un incremento de 283%, la refinería de Dos Bocas al que destinan 45 mil millones más que en 2020, y el Tren Interurbano México-Toluca al que llegará más del doble del presupuesto de este año. Con esto se ve claramente que a la 4T le interesan más sus programas clientelares y proyectos estrella que combatir realmente la desigualdad y la pobreza de las mayorías.

Repetimos, para que todos lo registren, estamos de acuerdo en que se apoye a los adultos mayores, a los discapacitados y a los estudiantes, pero que no se afirme que se les saca de la pobreza, porque eso es una gran mentira, nadie en ninguna parte del mundo ha disminuido la pobreza con programas asistencialistas, los beneficiarios recibirán dinero y se lo gastarán, quedando igual de marginados que antes.

Por otra parte, debemos registrar que se le quitan recursos a estados y municipios 182 mil937 millones, impidiendo que los gobernantes a nivel estatal y municipal lleven a cabo políticas que atiendan las necesidades más urgentes de la gente. Se le reduce el presupuesto a la SEP, eliminando las escuelas de tiempo completo, entre otros. También se recortan recursos a salud. Se suprimen apoyos a la producción agropecuaria, la entrega de fertilizante subsidiado, los programas de crédito. La pregunta que a muchos nos ronda la cabeza también recibe respuesta. El Presupuesto de Egresos 2021 no destina ninguna partida para compra de vacunas contra el Covid 19.

Después de este apretado resumen para caracterizar el PEF 2021, podemos ver con claridad las consecuencias que traerá para las mayorías. Atraso, porque no habrá obra pública, pues seguirá cancelado el ramo 23, una partida que permitía, mediante las gestiones de los diputados federales y estatales, atender demandas de urgente necesidad en pueblos y colonias marginadas. Aparte que se reducen los recursos a los ayuntamientos. Hambre, porque no se destinan recursos a apoyar a los productores agropecuarios, ni habrá empleo. Muerte, porque no habrá dinero para comprar vacunas, ni pruebas, ni equipo médico, para proteger a la población azotada por el Covid 19. Toda esta calamidad tiene dos responsables directos, como mencionamos más arriba: los diputados emanados de MORENA y sus partidos satélites, que conforman la mayoría en la Cámara de Diputados, quienes desoyeron y desecharon todos los razonamientos que advertían del grave error, y lo aprobaron, y el presidente López Obrador.

Estas son las razones por las que rechazamos tajantemente el Presupuesto de Egresos 2021, y llamamos a toda la población afectada por esta distribución centralistas y electorera de nuestros dineros, para que manifiesten su inconformidad en todas las formas que les sea posible. Y nos preparemos para acabar con uno de los culpables arriba señalados, para impedir que los candidatos de MORENA lleguen a la Cámara. Que conste.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.