Los juguetes inteligentes son vulnerables: los piratas pueden espiar a los padres y hablar con los hijos

Consejos de NordVPN sobre cómo reducir los riesgos de los juguetes con conexión a internet

0

Cualquier juguete con conexión a internet que tenga cámara, micrófono o sistema de localización puede poner en riesgo la privacidad y seguridad de hijos o padres. Podría tratarse de un osito de peluche parlanchín, un coche inteligente o una tableta diseñada especialmente para niños. Con el afán de las empresas por sacar nuevos juguetes al mercado, podrían pasarse por alto las garantías de seguridad.

«Los padres deben ser conscientes de lo que traen a casa para sus hijos. Cuando se conecta algo a internet, puede estar potencialmente expuesto a los ciberdelincuentes. Una vez que han entrado, los piratas informáticos pueden usar el micrófono o la cámara del juguete para oír y ver todo lo que el juguete “ve” y “oye”. En algunos casos, ciertos individuos siniestros pueden incluso hablar con sus hijos a través de internet», explica Daniel Markuson, experto en privacidad digital en NordVPN. «El problema de la vulnerabilidad de los juguetes con conexión a internet no es nuevo, pero se está multiplicando, a medida que más y más juguetes inteligentes irrumpen en el mercado cada año».

Últimamente se están haciendo más comunes las advertencias de expertos sobre la vulnerabilidad y la amenaza que suponen los juguetes inteligentes. El pasado mes, se encontró un fallo de seguridad en el reloj inteligente  TicTocTrack para niños en Australia. Este fallo permitía seguir a los niños, escucharlos a escondidas e incluso llamarlos. Resulta interesante que la empresa que estaba detrás del reloj inteligente con GPS estaba avalada por los gobiernos regionales australianos.

Y este caso no es una excepción. Se han descubierto fallos de seguridad en juguetes muy conocidos y publicitados como Furby Connect, CloudPets, i-Que Intelligent Robot y Toy-Fi Teddy.

Instituciones estatales oficiales de varios países incluso han prohibido algunos de estos juguetes inteligentes. Por ejemplo, en 2017, la Agencia Federal Alemana de la Red prohibió las muñecas «My Friend Cayla» y permitió a los comerciantes venderlas solo si desconectaban su opción de conectarse a internet. El Consejo Noruego del Consumidor hizo una revisión similar con respecto a este juguete.

Sin embargo, el mayor fallo conocido que tenía como objetivo información delicada sobre niños ocurrió en 2015. Un ciberataque al fabricante de juguetes digitales VTech Holdings expuso los datos de más de 6,4 millones de personas, la mayoría niños. Entre los datos pirateados se incluían nombres, sexo y fechas de nacimiento.

Nunca se puede decir que los padres son demasiado precavidos cuando se trata de proteger a sus hijos. Hay una serie de reglas básicas del experto en privacidad digital de NordVPN que se deben seguir al escoger un juguete inteligente para un niño:

Haga sus investigaciones. Antes de comprar un juguete, busque online revisiones y comentarios de expertos y compruebe si existen quejas o incidentes de seguridad. Las empresas con buena reputación probablemente explicarán qué información recogen y cómo la usan. No olvide leer la Política de privacidad y las Condiciones de servicio del fabricante en su sitio web.

No revele su información. Algunos juguetes y juegos solicitan registrarse para ofrecer una experiencia de juego completa o para proporcionar actualizaciones. Al registrarse, tenga cuidado con la información que facilita. Los desarrolladores necesitan su correo electrónico para informarle sobre actualizaciones, pero otra información es en gran parte innecesaria. Si, por ejemplo, se le solicita la fecha de nacimiento de su hijo, siempre puede mentir un poco.

Use solo redes wifi seguras. Antes de conectar el juguete inteligente a una red wifi, asegúrese de que es segura y de que tiene una contraseña fuerte. No se aconseja conectar ese tipo de dispositivos a una red pública, ya que estas son fáciles de piratear. A propósito, establezca una contraseña también en el juguete si este lo permite.

Compruebe las conversaciones. Algunos juguetes inteligentes permiten que los niños hablen con otros niños que juegan con el mismo juguete o juego. Asegúrese de explicarle a su hijo qué es información personal y por qué no puede compartirla. De vez en cuando, compruebe los mensajes para asegurarse de que sus hijos no están hablando con extraños que se hacen pasar por niños. Los fabricantes con buena reputación ofrecerán opciones a los padres para revisar la información almacenada.

Apáguelo cuando no lo usa. Se aconseja apagar el juguete inteligente cuando no lo usa para que deje de recoger datos. Si el artículo tiene un micrófono, déjelo en un cajón o baúl, donde sea más difícil de grabar conversaciones. Y los juguetes con cámara se pueden tapar o colocar de cara a una pared.

Informe de los fallos. Si ha notado algo inusual o si un pirata informático ha puesto en peligro un juguete, actúe como un buen ciudadano y presente siempre una queja a las autoridades estatales. Puede que no le sirva de ayuda a usted, pero hará que internet sea un sitio más seguro para todo el mundo y ejercerá presión sobre los fabricantes para que dejen de pasar por alto las garantías de seguridad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.