Moretones en brazos y piernas pueden ser síntomas de púrpura trombocitopénica: IMSS Puebla

0
9

La aparición de moretones grandes (petequias) y pequeños moretones (equimosis) en las extremidades inferiores pueden ser síntoma de la enfermedad denominada púrpura trombocitopénica ante inmune idiopática.

Otros síntomas son: dolor abdominal, sangrado por las diferentes mucosas del cuerpo como la nariz, la boca, oídos, vagina y recto, así lo dio a conocer el doctor Alejandro Limón Flores, Jefe de Hematología del Hospital de Especialidades “San José” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.

El especialista explicó que existen diferentes tipos de púrpura; sin embargo la más común es la púrpura trombocitopenia ante inmune idiopática. Dicho padecimiento se puede presentar a cualquier edad pero se desarrolla con mayor frecuencia en niños, en adultos mayores y personas que padecen enfermedades de la sangre.

Explicó que en el Hospital San José se atiende un promedio de 30 casos al año por este padecimiento, puesto que sólo se canalizan los casos de púrpura que requieren tratamientos más sofisticados o cuando son casos de difícil control.

El doctor Limón Flores destacó que ésta enfermedad no es hereditaria ni contagiosa, sin embargo, es posible que en el recién nacido se manifieste cuando la madre le transfiere los anticuerpos al bebé o en otros casos debido a ciertos medicamentos ingeridos durante el embarazo.

De no a tenderse, la púrpura trombocitopenia ante inmune idiopática tiene una probabilidad de mortalidad del uno por ciento, es decir que muere un paciente de cada 100 debido a hemorragias pulmonares, cerebrales y abdominales.

También señaló que existen medicamentos que por su naturaleza causan siempre trombocitopenia, tales como los llamados “aquilates” que se utilizan en pacientes con cáncer.

Agregó que éste padecimiento es el conjunto de varias enfermedades, por lo cual el tratamiento que se receta a cada paciente es diferente, pues bien no hay una razón exacta del porque se da esta enfermedad.

Cuándo la Púrpura no cede a los tratamientos ya previstos y se encuentra en cuadro severo, el proceso a seguir es la extirpación del baso, pues éste es el generador de plaquetas.

Por último, el doctor Limón Flores señaló que una persona que contrae esta enfermedad puede llegar a presentar este cuadro tres o cuatro veces al año y esto hace que, en algunos casos, se vuelva crónica.