¡No es el Procurador es la Procuraduría!

0

1.- El gobierno estatal tiene la obligación de explicar a la población (no solo boletinar hechos), que la impartición de la justicia es obra del Poder Judicial; pero que la procuraduría con sus funcionarios realiza tareas inquisitivas, investigadoras, punitivas, obligadas para que cualquier acto anti-social, criminal, violatorio de las leyes, sea castigado adecuadamente.    Cuando el vecino entienda el papel de las fiscalías, palabra de moda que sufrió o está supliendo a los ministerios públicos, les dará el lugar de respeto que merecen sí, no están corrompidas al pago simple o a la complicidad con abogados o llamados madrinas.

                            2.- Ante las dudas de la productividad de la fiscalía estatal, acusada desde ha tiempo por los medios impresos, o digitales, más el boca a boca que la tacha de corrupta, ineficaz, ineficiente o poco juiciosa, acusada también de excesiva parcialidad bajo el poder político en turno, es necesario revisar convocando a los académicos de lo criminal que sean expertos en crear:  diagnósticos, análisis, textos, Hojas de Ruta, (no a los enseñantes del común de escuelas o facultades);  invitando también a los antropólogos, sociólogos, adic working  del ramo, más llamar a los organismos de abogados llamados colegios a revisar exhaustivamente la ley que rige a la fiscalía para darle legitimidad al ser enriquecida como herramienta social útil en estos aciagos momentos criminales.

                            3.- Esta fiscalía general con sus funcionarios debe trabajar exhaustivamente, que para ello venden su fuerza de trabajo los que ahí están.   Tiene que ser productiva entendiendo la realización de servicios administrativos bien hechos, en tiempos breves, y con rendimientos altamente optimizados bajo honradez químicamente pura.

                            3.1.-  En épocas en que los gobiernos, hasta los municipales aldeanos presumen de ciudades inteligentes o colonias inteligentes, no hay una cámara-s de t.v.  que dé imágenes de todas las oficinas, tampoco se vé que los fiscales tengan idea de Relaciones Humanas por el trato ni despótico, sino de corrientez con los acudientes, e incluso cónstame que, azorados por no poseer conocimientos de agenda, sufren calvarios mentales al admitir en móviles llamadas familiares, o de asuntos ajenos a la venta de su fuerza laboral.

                            4.- Pero, sobre todo, antes que nada, en mas de setecientas en números redondos comunidades de más de dos mil quinientos habitantes no existen ¿O ya revivieron la figura?, tan necesaria para dar educación a millones de poblanos en el respeto al a ley que presente está con sus funcionarios al servicio del pueblo.

                            5.- Mientras sigan arribando funcionarios ajenos a la poblanidad, desconocedores de la socio-antropología e historia de nosotros, llegan, hacen su capital $$$ honesto o deshonesto, erosionando el orden constituido creado por los poblanos durante décadas de entrega de competentes, productivos y honestos funcionarios de todos los rangos, salvo la opinión de los expertos.

                            6.- El que sirva en la procuraduría debe tener familia en Puebla normal, bisexual o trisexual, pero ser nuestra, para ser protegida como las otras ante la ola delincuencial.   Salvo su opinión.

                            NUESTRA CASA.-  Día con día nuestra Alma Mater vá consolidando sus  fines.   La Ibero, la UDLAP, igualmente.   Pero no hay difusión de los tecnológicos ni de las unidades supuestamente tecnológicas.

cesarmusalemjop@hotmail.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.