miércoles , agosto 12 2020

Nulo apoyo del gobierno federal a los pueblos indígenas

Teopantlán, Puebla. La pandemia del coronavirus está en su apogeo, y no se ve con claridad cuándo empezarán a disminuir los contagios y los fallecimientos. El mal manejo de la pandemia por parte del Gobierno de México y como resultado de las malas políticas sanitarias que ha implementado la cuarta transformación, por lo que la vida y la salud de millones de mexicanos pobres están en grave riesgo: o mueren de hambre o por contraer el Covid-19, al salir a buscar trabajo para el sustento de los mismos.

Ciudadanos del municipio han expresado su preocupación ante dicha emergencia sanitaria: “ya pasaron casi cuatro meses que inició la enfermedad del coronavirus en nuestro país y se nos ha dicho que estemos encerrado para no contagiarnos, pero sin ningún apoyo del gobierno federal y estatal. Luego se nos dice que regresemos a trabajar, porque ya entramos a una nueva normalidad, pero se informa que el semáforo sanitario en Puebla está en color rojo.

Somos de origen indígena y siempre nos hemos dedicado al campo a la siembra del maíz y con los dos años que lleva López Obrador, pero tampoco vemos programas que realmente permita a los campesinos cultivar el campo. Las amas de casa se dedican a la artesanía en la elaboración de petates a base de palma”. Sin embargo, “nuestros ingresos no son suficientes. Por esa razón, nos hemos manifestado a través de videos y fotos en las redes sociales, con cartas al presidente de la república pidiendo apoyo para todo el municipio sin distinción de colores partidistas”.

Por su parte, Everardo de Jesús Vázquez, responsable de Antorcha en el municipio manifestó, que el número de contagios en el país es de ronda los 231 mil 770 y los fallecimientos llegaron a 28,510. Pero escuchamos al presidente López Obrador decir que que “no nos rebasó la pandemia” o que “ya pasamos lo más difícil de la pandemia de Covid-19”; estas declaraciones dan una muestra de la poca responsabilidad que tiene el ejecutivo federal para con los ciudadanos y que quedó en descubierto que no está a la altura de las circunstancias.

De Jesús Vázquez señaló que las consecuencias de la pandemia como el hambre, el desempleo y la agudización de la desigualdad social se vive ya en la población mexicana más vulnerable. Es obligación del gobierno garantizar la salud, la alimentación, la seguridad y el empleo, para todos los mexicanos. De no ser así, el pueblo tiene en sus manos la posibilidad de tomar las riendas de su destino: En el 2021 tiene la única oportunidad de lograrlo a través de las urnas y darle fin a la mal llamada Cuarta Transformación.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.