miércoles , noviembre 25 2020

Ofrece Fernando de la Mora concierto en el Palacio de Bellas Artes a beneficio de la Fundación Comparte Vida

Con el propósito de reunir fondos en beneficio de la Fundación Comparte Vida, mismos que serán destinados a su programa de Trasplante de Médula Ósea, el tenor Fernando de la Mora ofreció una gala en el Palacio de Bellas Artes este 24 de noviembre, en el que estuvo acompañado por el Coro de la Villa de las Niñas de Chalco y la Orquesta Sinfónica Mexicana, dirigida por Rodrigo Macías.
Previo al recital, integrado por obras de Miguel Bernal Jiménez, Franz Schubert y Johann Strauss, el presidente del Patronato de la Fundación Comparte Vida, Raúl Camou Rodríguez, hizo entrega de un reconocimiento al Instituto Nacional de Bellas Artes, como agradecimiento por la ayuda para la realización del evento.
«Los eventos y acciones de la fundación tienen el propósito de promover una cultura que quisiéramos que fuera cada día más rica, que es la donación de médula ósea, una acción que no nos cuesta nada», resaltó Camou Rodríguez.
El programa de la Fundación está dirigido a pacientes de leucemia y otras enfermedades de la sangre, cuya única oportunidad de vida es este tipo de trasplantes.
La llegada de la reina de Saba, de Georg Friedrich Haendel, fue la obra con que De la Mora inició la presentación, cuyo programa estuvo perfilado a la proximidad de las fiestas decembrinas. La potente voz del tenor lució a plenitud en la interpretación de las obras incluidas, para demostrar así tanto su sensibilidad como el dominio técnico que ha desarrollado.
Siguió con Por el valle de rosas, de Bernal Jiménez; Ave María, de Schubert; Panis Angelicus, de Cesar Franck, y Vals del emperador, de Strauss, composición que la Orquesta Sinfónica Mexicana interpretó sin el cantante, para mostrar de este modo sus propios atributos interpretativos.
De la Mora regresó al escenario principal del Palacio de Bellas Artes e interpretó Gesù bambino, de Pietro Alessandro Yon; Mille Cherubini, de Schubert, y Adeste Fideles, de John Reading.
En todo momento el público demostró su admiración y aprecio por el cantante, en especial durante las composiciones más rítmicas y contemporáneas, como The First Noel, de W. B. Sandys; Christmas Song, de Mel Torne/Bob Wells, y O holy night, de Adolphe Adam/John Rutter.
De esta manera, el tenor adelantó un festejo musical de la celebración de Navidad, al tiempo de contribuir a una causa altruista como lo es la donación de médula ósea.

 

Acerca de Redacción