lunes , noviembre 23 2020

Ofrecen zonas arqueológicas cercanas a la Ciudad de México un vistazo al pasado mexicano

Los días de asueto bien pueden aprovecharse para visitar los grandes atractivos de la capital mexicana, como son los distintos sitios arqueológicos que se extienden dentro y por sus alrededores, lo que la convierte en una singular urbe con tesoros y ruinas ancestrales que pocas ciudades en el mundo pueden presumir.

En el Distrito Federal se pueden encontrar vestigios arqueológicos como el Templo Mayor, la Pirámide de Cuicuilco o la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, lugares que bien en un viaje relámpago pueden disfrutarse.
El Templo Mayor es el edificio principal del recinto ceremonial de Tenochtitlan, mismo que fue descubierto entre 1978 y 1982. Excavaciones arqueológicas permitieron recuperar una colección de más de siete mil objetos y algunos edificios aledaños, lo que dio origen a la iniciativa de edificar ahí un museo para exhibir dicha colección y, al mismo tiempo, complementar la visita de la zona arqueológica.
El Museo del Templo Mayor se compone de ocho salas dedicadas a las dos principales deidades de los mexicas, en cuyo interior se exponen las piezas arqueológicas: Huitzilopochtli, dios solar de la guerra y Tláloc, dios de la lluvia vinculado de manera directa con la agricultura.
Las ruinas arqueológicas están en el Museo del Templo Mayor, Seminario Nº 8 Col. Centro, a una cuadra del Zócalo. Horario: martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs., costo de entrada 57 pesos por persona, exentos de pago: niños menores de 13 años, estudiantes y profesores con credencial vigente. Domingo, entrada libre.
La zona arqueológica de Tlatelolco es otro de los lugares arqueológicos que se puede visitar en el Distrito Federal. Es considerada como la más grande del Área Metropolitana de la Ciudad de México y parte sustancial de la Plaza de las Tres Culturas, donde se reflejan tres importantes etapas de la historia de México: la prehispánica, la colonial y la contemporánea.
La Zona Arqueológica se encuentra en el Eje Central Lázaro Cárdenas, esquina con la calle Flores Magón, en Nonoalco, Tlatelolco, Horario: domingo a domingo de 8:00 a 18:00 horas. Entrada libre.
Cuicuilco fue el primer centro cívico religioso de grandes dimensiones del Altiplano Mexicano, su población incluía prácticamente todos los estratos sociales y rasgos culturales que caracterizarían a las ciudades-Estado de Mesoamérica. Actualmente se pueden observar ocho de los múltiples edificios religiosos y habitacionales que existieron, e incluso los restos del sistema hidráulico que abastecía a la ciudad.
En el lugar se distingue una pirámide construida en posición estratégica para el desarrollo del lugar. El espacio abierto al público se le conoce como Cuicuilco A, y se localizan los monumentos arqueológicos de el Gran Basamento, Kiva, Edificio E1 y la Estela. Anexo a esta zona se encuentra el Museo Arqueológico de Cuicuilco, el cual alberga una colección de objetos arqueológicos sobre los aspectos culturales de los habitantes de esta zona.
Las ruinas de Cuicuilco se localizan en Insurgentes Sur s/n Colonia Isidro Fabela, delegación Tlalpan. Horario: lunes a domingo de 9:00 a 17:00 horas. Entrada libre.
A dos horas y media del Distrito Federal se encuentra Malinalco, lugar famoso por su zona arqueológica conocida como «Cerro de los Ídolos», el convento Agustino del siglo XVI, su mercado tradicional y sus temazcales. Es un conjunto arquitectónico integrado por seis monumentos que dan forma a una amplia terraza.
En el sitio, ubicado en el barrio de Santa Mónica, a unos 125 metros de altura sobre la parte media de la montaña Texcaltepec, también se encuentra el Museo Universitario Dr. Luis Mario Schneider, el cual resguarda documentos de la historia regional y piezas relacionadas con la antropología, la arqueología, la botánica, la cultura popular y la medicina tradicional.
El recinto museístico se ubica en Amajac esquina Agustín Melgar s/n, Barrio Santa Mónica, Malinalco, Estado de México. Horario de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
En el estado de Morelos se encuentran el espacio arqueológico de las Pirámides de Xochicalco dentro de los municipios de Miacatlán y Temixco, en el occidente del estado de Morelos, a unos 32 kilómetros de la ciudad de Cuernavaca.
Xochicalco fue construida sobre una colina que se eleva a 130 metros sobre la planicie circundante. En la zona se puede apreciar el Templo de la Serpiente Emplumada o templo de Quetzalcóatl, plazas y principales edificios públicos y religiosos, altares circulares, temazcales, la plaza de la Estela de los Dos Grifo y el Museo del sitio que expone 600 piezas arqueológicas encontradas en la última excavación de esa zona, entre ellas destacan las estelas.
Una forma de llegar a la zona arqueológica es partiendo de la ciudad de Cuernavaca desde donse se toma la carretera federal núm. 95 hasta el poblado de Alpuyeca, de ahí se sigue la desviación hacia Miacatlan, a ocho kilómetros a la derecha, se encuentra otra desviación de cuatro kilómetros hasta la zona.
En las famosas pirámides de Teotihuacan se concentran los principales complejos de edificios monumentales como La Ciudadela y el Templo de la Serpiente Emplumada, la Calzada de los Muertos, las Pirámides del Sol y la Luna, el Palacio de Quetzalpapálotl y cuatro conjuntos departamentales con importantes ejemplos de pintura mural como son Tetitla, Atetelco, Tepantitla y La Ventilla, además de otros dos conjuntos de corte habitacional denominados Yayahuala y Zacuala.
La Zona arqueológica cuenta con dos museos especializados: el de la Cultura Teotihuacana y el Museo de Murales Teotihuacanos «Beatriz de la Fuente», así como una sala de exposiciones temporales ubicada en el edificio conocido como «Exmuseo».
La zona se ubica al norte de la Ciudad de México en el municipio de Teotihuacán, en el Estado de México, y se puede acceder a través de la carretera a Pachuca.

 

Acerca de Redacción