miércoles , noviembre 25 2020

PEF 2021: otra vileza de la 4T

Angélica Villa Enciso.-

 

El PEF 2021 es la continuación de las grandes calamidades que se han enseñoreado sobre el pueblo de México a partir de la llegada al poder de la 4T, ni un viso de esperanza se puede dejar entrever para el futuro de los pobres de México.

Nuevamente, no hay dinero para vacunas ni para el campo, ni para hospitales ni para obra pública, ni para vivienda, ni para carreteras, ni para agua potable ni para electrificaciones ni para municipios; entonces ¿en qué se va a gastar el dinero del erario?

En las obras caprichosas de AMLO cuya rentabilidad ha sido cuestionada por propios y extraños, como la permanentemente inundada refinería de Dos Bocas, el improvisado aeropuerto de Santa Lucía sembrado de fósiles prehistóricos y en el Tren Maya que va a devastar la selva por un incierto proyecto turístico y, sobre todo, en los programas electoreros del gobierno federal de ayudas monetarias que tienen la pretensión de comprar voluntades para que la gente vote por el partido gobernante. ¿Cuánto habría costado salvar la vida de los casi 100 mil mexicanos que han muerto por Covid-19 y que dejaron igual número de familias con gran pesar y enfrentadas a sufrir más dificultades económicas? ¿Hubiera valido la pena cancelar algunos de estos proyectos electoreros para salvar vidas cómo lo hubiera hecho cualquier amoroso padre de familia para salvar a su hijo gravemente enfermo? Está claro que el gobierno de AMLO prefirió el sacrificio de los enfermos por covid-19. Hoy adquiere verdadera significación lo que dijo el líder de la 4T “la pandemia nos quedó como anillo al dedo”.

Si se gobernará velando por los intereses del pueblo, la contingencia sanitaria y la crisis económica, imponen, sin ningún ápice de duda, la cancelación de uno o de todos estos proyectos para volcar con urgencia estos recursos al rescate de los mexicanos, con mejores servicios de salud y la reactivación económica; sin embargo, en el PEF 2021 se le aumentó el presupuesto al Tren Maya en un 641.5 por ciento, a la refinería de Dos Bocas en 9.1 por ciento, al aeropuerto de Santa Lucía en 297 por ciento y, ¡a salud, en la ínfima cantidad de 1.8 por ciento! es decir, que la política del gobierno federal es: ¡que se muera quien se tenga que morir! ¿cómo se le puede calificar a esta irresponsable política de López Obrador y de los diputados federales morenistas? ¡Deshumanizada, aberrante y criminal!

Y en los municipios donde se deben atender las necesidades inmediatas de la población ¿cuál será el impacto del PEF 2021? Las Participaciones Federales para Entidades Federativas y Municipios correspondientes al ramo 28 disminuyeron en 30 mil 052 mdp con relación a lo aprobado el año anterior; cifra que, en términos reales, representa una disminución de 6.4 por ciento al ya de por sí disminuido presupuesto del 2019.

A los ayuntamientos se les ha recortado el presupuesto en el rubro de participaciones en un porcentaje promedio de 40 por ciento, aunque en algunos meses la reducción ha representado el 60 por ciento; limitando así a los presidentes municipales para dar atención a las peticiones urgentes e inmediatas de la población, como son: apoyos para medicamentos y traslados urgentes de pacientes a hospitales más especializados,  mantenimiento de alumbrado público,  de redes de agua potable, desazolve de alcantarillados sanitarios; también han tenido que disminuir el salario de los trabajadores, recortar personal; dejado de adquirir camiones para la recolección de basura, de patrullas y equipo de protección para los policías como chalecos antibalas, cámaras de vigilancia y han disminuido los apoyos con alimentos para las personas que se han quedado sin empleo por efecto de la pandemia, entre otras muchas cosas.

En una palabra, los municipios han quedado al borde de la miseria, por no tener recursos para responder a las necesidades de la población, remendando tuberías, parchando caminos, improvisando patrullas para cuidar la seguridad de la población, sin equipos de protección para los cuerpos policiacos, disminuyendo el número de policías, con unidades de camiones recolectores de residuos sólidos en malas condiciones y sin posibilidades de adquirir unidades nuevas, en una palabra, el caos y la pobreza total.

Ante la cancelación del derecho de los mexicanos a mejores condiciones de vida a que los condena por tercer año consecutivo la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el Movimiento Antorchista Nacional alzó la voz de manera enérgica para denunciar los atropellos de los diputados federales morenistas al recortar el presupuesto para el gasto social, en las palabras que el Doctor Brasil Acosta Peña pronunció en la Cámara de Diputados señalando que el presupuesto era centralista del poder económico, electorero y neoliberal.

La única manera para modificar esta errática política económica del actual gobierno federal, es formar una fuerza política monolítica que se proponga como objetivo inmediato conquistar el poder político para ponerlo al servicio del pueblo, eligiendo para el próximo año, a diputados federales, gobernadores y presidentes municipales que representen los intereses de los trabajadores de México.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.