Posicionamiento respecto al intento de acción de inconstitucionalidad sobre la iniciativa 3 de 3

0
94

La acción de inconstitucionalidad de la iniciativa 3 de tres, promovida por la titular de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, expresa nítidamente la violencia simbólica ejercida por una mujer que ha introyectado totalmente el pensamiento de los dominantes y agrede a otras mujeres, los argumentos que apoyan tal acción son además de falaces y poco informados, denigrantes.

Confundir cualquier puesto de elección popular o por designación o por concurso en la administración pública con cualquier trabajo es de una ignorancia indescriptible, las personas que aspiran a estos puestos deben cumplir con requisitos de ética y compromiso, más allá de los empleos ordinarios, ya que implican el servicio o la representación de la sociedad en su ejercicio.

Ignorar el interés superior de las niñas y los niños para seguir protegiendo a deudores alimentarios y violentadores parece surrealista viniendo de la titular de la CNDH, además dejar de lado la normatividad nacional y el conjunto de pactos y acuerdos internacionales, sobre derechos humanos, de los que México es signatario, es casi imposible de comprender.

Esta acción se suma al conjunto de atropellos que la actual administración ha llevado a cabo en contra de los derechos y recursos tan difícilmente obtenidos por el movimiento de mujeres en México, violentando el carácter progresivo de los derechos humanos ha arrebatado recursos etiquetados en el anexo 13 para llevarlo a solventar las becas de los ninis.

En cuanto a los feminicidios, han pasado de 917 en 2018 a 1006 en el 2021, de 2019 a 2021 se ha registrado un aumento del 55% en la tasa de feminicidios y del total de feminicidios el 10% se ha perpetrado en niñas y adolescentes, estas son las cifras de la administración de la 4T para las mujeres de este país.

El PRD se ha declarado un partido feminista en octubre de 2021, asumiendo que las mujeres y sus derechos son el centro de nuestro hacer político, que implementamos acciones y políticas que transformen las formas patriarcales para beneficio de las mujeres y sus familias.

Por lo que nos queda claro que una persona tan poco interesada en los derechos humanos de las mujeres y de los derechos humanos de las niñas y los niños, que es incapaz de aplicar el precepto de priorizar el interés superior de las infancias en cualquier litigio, no puede presidir un organismo tan sensible como lo es la CNDH; desde el PRD exigimos la renuncia de Rosario Piedra Ibarra a la CNDH.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí