viernes , diciembre 4 2020

RMV entrega mil 113 mdp a municipios en participaciones y aportaciones

El Gobernador Rafael Moreno Valle entregó recursos a municipios del estado por mil 136 millones de pesos, correspondientes a participaciones y aportaciones –Ramos 28 y 33- del 2012.

La administración estatal distribuye estos apoyos con transparencia, sin distingos partidistas o regionales, ni trabas administrativas, burocráticas o jurídicas.

“En mi gobierno, la entrega de participaciones y aportaciones se ha realizado sin pedir explicación alguna, porque como ediles tienen autonomía y son un orden de gobierno, y darán cuenta al organismo fiscalizador y sobre todo a los ciudadanos de cómo aplican estos recursos”.

Por ser de suma trascendencia, se adjunta la versión estenográfica:

Versión estenográfica  del mensaje del Gobernador Constitucional del Estado, Rafael Moreno Valle, durante la Entrega de Participa-ciones y Recursos de Ramo 33, en Casa Puebla.

Muy buenos días a todos los presidentes y presidentas municipales.

Quisimos, precisamente, que este evento se diera aquí, en esta ocasión, para poder entregarles los recursos que legítimamente les corresponde.

Estamos entregando mil 136 millones de pesos.

Y esto, es lo que les corresponde por Participaciones y Ramo 33.

Quiero decirles que en gobiernos anteriores, no se hacían eventos como éste.

Que en gobiernos anteriores, se les regateaba y les escatimaban los recursos a los presidentes y presidentas municipales.

Que se tenía que presentar, por parte de los ayuntamientos, un expediente al Gobierno del Estado, para cada obra que iban a ejercer, a través del Ramo 33.

A través de la famosa Ley del Federalismo Hacendario.

Y esto, le daba al gobierno estatal, la facultad de revisar esos expedientes, la posibilidad de autorizarlos o no autorizarlos.

De tal suerte, que los ayuntamientos, tenían el riesgo de que se les retuvieran los recursos por criterios políticos.

Y que un municipio podía entrar al sexto mes del año, sin haber recibido su Ramo 33, que les hubiera correspondido, al segundo.

Eso implicaba, por supuesto, una gran desventaja en términos de planeación y de ejecución de obra pública.

Y por eso, desde el inicio de mi gobierno, le di instrucciones muy precisas al Secretario de Finanzas, Roberto Moya, para poder entregar de manera puntual, los recursos, pero sobre todo, sin ningún tipo de trabas administrativas, burocráticas o jurídicas.

A ninguno de ustedes les he pedido alguna explicación del destino que le van a dar a estos recursos, porque ustedes, como presidentes, como presidentas, en base al Artículo 115 Constitucional, tienen autonomía.

Son: Orden de gobierno, igual que el Estado, igual que el gobierno federal.

Y ustedes, tendrán que dar cuentas al Órgano de Fiscalización del Estado y ustedes le tendrán que dar cuenta, sobre todo, a los ciudadanos, de cómo ejercen los recursos públicos.

También quiero decirles, que he reiterado, desde el inicio de administración, la disposición de trabajar de manera coordinada y conjunta y hoy, la reitero: A través de programas que son absolutamente transparentes.

Aquí, no hay distingos partidistas.

Aquí, no hay distingos regionales.

Aquí, es muy transparente el asunto, en términos de qué programas, cuánto le corresponde aportar al municipio y cuánto aporta el gobierno estatal.

Y además, he logrado que en diversos programas federales, aumenten las aportaciones de la federación.

Por ejemplo, anteriormente para los programas del PIBAI, la aportación federal era del 50%.

El año pasaron logré que fuera, el 70% federal.

Este año, logré que fuera, el 75% federal.

Y adicionalmente a eso, el gobierno estatal pone el 50% de lo que le corresponda a los ayuntamientos.

Yo sé, que no todos los ayuntamientos, tienen la posibilidad de utilizar este programa, porque no hay población indígena. Son siete etnias indígenas, pero hay municipios que no tienen comunidades indígenas.

Programas a través de la CNA.

Hemos venido realizando con varios de ustedes. Programas de agua, de drenaje, de plantas de tratamiento de agua.

Hemos trabajado con algunos de ustedes, en programas a través de la Secretaría de Turismo.

Sin embargo, los recursos son insuficientes, particularmente en ese convenio.

Por eso, me da tanto gusto que estemos llevando a cabo obras peso a peso, de imagen urbana.

Entonces, me preguntaban de los festejos del cinco de mayo.

Yo estoy contabilizando todo, porque es la gran fiesta en el país y la gran fiesta de Puebla.

Por ejemplo, estamos haciendo una obra de imagen urbana en Zacapoaxtla.

Estamos haciendo una, en Tetela de Ocampo.

Hicimos una, en Huauchinango.

En Xicotepec estamos haciendo una obra de imagen urbana y todas esas, a nivel municipal, son conmemorativas al 150 aniversario de la batalla de Puebla.

Igual, por ejemplo, el hospital general de Tecamachalco.

Yo creo que, en la medida en que podamos darle mayor realce, estaremos, incluso, siguiendo el ejemplo de nuestros antepasados.

Yo estuve revisando con cuidado los festejos del Centenario de la batalla del cinco de mayo. De hecho, mi abuelo en ese tiempo, era senador de la República.

En efecto, se inauguraron obras tan importantes como: La carretera México-Puebla.

Toda el área del fuerte de Loreto y toda esta zona que estamos rescatando, también se inauguró, precisamente, con motivo de las fiestas del Centenario.

Por supuesto, que en el 150 aniversario, no nos íbamos a quedar atrás.

Vamos a mostrar lo que está haciendo Puebla y vamos a poner a Puebla en alto, a nivel nacional.

Yo quisiera aprovechar esta ocasión para hacer algunas reflexiones.

En primer término, aprovechando la presencia de mi amigo, el señor diputado federal, Leobardo Soto.

Comentarle, señor diputado, que hay una gran preocupación de diversos presidentes y presidentas municipales, porque, como usted sabe, la distribución de los recursos del Ramo 33, está vinculada entre otros criterios, al nivel de marginación, al índice de marginación.

Y hubo un censo en el 2010, que modifica los indicadores de marginación de todos los municipios del país.

Y no todos los municipios de nuestro Estado, habían reducido los índices de marginación, con respecto a los censos anteriores.

Y eso implicó, que la distribución de recursos del 2012, recibieran menos recursos, que aquellos municipios, que de alguna manera, estaban logrando abatir la marginación, resulta que reciben menos recursos.

Y es un asunto que viene de la fórmula, es una fórmula que se hizo hace mucho tiempo y que la Secretaría de Hacienda, simplemente la aplica y nosotros distribuimos el recurso que nos envía.

Pero creo que vale mucho la pena, alinear esos criterios.

Yo creo que hay que premiar la eficiencia, no castigarla.

Es decir, todos estamos de acuerdo en que habría que darle más apoyo al que menos tiene, pero también, todos entendemos que en la medida en que se hagan bien las cosas, hay que premiar a los que están trabajando.

Por ejemplo, si hay un presidente municipal que, con el mismo recurso, en un municipio de similar tamaño, hace obras de agua, de drenaje, de escuelas, obras de salud, de caminos y eso permite reducir el índice de marginación.

Pues me parece injusto, que se sancione a ese ayuntamiento con menos recursos.

Mientras que un municipio que recibió el mismo dinero y en vez de emplearlo en temas de interés público, en temas prioritarios para el desarrollo, lo utilizó en obras superfluas, lo utilizó en comprar vehículos de lujo.

Resulta que incrementa su índice de marginación y ahora recibe más recursos.

Me parece que ese esquema es injusto.

Y yo entiendo que será complejo, porque se requiere el consenso de los diputados, pero creo, que particularmente, en el caso de Puebla, es una situación que sí está impactando a nuestros presidentes y ojalá se puedan tomar cartas en el asunto, señor diputado.

También yo quiero aprovechar para agradecer la presencia del diputado Mario Riestra, de Edgard Salomón y agradecerles el apoyo, para la autorización de diversos mecanismos financieros.

Y yo creo que es importante aclarar estos asuntos.

Porque, el año pasado, por ejemplo, aprobamos un mecanismo a través de Banobras con el PAIS, que le permite al Estado y a los municipios, utilizar los recursos, de alguna manera, adelantar los recursos que ustedes reciben del Ramo 33.

Sin embargo, se van descontando durante su propia administración, para evitar que dejen una deuda heredada.

Esto les permite por ejemplo, realizar una gran obra, adelantar los flujos.

Básicamente, ese tipo de esquema que logramos autorizar el año pasado.

Yo, por ejemplo, el año pasado el Gobierno del Estado, no utilizó ni un centavo de ese recurso.

A mí me dejaron una deuda de nueve mil millones de pesos.

En lo que va de mi gobierno, nos pagaron 642 millones de pesos, entre intereses y capital de la deuda que me dejó Mario Marín.

Yo hubiera podido hacer muchas escuelas o centros de salud o carreteras, obras de agua potable, de drenaje o de infraestructura urbana o de promoción turística, con esos recursos.

Pero, he estado pagando la deuda que me heredaron.

Entonces, en lo que va de mi gobierno, no he pedido un solo peso prestado.

¿Qué es lo que sé le solicitó a los diputados y estuve evaluando con el señor Secretario de Finanzas?: El perfil de la deuda que me dejo el gobierno anterior.

Y estamos buscando mejorar la calificación crediticia del Estado.

¿Qué de importancia la calificación crediticia?

La calificación crediticia, es el riesgo que representa el Estado, desde el punto de vista financiero, para sus acreedores

En la medida en que tenga una mejor calificación crediticia, pues se reducen las tasas de interés que nos cobran los bancos.

Y principalmente, los riesgos desde el punto de vista crediticio del Estado, eran las pensiones.

Y yo quiero agradecer a los señores diputados al Congreso del Estado, que ya se hizo la reforma de pensiones, que eso le da viabilidad financiera, desde el punto de vista del ISSSTEP, al Estado de Puebla.

Y el otro asunto es: El SOAPAP.

Recientemente recuperamos el manejo de las plantas que se tenían concesionadas a la empresa Degremont, es un esquema, en el cual el Estado era el dueño de los bienes, pero se estaban pagando hasta diez millones de pesos al mes, por operación.

Y el SOAPAP debe más de tres mil 500 millones de pesos.

Ese es el otro foco que yo tengo, en términos de la deuda, porque el SOAPAP, es deficitario.

El Gobierno del Estado, año con año, le tiene que dar recursos al SOAPAP, porque sus gastos, su costo, es mayor a sus ingresos.

Y esto, evidentemente es un tema que nos ha tenido trabajando y estoy determinado a buscar reestructurar la deuda del SOAPAP, por una razón muy importante: Está garantizada por Participaciones.

Entonces, le pedí al señor Secretario de Finanzas, que elaboráramos para el Congreso, todas las alternativas posibles de endeudamiento, para sustituir una deuda con otra.

Yo no tengo pensado endeudar al Estado a mi salida o entregar a un próximo Gobernador  o Gobernadora, lo que a mí me entregaron: Nueve mil millones de deuda.

La deuda que recibió Marín, fueron tres mil millones de todos los gobiernos anteriores y en su administración, pidió seis mil más.

Entonces, nosotros estamos buscando, sobre todo, por las condiciones de los mercados internacionales y la volatilidad, cómo podemos con esos nueve mil millones de pesos que ya tengo que estar pagando constantemente los intereses, ¿cómo puedo mejorar el perfil de la deuda y poder reducir la exposición del Estado y mejorar la calificación crediticia?

Por eso se están viendo distintas alternativas.

Alternativas que no impliquen utilizar las Participaciones como pago, para mejorar la calificación crediticia del Estado.

Por ejemplo, en el Estado de México, se hizo una fusión del Instituto de Catastro con el Registro Público de la Propiedad y posteriormente se hizo una bursatilización de ese instituto, de ese organismo.

Y ¿qué es una bursatilización?

Básicamente, se crea el fideicomiso y los ingresos, durante un determinado periodo de tiempo o una parte de los ingresos de ese instituto registral y catastral del Estado de México, se va pagando al fideicomiso y los bancos, van cobrando el dinero del fideicomiso.

Una bursatilización es lo mismo que tenemos aquí, con carreteras de cuotas de Puebla, que es un organismo que yo quiero eliminar.

Y les voy a decir por qué lo quiero eliminar.

Porque yo lo cree, como Secretario de Finanzas, pero con un propósito específico: Se estaba construyendo la carretera a Teziutlán.

Si lo hacíamos a través de la SCT, no podríamos reducir el IVA.

Si lo hacíamos a través de un organismo descentralizado, podíamos recibir del gobierno federal, el IVA de regreso.

Y eso implicaba una gran cantidad de recursos, más de 150 millones de pesos.

Entonces, creamos carreteras de cuota, como un organismo, simplemente, que nos permitiera obtener ese beneficio fiscal.

Y de pronto vi, que se volvió prácticamente otra Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Anteriormente, todas las personas que estaban operando las carreteras, trabajaban en la Secretaría de Finanzas, no se había hecho otra estructura burocrática, con un director administrativo, con un director jurídico, pero la razón, en este momento, por ejemplo, a poder reestructurar carreteras de cuota de Puebla, es que se tiene que bursatilizar los ingresos de esas carreteras.

Ese organismo, los ingresos que recibe, lo da un fideicomiso, por una deuda de la administración anterior.

Entonces, evidentemente, yo envié al Congreso del Estado, todo un menú de alternativas, para ver qué es lo que más le conviene al Estado, según lo que digan los mercados.

Mi pregunta: Como ex Secretario de Finanzas, como ex Presidente del Colegio de Economistas, ¿oye, qué es lo más conviene en este momento para sustituir la deuda del SOAPAP, por ejemplo?

Que finalmente es: Pedir un crédito para pagar otro, no expedir más deuda.

Y eso, es lo que yo quiero dejar muy claro, que es, simplemente, tomar un crédito que pueda tener mejores condiciones, más baja o bien, por ejemplo, tenemos otro crédito con la banca comercial, que ya no sólo estamos pagando intereses-

Este año, tendría que pagar nada más de ese crédito, alrededor de 400 millones de pesos de capital y eso sí me va a impactar también, en la posibilidad de poder construir una serie de obras.

Por lo tanto, en ese caso, yo lo que he estado planteando es, pues vamos a sustituirlo, vamos a buscar un crédito que nos dé un periodo de gracia, para estar pagando intereses, pero, es el mismo monto.

Es decir, yo creo que es importante.

Y yo le agradezco a los diputados, que hayan entendido cuál era el afán de solicitar estos instrumentos y que no es algo que yo requiera en este momento.

Recuerden que el año pasado, yo ya tenía dos mil 500 millones de pesos autorizados, por una legislatura anterior.

Y adicionalmente teníamos, el esquema de Banobras PAIS, y no he utilizado un solo centavo.

Si yo requiriera pedir un crédito, pues se hubiera tomado la línea de crédito que ya estaba establecida.

Sin embargo, la línea de mil 500 millones, es deuda directa del Estado, en la cual, tendría yo que empeñar las Participaciones.

Y precisamente, lo que estaría buscando en un momento, en esta reestructuración de la deuda estatal, es seguir debiendo los mismos nueve mil 68 millones, pero, con instrumento que no pongan en garantía las Participaciones del Estado, con un instrumento que nos den un mayor periodo de gracia para pagar el capital.

Eso es, esencialmente, lo que hemos enviado al Congreso.

Pero, agradezco mucho la sensibilidad de los diputados, de poder tomar esto y espero que algunos medios de comunicación, que no hayan entendido este mecanismo y esta intención, que puedan aclararlo, porque lo mismo leí hace un año, cuando decían: “DEUDA DE CUATRO MIL MILLONES DE PESOS AL GOBIERNO DE MORENO VALLE”

No hay un centavo de deuda que haya adquirido mi gobierno.

Simplemente lo que me dieron y lo que me van a dar, una vez más, son tarjetas de crédito, equivalente a una tarjeta de crédito, solo que sin una cuota.

Tal vez, la razón por la cual no tenemos muchas tarjetas de crédito, porque cada una te cobra, una cuota anual.

Entonces, aunque no la utilices, tiene que pagar dinero.

Ahora, imagínense que esta autorización del Congreso, es como que te dieran tarjetas de crédito, sin cuota anual.

Si fuera sin cuota anual, yo prefiero tener muchas.

De pronto llegas a alguna tienda y dicen: “No, pues yo no acepto esta tarjeta. Y es la que tú tienes. Creo que yo  acepto esta otra”.

Entonces, podemos tener esa posibilidad de esas tarjetas de crédito, que siempre son útiles.

Yo, por ejemplo, cuando fui Secretario de Finanzas, en el ´99, me tocó en el primer año de gobierno del licenciado Melquiades, enfrentar, primero, un sismo el 15 de junio y después, las lluvias torrenciales en octubre.

En aquella ocasión, realmente tuve liquidez como Secretario de Finanzas, para poder pagar todas las contingencias y los recursos que le correspondían al Estado, a través del FONDEN, porque no se había ejercido el recurso en obra pública y porque se pudieron cancelar algunos otros proyectos.

Pero, nosotros, en mi gobierno, estamos ejerciendo al cien  por ciento los recursos que nos autorizan los diputados, tanto federales como locales, de obra pública.

Siempre hay  que estar listos para una contingencia y precisamente, para eso, son las tarjetas de crédito.

Si se presenta un imprevisto, se presenta una emergencia, tienes cómo responder.

Y por supuesto, entendiendo, también, que las tarjetas de crédito también cobran diferentes intereses.

Resulta que tenías una deuda en una tarjeta de crédito, que cobran un interés muy alto y tienes la otra tarjeta de crédito, pues puedes pagar lo de una tarjeta con otra, para reducir tu tasa de interés.

Es así de sencillo.

Y yo les ofrezco, también, por supuesto, que Roberto Moya, mi Secretario de Finanzas, estará en la mejor disposición, porque sé, que algunos de ustedes, guardadas las proporciones, también recibieron deudas de sus antecesores.

Y yo creo que es importante que ustedes hagan una evaluación, una revisión profunda, de cuáles son las condiciones en las que se otorgaron esos créditos, de cuál es la amortización que se va a tener que venir dando, cuáles son los periodos y ver qué es lo que más les conviene.

Y en otros casos, si tienen algunas obras importantes y quieren realizar y quieren adelantar los flujos futuros de su propio gobierno, pues para eso está el esquema que habíamos pedido desde el año pasado, con Banobras, que nos van -los diputados locales- a volver a autorizar, porque tenía vigencia de un año y que está abierto para que ustedes puedan utilizarlo.

Y también, por supuesto, se puede empatar, una aportación de esa naturaleza, con recursos federales y estatales.

Es decir, si ustedes, pensando en un municipio pequeño, algún municipio, piensen en la mixteca o en la sierra negra o en la sierra norte, que tenga población indígena y que tenga una obra muy ambiciosa, un drenaje, por ejemplo.

Un drenaje en un municipio, que tenga cinco millones de pesos de Ramo 33, y tiene obra de drenaje o una carretera que vale 30 millones de pesos.

Pero, imagínense que puedan tener la posibilidad de que el gobierno federal, ponga el 75%.

Yo no sé, el próximo año, quién vaya a ser el Presidente o la Presidenta de la República y no sé cuáles sean los criterios de los convenios con la CDI, pero no creo que sean mejores que el 75%, ¿eh?

Entonces, en un caso así, dices: Si no me alcanza para mi aportación, aunque sólo me toque el 12 y medio por ciento, no me alcanza para mi aportación con los recursos que tengo este año.

Yo, en ese caso, sí les diría: Pidan el adelanto del PAIS, para hacer su aportación, porque van a estar recibiendo 75% de la federación, 12.5% y es una obra que va a tener un gran impacto en su población-.

Entonces, creo que deben de ser muy cuidadosos y siempre, también, vean los alcances, la capacidad de endeudamiento que tiene cada uno de sus municipios.

Pero, les ofrezco, por supuesto, que el Secretario de Finanzas, estará en la mejor disposición de orientarlos, para que puedan tomar la mejor decisión, para que puedan reducir la carga de su deuda o para que puedan reestructurarla, como les decía.

Uno de los pleitos comerciales que tengo, implica que tengo que empezar a pagar capital, en cantidades muy importantes, evidentemente, si nosotros podemos concebir una deuda que nos va a dar un periodo de gracia, aunque sea por el mismo monto, vamos a liberar recursos para hacer obra pública, en estos años, como les decía.

A la fecha, van 642 millones de pesos que he gastado, en pagar la deuda del gobierno anterior.

Eso, sin reducirla, simplemente lo que son intereses y parte de capital, en algunos casos.

De tal suerte, que les comparto estas experiencias y creo que es importante que ustedes, hagan una evaluación.

Cada municipio, tiene circunstancias diferentes, proyectos distintos.

Pero que sepan, en que cualquiera de los asuntos que a ustedes les interese, al trabajar con el gobierno estatal, siempre estaremos con la mejor disposición.

Porque, en primer término, como lo he demostrado este día, así como desde el inicio de mi gobierno, respeto la autonomía municipal, reconozco su liderazgo en sus comunidades, en sus municipios de origen y les reitero, también, mi disposición de trabajar hombro con hombro, porque juntos, podemos lograr más, que cada quién por su lado.

Y estoy convencido que la transformación de Puebla, pasa por los 217 municipios.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.