SAGARPA y LICONSA reculan y aceptan cumplir acuerdo con productores lecheros

0
97

Por gestiones del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, la SAGARPA y LICONSA acordaron respetar el pago de 5.50 pesos el litro de leche, y dar vigencia al convenio establecido a principios de 2012.

Esta decisión da tranquilidad a más de 30 mil familias de productores de leche, que entregan a esta empresa sectorizada en la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO) leche fluida por 2 millones de litros diarios para sus programas sociales.

En reunión sostenida por Álvaro González Muñoz, dirigente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, el coordinador general de Ganadería de la SAGARPA, Everardo González Padilla;  y el director general de LICONSA, Jesús Galván Muñoz, se estableció el compromiso de las instancias federales de no bajar el precio que se viene pagando a pequeños y medianos productores de leche del país.

Ambos funcionarios federales afirmaron estar en la mejor disposición de respetar el acuerdo firmado y entregar los recursos fiscales para que la relación de intercambio con los productores continúe con normalidad, y no se interrumpa el Programa de Captación de Leche que mantiene LICONSA, en función del acuerdo vigente por este año.

González Muñoz en entrevista, expresó su confianza de que el convenio se cumpla realmente y no se juegue con la economía de más de 30 mil familias que dependen de la producción lechera, de su sistema de distribución, de empresas pasteurizadoras y comercializadoras, sobre todo en estos momentos en que los ganaderos sufren los estragos de la sequía.

Álvaro González anunció que se invitará a la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) y a la Asociación Nacional de Productores Lecheros (ANGLAC), para que se sumen al esfuerzo de defensa de los precios y a formar parte de los programas gubernamentales.

El dirigente de los productores de leche dio a conocer que próximamente se realizarán reuniones en los niveles estatal, regional y nacional, para proponer tres estrategias fundamentales para el desarrollo de la producción e industrialización del lácteo.

Precisó que la primera consiste en que el precio del producto tiene que ser el exacto para que se puedan recuperar los costos, con una ganancia razonable para los ganaderos.

Dos: El precio por litro de leche no debe estimarse con relación a los precios internacionales, porque éstos se manejan con especulación y además están subsidiados por los gobiernos de países excedentarios.

Tres: es muy importante que se detenga la importación de leche en polvo y de sus derivados, que son de ínfima calidad. Esto obliga a los lecheros a vender por debajo de los costos de producción, porque la industria prefiere otros productos que los que realmente pueden nutrir al género humano en este país.

El dirigente sostuvo que si el gobierno insiste en bajar el precio del litro de leche que adquiere LICONSA para sus programas sociales, lo único que logrará es beneficiar a los importadores y a las grandes industrias que hoy son las que prácticamente ponen en un dilema la actividad lechera de México.

Finalmente comentó que en el país existen 150 mil productores de leche, de los cuales 147 mil no han encontrado a quién vender su producto con seguridad, en tanto que los 3 mil restantes están respaldados por empresas apoyadas por los programas del gobierno federal.