viernes , julio 10 2020

Se solidarizan docentes con alumnos

*Ante la falta de móvil e internet, visitan a estudiantes

 

Izúcar de Matamoros, Puebla. En Rancho Juanitos y en Casa Blanca, colonias de Izúcar, los profesores del Bachillerato General Salvador Díaz Mirón de la Unidad Educativa Tlacaélel, de la colonia Antorcha Popular 1, se dieron a la tarea de visitar a los alumnos en sus domicilios para hacerles llegar las actividades académicas correspondientes al grado que cursan, con la finalidad de lograr.

Al decretar el gobierno que los estudiantes permanecieran en sus casas realizando sus actividades académicas, trabajando con la modalidad a distancia “Aprende en Casa”, para evitar contagios y no poner en riesgo su salud, muchos jóvenes no pudieron afrontar el problema de estar en casa sin internet y sin móvil, por lo que sus profesores se dieron a la tarea de visitarles.

Durante las visita a las colonias, en las que se guardaron las indicaciones de sana distancia, gel y cubrebocas, varias madres de familia expresaron su agradecimiento por la tarea que los profesores se echaron a cuestas, a pesar de la situación que atraviesa el país.

“Estoy agradecida con los maestros por visitarnos en los domicilios y estar al pendiente del trabajo escolar de nuestros hijos. Para nosotros es muy difícil cumplir con las medidas para la educación a distancia, pues no tenemos internet, ni computadoras, ni los teléfonos que se requieren para realizar las actividades en línea. Pero, de todos modos, hacemos el esfuerzo para que nuestros hijos cumplan con sus actividades escolares, a través del WhatsApp”, expresó Claudia Cortes Navarrete, madre de familia.

Imelda Villanueva Gómez, directora del Bachillerato, dijo que “es necesaria la visita domiciliaria para comunicarse con los alumnos y ponerse a sus órdenes por alguna dificultad que se les pueda presentar en la realización de las actividades académicas. Queda claro que el gobierno tiene desprotegidas a las familias, no tienen para comer, se han quedado sin trabajo en esta contingencia sanitaria”.

La desigualdad en la educación se evidenció crudamente y las carencias sanitarias y alimentarias reflejan la gran despreocupación de las autoridades hacia los sectores más desprotegidos. La desigualdad educativa en Izúcar de Matamoros es terrible y, en el terreno educativo, la estrategia que instrumentaron los gobiernos federal y estatal, en la modalidad a distancia “Aprende en Casa”, evidenció con fuerza esta desigualdad. Si esto sucede en Izúcar, que es una ciudad, en las áreas rurales los niños y los jóvenes están más alejados aún de una educación de calidad. Urge remediar esta problemática”, finalizó la profesora.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.