Solicita Camilo Campos a Juan Dueñas honre su palabra y acepte la decisión del TEDF

0
17

Tras ser reinstalado por segunda ocasión como candidato electo del PAN a la Jefatura Delegacional en Cuajimalpa, Camilo Campos López solicitó a Juan Dueñas (presidente del partido en el Distrito Federal) que honre su palabra, respete la decisión del Tribunal Electoral del Distrito Federal, deje de ser un problema y se convierta en un apoyo para el partido y sus candidatos que, sin duda, han sido dañados por las decisiones de aquellos a quienes llamó, «las buenas conciencias».

Campos López fue reinstalado anoche, derivado de la inejecución de sentencia del 4 de mayo que no acataron el Partido Acción Nacional y el Instituto Electoral del Distrito Federal.

«Si hay una afectación real al partido; sin embargo, hoy por hoy la gente no vota por Acción Nacional, sino por el candidato, por la persona. Lo que las encuestas reflejan hoy es la imposición de la diputada Kenia López», aseguró Campos, tras reconocer que existe un empate técnico entre sus contendientes Adrián Ruvalcaba y Luis Rosendo Gutiérrez.

Negó que va a ocupar la candidatura en desventaja con sus adversarios, ya que cuenta con trabajo de campo en los últimos cuatro o cinco años y lo único contra lo que habrá de luchar es ante el conocimiento que la gente tiene de Ruvalcaba y el efecto Mancera que respalda a Gutiérrez.

Al ser cuestionado sobre si la operación cicatriz le restará concentración para realizar su campaña, respondió que «el tema de la operación cicatriz es pura politiquería. A la gente no le interesa y desgraciadamente en Cuajimalpa, gente con gran reconocimiento social no existe. Es algo que no me preocupa».

Lo que si le ocupa es la preocupación de más de 180 mil ciudadanos de la Delegación, inquietados por cómo se le den servicios de primera calidad, que les llegue el agua, que no sigan creciendo los asentamientos irregulares, que el tandeo sea correcto, que se culmine el paso a desnivel sobre la carretera México-Toluca y otros problemas cotidianos por resolver.

Al aceptar que no cuenta con el apoyo de las cúpulas, Campos López realizó una fuerte crítica a sus dirigentes: «Si yo fuera de las familias con pedigrí del Partido Acción Nacional yo no estaría aquí ni me hubieran hecho todas estas impugnaciones; aquí es una lucha generacional con todas esas buenas conciencias, con toda esa hipocresía. Es un tema en donde ya estamos entrando nuevas generaciones como es el caso de Jorge Romero en Benito Juárez o el caso de la Asamblea Legislativa con muchos diputados jóvenes de entre 26 y 30 años; le duele a todas las buenas conciencias que no pudieron hacer nada por el partido en el DF».

Campos desestimó las declaraciones de Gustavo Madero, presidente del PAN a nivel nacional y de Juan Dueñas en el Distrito Federal, a quienes les exigió congruencia porque precisamente sus malas decisiones afectan al partido y a sus candidatos, entre ellos Josefina Vázquez Mota e Isabel Miranda de Wallace.