Solicitan exportadores de pollo de Estados Unidos la instalación de un panel en el marco del TLCAN

0
16


Ante el establecimiento de cuotas compensatorias a la importación de pierna y muslo de pollo provenientes de Estados Unidos, productores exportadores de ese país solicitaron un panel binacional independiente y especializado en el marco del Tratado de libre Comercio con América del Norte, que determine si las cuotas impuestas por la Secretaría de Economía son justas o no.

Tras la resolución final de la investigación antidumping de la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales (UPCI) de la Secretaría de Economía, en donde se establecen cuotas compensatorias que van del 25.7 a 127.5 por ciento, José Luis Cruz, representante en México del Consejo de Exportadores de Aves de Corral y Huevo de Estados Unidos (USAPEEC), reiteró la posición de las empresas exportadoras en el sentido de que no se sustenta ningún dumping, ni hay daño a la industria del pollo en México.
Consideró en entrevista que el método utilizado por las autoridades mexicanas para determinar el dumping no fue consistente pues se estaría concluyendo que en un momento la pechuga vale lo mismos que la pierna y muslo o las alas, es decir, se ignora los valores que tiene cada corte en el mercado.
Advirtió que el problema no es el costo de producción sino el valor que asigna el mercado a cada parte del pollo, y de esto también se ha visto beneficiado México al exportar patas a china en donde el mismo mercado le da un valor aun superior que el de la pierna y el muslo.
El representante de USAPEEC explicó que en 30 días los exportadores presentarán sus argumentos ante el panel conformado por 5 expertos de México y Estados Unidos, y confió en que se obligue a las autoridades mexicanas a retirar ese tipo de barreras a la exportación de pollo proveniente de Estados Unidos.
Explicó que si bien las cuotas compensatorias no se están aplicando en estos momento debido a la emergencia sanitaria por el huevo, en el momento en que termine la contingencia habría una afectación severa no sólo para los exportadores de Estados Unidos sino para los consumidores mexicanos que verán incrementados los precios en un 22.4 por ciento.
«Si de por si las importaciones se ven afectadas por el tipo de cambio, imaginemos los efectos por las cuotas compensatorias que se dan en la resolución final de la SE, va a haber afectaciones severas».
Por su parte, el representante legal de las empresas inconformes, Gustavo Uruchurto, explicó que el proceso podría tardar entre año y medio y dos años por cuestiones operativas pues en el tratado se establece un plazo de 315 días.
Dijo que si la resolución es a favor de los exportadores de los Estados Unidos únicamente se declara la ilegalidad de la resolución y se emitirá una nueva cumpliendo las instrucciones que da el panel, que pueden tener como consecuencia que se elimine la cuota compensatoria, sin embargo, en un omento dado se tendrían que regresar las cotas compensatorias que se cobraron a los exportadores a lo largo del proceso.
Tras informar que actualmente hay al menos 15 empresas exportadoras que están demandando la resolución de la SE, aseguró que en los próximos días este número podría incrementarse y aseguró que «hay muchas posibilidades y argumentos sólidos que yo creo que si pueden resultar favorables a Estados Unidos».