martes , agosto 4 2020

Vence el plazo para modernizar transporte

De acuerdo a lo establecido en las pláticas autoridades estatales y permisionarios del transporte público, hoy se vence el plazo concedido a los transportistas por el gobierno estatal, para cumplir con el compromiso de modernizar las unidades que prestan el importante servicio.

           En qué consiste esa modernización: el retiro o mejor dicho la sustitución de las unidades con diez años de servicio; instalar cámaras de video-vigilancia; Sistema GPS; dotar a los vehículos de torteas de alarma; Plan de datos y conexión C-5 , y dotar a las unidades de botones de alertamiento.

           Se calcula que entre un 30 y un 40 por ciento no han cumplido con esto, pero según los dirigentes de las organizaciones que los agrupan, todos están en la mejor disposición de cumplir los acuerdos, reconociendo que el gobierno estatal ha cumplido la parte que le corresponde.

         El secretario de Movilidad y Transporte, Guillermo Arechiga Santamaría, informó que las autoridades respetearán las unidades cuyos propietarios demuestren que ya están en proceso de modernización. Se retirarán las concesiones a los que no demuestren, mediante contratos con las empresas que harán los cambios necesarios, pues indicarán con ello que están en actitud rebelde.

          Los dirigentes de las organizaciones que agrupan a los concesionarios están de acuerdo y afirman algunos, que para demostrar su buena fé, los que no hayan modernizado sus unidades por diversas circunstancias, retirarán de circulación sus vehículos hasta que hayan cumplido con el compromiso.

          En la inmensa mayoría de los transportistas, hay la intención de cumplir y se demostrará con hechos, señalaron sus dirigentes.

          El gobernador del Estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, concedió una entrevista al equipo de Juego de Troles, que dirige Arturo Rueda, director de este diario y respondió sin problemas a todas las preguntas que le fueron formuladas.

          Entre lo más destacado de dicha entrevista, están las razones que tuvo el mandatario poblano, para prescindir del licenciado Fernando Manzanilla Prieto, como Secretario General de Gobierno. Dijo simplemente, que el estilo de Manzanilla, no correspondía al estilo de este gobierno.

         Y para demostrar que no se trato de nada personal, informó que de las tres veces que el citado profesionista había ocupado el cargo: la primera vez como Secretario de Gobernación y dos veces como Secretario General de Gobierno, estas dos últimas se las debe a él. El estilo de Fernando, no es el que corresponde al gobierno de este momento,señaló.

        Otro asunto importante que tocó el mandatario poblano, respondiendo preguntas de los periodistas, es el de la rueda de la fortuna y su traslado al paseo de San Francisco: “Puede no haber un traslado de la rueda, pero sí va a haber un proyecto urbanístico con la zona y la rueda no es parte de ese proyecto”, señaló.

        Anunció un proyecto para ampliar el aeropuerto de Huejotzingo y convertirlo en un aeropuerto con vocación de carga, para lo que se construirá una nueva pista de rodamiento y una ampliación. Se solicitará al gobierno federal, que nos lo entregue y que dicho aeropuerto, sea operado por el gobierno estatal.

         Los panistas sueñan con los angelitos: su dirigencia estatal, encabezada por Genoveva Huerta Villegas, dice que la afiliación a su partido en el 2017, fue de 24 mil 432, una cifra totalmente fuera de la realidad, sobre todo después de los desastres administrativos, políticos y económicos, dejados por dos gobiernos federales panistas y uno estatal.

          El PAN crecía, en tiempos del “morenovallismo” por el sistema de afiliación que introdujo el jefe de ese grupo, que se adueñó del PAN en Puebla, mediante dádivas y acarreos a los centros de afiliación.

          Acción Nacional ha tenido alguna fuerza electoral en Puebla meramente circunstancial, y localizada en algunos municipios, pero nada indicaba que fuera un partido mayoritario o con presencia en toda la entidad, es más los verdaderos militantes panistas, entraron en contradicciones y se dividieron sus líderes más emblemáticos. Y fue hasta la terminación del periodo morenovallista, que el PAN volvió a ser el PAN se siempre en Puebla: un partido de medio pelo; con presencia en no más de 15 o 20 municipios de los 217 que tiene el estado; con dirigentes medianitos y sin cuadros con oficio político, con capacidad para asumir cargos de responsabilidad electoral o partidista.

          Ana Tersa Aranda, Francisco Frayle, Rivera Pérez, El Tigre y algunos más. Todos ellos se retiraron durante el morenovallismo y están regresando para enterarse de que ya, nada es igual, todo ha cambiado.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.