World Vision alerta situación crítica para la niñez en Venezuela

0

CÚCUTA, COLOMBIA – La crisis humanitaria que experimenta Venezuela y la emergencia en la que ha sumido a los países vecinos, se está convirtiendo rápidamente en una de las peores crisis a nivel mundial, que enfrenta la niñez.

Esta es la perspectiva del Presidente de World Vision Internacional, Andrew Morley, durante su visita a una de las zonas donde opera la organización asistiendo a miles de niños y sus familias en la frontera entre Colombia y Venezuela.

“Decenas de miles de niños y niñas están sufriendo por las acciones o la inacción de los adultos. En World Vision hemos presenciado y atendido situaciones similares en varios puntos del planeta, pero la escala e impacto de esta crisis humanitaria se está convirtiendo en una de las peores que hemos atestiguado”, dijo Morley.

Se estima que cada día 35.000 personas entran a Colombia provenientes de Venezuela en una suerte de migración pendular. De esa cantidad, 5.000 salen permanentemente de su país. La mitad de ellos son niños y niñas, según las autoridades de migración.

“El puente internacional Simón Bolívar -principal punto de entrada- está cerrado, lo que implica que muchos se arriesgan a cruzar por uno de los más de 400 trillos o pasos ilegales a lo largo de la frontera colombo-venezolana, donde son asediados por pandillas, traficantes o redes de explotación”, afirmó Morley.

Más de 3 millones de personas han huido de la crítica situación en Venezuela, en donde la supervivencia para la niñez es más difícil cada día. “Luchan por tener acceso a medicamentos, alimentos, productos básicos, electricidad y empleos. La vida en las comunidades de acogida es mejor, pero la presión es creciente”, advirtió el directivo.

 “Los niños y niñas y sus padres viven en el día a día, arriesgan sus vidas para enviarlos a la escuela, para obtener comida. ¿Cómo nos hemos preparado para apoyarles?”, preguntó el representante de World Vision

“En el caso de Colombia y los países vecinos, la ayuda ha sido muy importante. Aplaudo la profunda y sincera solidaridad y generosidad mostrada por las familias y comunidades de acogida”, expresó.

 “El conflicto y la pobreza no respetan nacionalidades, pero la esperanza tampoco tiene fronteras. Tenemos que hacer más y mejor para apoyar a quienes más necesitan”, agregó.

World Vision necesita US$ 25 millones para asistir a 300.000 personas en Colombia, Ecuador, Perú y Brasil en asocio con agencias de Naciones Unidas y organizaciones locales, puesto que la crisis no da señales de retroceder. Sin embargo, el plan regional de respuesta de Naciones Unidas apenas ha alcanzado un 10% de financiamiento.

“La niñez proveniente de Venezuela merece oportunidades”, dijo Morley, al desafiar a los gobiernos y a la sociedad civil a dar más para financiar y apoyar a los países que están enfrentando el impacto de la crisis venezolana. “Tenemos la oportunidad de fortalecer nuestros esfuerzos colectivos y asegurar que ningún niño quede desprotegido”, aseveró.

Al refrendar los compromisos suscritos por los estados signatarios del Acuerdo Global sobre Refugiados y Migraciones Ordenadas y Seguras, World Vision llama a la comunidad internacional a comprometer su apoyo, y en particular su respaldo sostenido a la protección y cuidado de los niños y niñas migrantes.

World Vision manifiesta su preocupación por la escala de los desplazamientos humanos provenientes de Venezuela y por las condiciones en las que sobreviven aquellos quienes no han podido salir del país.

 “Trabajamos en varios de los contextos más peligrosos y desafiantes del planeta, los más remotos, donde la violencia y la inestabilidad privan a los niños de una vida plena, donde la niñez es más vulnerable y la esperanza es su mayor necesidad. Hoy estoy en uno de esos lugares y requiere la atención del mundo”, concluyó Morley.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.