Agrupaciones Sociales y Civiles de Puebla otorgan un reconocimiento al Rector Enrique Agüera

0
153

El cambio verdadero que ha experimentado la BUAP en los últimos ocho años es el prestigio que hoy goza, con estudiantes que se forman en una de las mejores universidades de América Latina, afirmó el Rector Enrique Agüera Ibáñez al recibir un reconocimiento por parte de las Agrupaciones Sociales y Civiles de Puebla, en el Aula Virtual del Complejo Cultural Universitario.

“Hoy no somos ni malos ni feos, como el viejo estigma de lo público; hoy somos una de las mejores universidades del país y de América Latina, y ése fue el propósito que impulsó mi gestión hace ocho años, pues el verdadero cambio debe tocar la vida de las personas”, dijo.

En representación de las Agrupaciones Sociales y Civiles de Puebla, Sandra González de Ita entregó el reconocimiento Agüera Ibáñez, como una distinción “a la persona, cuya preparación y visión ha contribuido a engrandecer el orgullo que es hoy para los poblanos la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla”.

Así también, agregó, “un reconocimiento a su liderazgo y gestión al frente de la BUAP, y como agradecimiento por su compromiso con la educación, en especial con los que menos tienen”.

Ante integrantes de las agrupaciones –artistas, comerciantes, voceadores, colonos, mujeres, entre otras organizaciones-, el Rector de la Máxima Casa de Estudios en el estado agradeció tal distinción al tiempo que dijo estar convencido que la construcción de una nueva sociedad requiere de la participación de todos.

“Construir el cambio verdadero significa incluir a todos, tener la sensibilidad de escuchar y dialogar, para sumar talentos y esfuerzos en aras de construir una nueva sociedad con visión de fondo”, precisó.

Agüera Ibáñez recapituló sobre el inicio de su gestión, cuando, dijo, “invertimos la pirámide de prioridades y colocamos en el centro de nuestra atención a los estudiantes. A partir de allí, continuamos con los académicos, el motor para desplegar todo el talento y formar buenos estudiantes. Después vino la construcción de edificios y grandes obras. No ha habido desperdicio, porque nos propusimos en todo beneficiar a las personas”.

Para finalizar afirmó que con esa visión de fondo se construyó lo que hoy es la Máxima Casa de Estudios en el estado: “una gran universidad, con un clima de respeto y diálogo, prestigio, premios, reconocimientos y sólo buenos resultados”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí