Cabildo ordena frenar contaminación por ruido

0
34


En conferencia de prensa, la Regidora Verónica Mastretta Guzmán, Presidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente, confirmó que las modificaciones legales para combatir la contaminación por ruido en la capital poblana han comenzado a surtir efecto a partir del 7 de septiembre, día en que las reformas al Código Reglamentario Municipal (Coremun) se publicaron en el Periódico Oficial del Estado.

Ahora, no sólo los comercios establecidos, sino también los vehículos que generen ruido en el municipio de Puebla podrán ser multados si contaminan por la vía sonora.
Basado en la Norma Oficial Mexicana 01-81-1994, el Cuerpo Edilicio de Puebla aprobó que los límites máximos de volumen de una fuente sonora fija o móvil, sean de 68 decibeles de 6 de la mañana a 10 de la noche, y de 65 decibeles de 10 de la noche a las 6 de la mañana.
Mastretta Gusmán confirmó que serán inspectores de la Secretaría de Medio Ambiente y Servicios Públicos los encargados de verificar que dicha norma se cumpla a través del uso de sonómetros, aparatos con los que se medirá el volumen del sonido tanto de comercios establecidos de todo tipo, como de vehículos repartidores de diversos productos, así como de camionetas de publicidad móvil, las cuales constantemente son reportadas por los vecinos de diversas partes de la ciudad por causar ruido excesivo.
La Regidora Verónica detalló que en casos especiales como los vendedores de películas o discos situados en cocheras o entradas de edificios y que superen los límites permitidos, se les requisarán las bocinas y éstas sólo les serán devueltas tras el pago de una multa; las sanciones máximas para quien haga ruido en Puebla ascienden hasta los 10 mil pesos, y en caso de reincidencia, se clausurará a quien insista en superar el límite sonoro.
En el caso de vendedores callejeros que usan bicicletas y motocicletas, y a la par promueven sus productos con bocinas, en caso de que superen los límites de volumen serán remitidos a los Juzgados Calificadores; las sanciones serán proporcionales al tamaño del infractor, ya que «no podemos sancionar igual a una empresa grande que vende electrodomésticos, colchones, o disqueras que sacan las bocinas a la calle violando la norma, que a un vendedor de tamales», ejemplificó Verónica Mastretta.
Asimismo, indicó que se hará énfasis en vigilar a los comercios ruidosos del Centro Histórico, incluyendo los alrededores del zócalo; se quiere que a la par del corredor turístico que se arregle entre la zona de Los Fuertes y el Zócalo, haya una zona turística ordenada y amigable, remató la presidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente.