Canela, una película que rescata la tradición de la cocina mexicana

0
144

canela

Mole Poblano, tostadas de huanzontle, chiles en nogada, sopes de pato, panuchos y enchiladas potosinas, toda la comida mexicana y algunas otras invenciones tienen lugar en la película Canela. Una batalla de sabores, que marca una nueva faceta en la carrera de la actriz Ana Martin en el papel de una dedicada abuela, dueña del restaurante El Molcajete.

En conferencia de prensa para dar a conocer los pormenores de esta cinta producida por Videocine y que se estrenará el próximo 12 de abril, el director Jordi Mariscal, afirmó que la película está sustentada en las tradiciones, pero sobre todo en el talento actoral para difundirlas.

«Creo que la cocina es un mundo muy femenino, pero al mismo tiempo universal. Admiro muchas películas que hablan de comida, por supuesto la referencia mexicana es Como agua para chocolate, pero hay otras como El festín de Babette o Ratatouille. Cuando escribía el guión pensé que en nuestro país estaba haciendo falta una película que hablara de nuestra cocina tradicional y ahí fue donde comenzó la aventura con estas formidables actrices».

Acompañado por Ana Martin, la productora Ivette Gurza, Mónica Dionne, Norma Angélica y la niña actriz Isabel Yáñez, el realizador explicó que para conformar los platillos de la cinta se realizó una profunda investigación, tanto con chefs como en restaurantes de gran tradición.

«La gastronomía es cultura y queremos darle su justo lugar como parte de nuestro patrimonio, también deseamos que esta película sea como una comida familiar, una reunión a dónde puedan venir personas de distintas generaciones: la abuela, la hija, hasta la nieta. Sin duda es un trabajo que nos ha dado muchas satisfacciones, comenzando por lo bien recibida que ha sido en festivales como Berlín y Toronto».

Sobre esta nueva etapa de su carrera, en la que interpreta a una abuela que enseña a su nieta los secretos de la buena cocina, Ana Martin confesó que a sus 65 años resultó un placer participar en una producción de corte familiar que apuesta por el retorno de las familias a las salas de cine.

«Es una película muy colorida, colmada de matices y de elementos que nos recuerdan la riqueza de las tradiciones de nuestro país. Creo realmente que en nuestra cocina se encuentra buena parte de nuestra identidad y cada uno de nosotros debe poner su grano de arena para conservarla».

La actriz Mónica Dionne, quién interpreta a la catadora experta en comida mexicana que decide la suerte de las protagonistas en un concurso,  confesó que ésta podría ser «la película de su vida», por la relación tan cercana que en lo personal tiene con la cocina.

«Yo soy de las personas que viven hablando de comida, de hecho mis conocidos dicen que mientras como estoy platicando sobre las virtudes de otro platillo, por eso me identifique tanto con la trama, pues en la cocina de mi casa tengo muchas recetas y lo que más disfruto es mezclar ingredientes. Conozco bien la magia de la cocina y de lograr sabores desconocidos».

Norma Angélica mencionó que el desaparecido actor Carlos Cobos le tuvo un gran cariño al guión, pues era un amante de la comida mexicana.

«Todo el equipo que se conjuntó para esta película entramos en una atmósfera muy familiar. Fue un honor compartir el set con Carlos, quien deja una actuación entrañable. Pienso que el público va a disfrutar mucho la historia, pero sobre todo, se va a identificar con todos esos elementos que forman parte de su cultura”.

La joven actriz Isabel Yáñez, dijo que al principio sintió un gran nerviosismo por compartir actuaciones con una decana del cine como Ana Martin, pero a medida que iban avanzando las secuencias entró en la misma dinámica que tiene con otras mujeres de su familia que hacen de la cocina un punto de reunión.

«Me siento muy afortunada de este debut con una gran actriz como ella, pero además, de que sea una película donde todos, sin importar la edad, podemos ver cosas que queremos mucho de nuestra vida familiar».

Finalmente, Jordi Mariscal reconoció el trabajo del fotógrafo Héctor Ortega, quien logró captar no solo la belleza estética de los platillos mexicanos, sino su modo de preparación tradicional en molcajetes, en estufas, en comales, con sus innumerables ingredientes.

«Canela es una película que todos vamos a poder saborear, oler y palpar, y donde la comida es una protagonista más que nos habla de la gran riqueza que, no solo nos une, sino que es nuestra herencia para futuras generaciones».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí