Caso Puebla

0

HIPOLITO CONTRERAS.-

Después de la histórica elección del  uno de julio del 2018 en la que el  que el pueblo de  México decidió  libremente  la fuerza política y  al  Presidente que gobernará  México en los próximos seis años, así como el congreso federal, congresos locales, gobernadores y ayuntamientos, quedaron algunos pendientes, casos aún no resueltos, el del estado de Puebla es uno de ellos.

En Puebla  capital y todo el estado de Puebla, como se sabe, la Coalición  Juntos Hagamos Historia ganó casi todo: las dos senadurías, la mayoría de diputaciones federales y locales, la capital del estado, lo único que no ha ganado hasta ahora es la gubernatura.

Algunos opinan que la lógica dice que si Morena barrió en Puebla y  que actuó como  una aplanadora, debió ganar también el gobierno del estado, dicen que si los  poblanos votaron seis de seis en la elección debió ser carro completo,  llevarse todo el pastel incluyendo la  joya de la corona, la gubernatura.

Pero también es cierto que hubo voto diferenciado, es decir que  miles de ciudadanos  en las boletas votaron en unas  a favor de  Morena y en otras en contra, y fue legal.

De acuerdo al Conteo Rápido en la noche del domingo y al Programa de Resultados Preliminares (PREP),  la elección a  gobernador  fue  muy cerrada con una diferencia de tres puntos  en las preferencias electorales entre el  candidato de Morena y la candidata del Partido  Acción Nacional, diferencia que se  ha mantenido a lo largo de estos días a favor de la Mtra. Martha Erika Alonso Hidalgo.

Hay que recordar que el estado de Puebla ha sido la entidad que más problemas ha presentado antes, durante y después de la elección, hubo actos  violentos,  asesinatos de candidatos, heridos, robo y quema de urnas, amenazas, de todo hubo. Puebla es el estado que más problemas dio, en los demás estados hubo incidentes  pero nada más, a nivel nacional se dice que fue una elección tranquila e histórica. En Puebla no.

Como sabemos, el problema  más reciente  fueron los hechos  violentos del pasado martes en el hotel MM  ubicado al sur de  la capital. Al lugar llegaron los  dirigentes y militantes de la Coalición Morena-PT  y Encuentro Social con el fin de buscar evidencias de un supuesto  fraude electoral, los dos grupos  se acusan  mutuamente de los hechos violentos. Los  de la  Coalición aseguran que en ese lugar operaba un laboratorio electoral con el fin de  alterar actas de casillas y de esa forma  darle ventaja  la candidata del PAN, pero lo cierto es que  no lo han podido probar, en cambio el PAN  los acusa de haber ingresado  ilegal y violentamente a este lugar, para lo que presenta videos, todas las personas que fueron detenidas fueron liberadas horas después con la advertencia de que sigue el proceso y que deben estar disponibles por si son requeridas.

Todo esto está muy revuelto, muy confuso, los dos grupos actores se dicen agredidos. Los panistas aseguran que no hay fraude y que  llevan una ventaja  de cuatro puntos, los morenistas exigen a las autoridades  electorales que se cuente nuevamente voto por  voto y casilla por casilla, aseguran que  la ventaja del candidato  Luis Miguel Barbosa es de  10 puntos.

En conferencia de prensa el viernes  6 de  julio el candidato de Morena, Luis Miguel Barbosa Hiuerta, informó que si  el domingo el Instituto Electoral del estado le entregaba la constancia de mayoría a Martha Erika  Alonso, Morena procedería a presentar una impugnación ante  el Tribunal Electoral del Estado y  posteriormente ante el Tribunal Electoral del Poder  Judicial de la Federación, precisó que no se iba  permitir el fraude.

Si el caso es llevado al TEPJF, el máximo tribunal electoral del país, en el que se supone se aplica el estado de derecho, va a investigar todo lo sucedido en Puebla antes,  durante y  después de la jornada electoral,  si al final concluye que el proceso fue legal y reconoce la resolución del  Instituto Electoral del Estado,  que el pasado domingo entregó la constancia de mayoría a Martha Érika  Alonso Hidalgo. ratificará el triunfo de la candidata del PAN, pero si por el contrario encuentra elementos suficientes para  concluir que hubo fraude, procederá a instruir  se realice  el recuento de votos, o bien a anular la elección e instruir a las autoridades electorales del estado de Puebla a  realizar una elección extraordinaria.

Lo que no se sabe, seguramente la ley electoral  lo dice, si se  anula  toda la elección o sólo para gobernador. Si se anula  toda Morena corre el riesgo de perder muchas posiciones ya ganadas y que fueron la mayoría. En una elección  extraordinaria  no precisamente se repetirá el mismo resultado de la primera.

Vamos a esperar lo que sucede en Puebla, pero para el presidente  electo, Andrés Manuel López Obrador, esto no es bueno, si en el resto del país la elección fue relativamente tranquila, en Puebla  fue lo contrario, él mismo ha dicho que las autoridades correspondientes deben  investigar y llegar a la verdad.

Eso es lo que deben de hacer las autoridades electorales, aplicar la  ley, ser imparciales. Tienen tres caminos: reconocer el triunfo de Martha Erika Alonso  Hidalgo, ordenar el recuento de votos, o anular la elección y convocar a una  elección extraordinaria.  Es tiempo ya que se respete el estado de derecho.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.