Celebra la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” sus 70 años

0
16

Una obra escultórica de temática libre elaborada en masaroca y de hasta tres metros de altura que sea realizada en un periodo de 15 días es el reto al que se enfrentarán los 22 participantes del Simposio Internacional de Escultura Monumental en Masaroca que hoy fue inaugurado en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”.

La ceremonia se realizó durante la conferencia en donde se dieron a conocer los detalles del simposio, la cual fue efectuada la tarde de este martes 16 de octubre en dicho recinto, en donde estuvieron presentes Arturo Sánchez, gerente general del Club Deportivo y Social de Cooperativa Cruz Azul; Eloy Tarcisio López, director de “La Esmeralda”; Carlos Carsolio, director de la empresa MasaRoca, y Jainer León, docente de la Facultad de Arte de la Universidad Distrital “Francisco José de Caldas” de Colombia.

Durante su intervención, Eloy Tarcisio conversó sobre la importancia de la escultura, hizo un breve recorrido por la historia de “La Esmeralda” y habló de sus objetivos, para finalmente, declarar inaugurado el simposio, que, dijo, además de ser un espacio conmemorativo para los 70 años de la escuela, también será un lugar de convivencia de los jóvenes estudiantes con los escultores reconocidos.

“La escultura es una reflexión plástica que tiene una gran historia desde que el hombre se hizo consciente de sus habilidades físicas, sicomotoras y conceptuales. Es un medio de expresión que no se va a alejar del hombre porque siempre hay la necesidad de poder construir con las manos, con el cuerpo y con los materiales más primitivos o antiguos, pero también con los más modernos, como la masaroca que vamos a utilizar en este simposio”.

Añadió que el encuentro tendrá como objetivo reunir a maestros de diferentes escuelas de la república mexicana que vengan con sus estudiantes y que se encuentren con los alumnos de “La Esmeralda” para convivir, enriquecerse de diferentes culturas y visiones.

De esta forma, a través de la escultura, se podrá conocer la identidad, forma de expresión y concepto de vida de cada uno de los 22 participantes: ocho docentes, once alumnos y tres escultores procedentes de las Facultades de Arte de las universidades con las que “La Esmeralda” tiene vínculos académicos, como son la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM; la Universidad Autónoma del Estado de México; la Escuela Superior de Artes de Yucatán, la Universidad Veracruzana; la Escuela Popular de Bellas Artes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, de Colombia; la Escuela de Arte en Braunschweig, Alemania, y los escultores Alfonso Campos Quiroz, Claire Becker y HERSUA (Manuel de Jesús Hernández Suárez).

En este sentido uno de los participantes del simposio, Jainer León, docente de la Facultad de Arte de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, de Colombia, dijo que el evento ofrecerá la oportunidad “de dialogar, generar sueños y propuestas para continuar el legado de la escultura a través del tiempo ya que cada uno de nosotros trae una escuela para presentar, otra para demostrar y una más para aprender”.  Simposio Internacional de Escultura Monumental en Masaroca, Club Deportivo y Social de Cooperativa Cruz Azul, Arturo Sánchez, Universidad Distrital “Francisco José de Caldas”,

En la conferencia de prensa también se dio a conocer que las 17 obras producidas en masaroca serán donadas a la Ciudad Cooperativa Cruz Azul, ubicada en Hidalgo, con el objetivo de que puedan ser observadas por sus habitantes y, de esta forma, puedan acercarse a la cultura y al arte.

En este contexto, Carlos Carsolio detalló las características del material masaroca y dijo que por sus características permitirá a los participantes crear obras innovadoras con posibilidades de crecimiento económico, social y ecológico.

“Masaroca es una masa que endurece como roca, una especie de plastilina que finalmente se convierte en un concreto que no escurre. Al usarla deberán aplicar una técnica distinta que permite la fusión entre la Arquitectura y la Escultura.

“Al proporcionales este material a jóvenes talentosos de la escultura estaremos impulsando una evolución y aportando a la sociedad un movimiento creativo resultado de una suma de cerebros e inquietudes que avancen hacia una escultura orgánica y mucho más creativa”.